glutation
Photo by Ella Olsson (Unsplash)

De moda

Glutatión, el superhéroe de los antioxidantes

Con la edad producimos menos y su poder protector decae. ¿Es buena idea tomarlo como suplemento? Te aclaramos estas y otras dudas.

Lucía Martínez

El glutatión es uno de los suplementos que están más de moda. En infinidad de webs se glosan sus virtudes como: antioxidante, antienvejecimiento o efectivo contra el cáncer.

Junto a estas afirmaciones suele aparecer algún link que nos anima a adquirir el bote de pastillas que lo contienen. Así que vamos a preguntarnos, ¿realmente es tan eficaz?

Se está investigando el uso médico de este "antioxidante endógeno" (lo produce nuestro cuerpo y está presente en algunos alimentos) en diabetes, cáncer, hepatitis y enfermedades neurodegenerativas.

Se emplea como ayudante en patologías como el síndrome por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), pues puede reforzar el sistema inmunitario, que tan comprometido se ve con el desarrollo de esta enfermedad.

Es posible que en poco tiempo podamos hablar de resultados más concretos y propuestas de tratamiento bien documentadas.

Gran potencial en el refuerzo del sistema inmunológico

Actualmente sabemos que la administración mediante parches es más efectiva que la vía oral a la hora de subir los niveles de glutatión en sangre, ya que la digestión lo degrada en parte. Por ello, a menudo se administra el fármaco N-acetilcisteína (NAC), que actúa como precursor y ayuda a aumentar los niveles de glutatión de manera efectiva.

Por los resultados obtenidos en algunos estudios realizados con plenas garantías, no parece que suplementarlo aporte ventajas a las personas sanas. Podemos potenciar su producción endógena con ejercicio físico y una dieta que aporte todos los nutrientes que necesitamos.

Diez preguntas para saber todo lo que necesitas sobre el glutatión:

1. ¿Qué es el glutatión?

Es una molécula peptídica compuesta por la unión de tres aminoácidos: cisteína, glutamato y glicina. Está presente en todas las células de nuestro cuerpo.

Su diseño le permite neutralizar los radicales libres, que son los principales responsables del daño oxidativo. Su producción va disminuyendo con la edad y se estimula con la práctica habitual de actividad física.

2. ¿Para qué sirve?

Lo llamamos "antioxidante endógeno" porque lo produce nuestro organismo y su principal función es proteger a las células de la oxidación. También tiene funciones en la metabolización de la energía y el funcionamiento de las defensas.

Además, potencia la actividad de otros antioxidantes exógenos (que obtenemos de los alimentos) como la vitamina C y la vitamina E.

3. ¿Dónde se encuentra?

Aunque nuestro propio cuerpo produce glutatión, este también se encuentra en los alimentos. Los veganos lo consumen, por ejemplo, con la espinaca, el aguacate, los espárragos, la patata, el brócoli o los cítricos.

La ingesta dietética no se relaciona con una mayor concentración plasmática ni mayor actividad.

4. ¿Es el antioxidante más importante?

Suele decirse, pero no es exactamente así. A lo que suele referirse esta afirmación es a que es capaz de volver a activar otros antioxidantes que ya estén oxidados, como la vitaminas E y la vitamina C, el ácido lipoico o la coenzima Q10, y de hacer que vuelvan a estar listos para hacer su trabajo.

5. ¿Son útiles los suplementos?

Los suplementos puede que sean útiles en momentos de elevado estrés oxidativo (fumadores, cáncer) y en inmunodeprimidos, pero dispensados por profesionales sanitarios para controlar dosis e interacciones.

La ingesta prolongada puede afectar a los niveles de zinc.

6. ¿Resulta vital para el sistema inmunitario?

Sí, el glutatión es necesario para el correcto funcionamiento de los glóbulos blancos de nuestro sistema inmunitario. Les ayuda a reproducirse adecuadamente y a ser efectivos en la lucha contra virus, bacterias y otros patógenos que supongan un peligro para nuestra salud.

7. ¿Es realmente un protector del cerebro?

Es verdad que las personas con enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer presentan un mayor estrés oxidativo, pero todavía no hay evidencias suficientes como para poder afirmar que la suplementación con glutatión sirva para prevenir estas enfermedades.

8. ¿Tiene un efecto desintoxicante?

Se une a algunos tóxicos en el hígado y colabora en su eliminación por vía renal. Esto forma parte de la función normal de estos órganos en la limpieza del organismo. No podemos esperar que nos sirva por sí solo para curar una enfermedad.

9. ¿Es lo mismo que glutamina o glutamato?

No, y no hay que confundirlos. Aunque los tres tienen nombres parecidos, son moléculas distintas.

  • La glutamina es uno de los tres aminoácidos precursores del glutatión; es decir, es un ingrediente necesario para que el organismo lo pueda fabricar.
  • El glutamato es un neurotransmisor.

10. ¿Puedo aumentar su nivel orgánico?

Sí, lo puedes hacer con las siguientes pautas:

  • Controlando el estrés.
  • Evitando tóxicos como el tabaco o el alcohol, que aumentan la presencia de radicales libres.
  • Haciendo ejercicio físico.
  • Llevando una dieta saludable que asegure la presencia de todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?