Pan sin levadura: los mejores trucos y recetas

Hacer pan sin levadura en casa es sencillo si se conocen algunos trucos. Estos panes sin levadura sientan bien al sistema digestivo y te servirán tanto para hacerte tostadas como para acompañar tus comidas.

Pan sin levadura integral

Pan sin levadura a base de harina integral, hecho con bicarbonato al estilo irlandés.

Stockfood

Para muchas personas sería casi imposible imaginar su día a día sin sus tostadas de desayuno o su rebanada de pan para acompañar las comidas. Pero no a todo el mundo le sienta igual de bien y aprender a hacer pan sin levadura puede ser la solución. 

Los ingredientes básicos de este alimento imprescindible son harina, levadura, agua y un poco sal. Cuando se habla de si un pan es realmente saludable, se suele considerar el tipo de harina, el contenido de gluten e hidratos de carbono o el hecho de si es integral o se ha elaborado con harinas refinadas. Sin embargo, en algunos casos, el problema del pan puede ser también la levadura que contiene.

Algunas personas tienen que evitar en su dieta todo tipo de levaduras y hongos porque les producen problemas digestivos, sobre todo las personas con alergias e intolerancias, digestión sensible, candidiasis o enfermedades autoinmunes, así como las personas que llevan una dieta de eliminación.

Pero la buena noticia es que, si tenemos que eliminar la levadura de la dieta, no estamos obligados a renunciar al pan. Es posible preparar panes sin levadura en casa que también son deliciosos.

Cómo hacer pan sin levadura

La levadura de panadero es un tipo de hongos microscópicos y su función principal es aumentar el tamaño y dar esponjosidad al pan. Este microorganismo es el encargado de fermentar el azúcar de la harina y, como resultado, produce gases como el dióxido de carbono que forman burbujas en la masa.

Para eliminar este microorganismo, podemos usar otro tipo de agentes leudantes como polvo para hornear, también llamado levadura química, que se suele emplear en preparación de bizcochos, magdalenas y otros platos dulces.

Otra opción es emplear bicarbonato y algún componente ácido como vinagre, limón o yogur en la masa. El componente ácido es inevitable, ya que ayuda a activar y crear el dióxido de carbono, que es lo necesario para levantar la masa. El bicarbonato se suele usar en menor cantidad, en general un cuarto de cucharadita para cada taza de harina.

La ventaja de estos dos ingredientes es que no hace falta ni amasar ni dejar fermentar la masa, por lo que la preparación es mucho más rápida. Solamente se mezclan directamente con la harina y otros ingredientes, se forma el pan y se hornea.

Para panes sin levadura y también sin gluten, aparte de los agentes leudantes conviene añadir psyllium, otro ingrediente que hace este tipo de panes sin levadura más esponjosos.

¿el pan de levadura madre se tolera mejor?

Algunas personas  que tienen que llevar una dieta sin levaduras toleran el pan preparado con levadura madre, ya que la levadura madre es más fácil de digerir. Este tipo de pan no contiene la levadura convencional añadida, sino que usa la masa madre  –un cultivo de harina y las levaduras salvajes presentes en los cereales y en el medio ambiente–. Lo único importante es asegurarse de que el pan está preparado únicamente con la levadura madre, ya que muchos panes industriales que se presentan así suelen añadir la levadura de panadero seca para obtener una textura más esponjosa.

De "levadura madre" pero sin levadura

Es también posible elaborar panes similares a los de masa madre preparada con harina, pero sin levadura ni harina. Son panes sin levadura hechos solamente a base de cereales integrales en grano como el trigo sarraceno o la quinoa, sin ningún agente leudante, solamente con las propias bacterias de los cereales y del ambiente. 

Receta de pan de trigo sarraceno fermentado sin gluten

Este tipo de panes, como los panes con masa madre,necesitan más tiempo de elaboración: en general, unas 24 horas. En realidad, contienen los microorganismos salvajes y son más fáciles de digerir, de modo que las personas con intolerancias y alergias las suelen tolerar mejor.

Recetas de pan sin levadura

Te dejo aquí tres recetas de pan sin levadura para hacer en casa. Verás que es sencillo y que quedan muy bien.

Pan sin levadura a base de lentejas

Pan sin levadura a base de lentejas

Stockfood

Pan sin levadura de lentejas rico en proteínas

Este es un pan sin levadura ideal para deportistas por su aporte de proteína, para niños y adolescentes en crecimiento, y para mujeres, sobre todo durante la primera fase de su ciclo por el aporte de hierro de las lentejas y el zinc y otros nutrientes de las semillas.

INGREDIENTES PARA 1 hogaza

  • 1,5 tazas de lentejas
  • 1/2 taza de semillas de calabaza o girasol
  • 1/2 taza de semillas de lino
  • 1 taza de copos de avena
  • 1 1/3 taza de agua
  • 3 cucharadas de psyllium
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 cucharaditas de polvo para hornear

PREPARACIÓN (10' + 45' cocción + 8h remojo):

  1. Echa las lentejas en un bol, cubre con agua y deja en remojo a temperatura ambiental durante unas 8 horas.
  2. A la hora de hacer el pan, precalienta el horno a 200 grados y descarta el agua de remojo de las lentejas.
  3. En una batidora de vaso potente o con ayuda de un túrmix, tritura las semillas y los copos de avena hasta obtener harina. Echa esta harina en un bol, añade el psyllium, la sal y el polvo para hornear y mezcla bien.
  4. Tritura las lentejas remojadas y escurridas con 1 y 1/3 taza de agua. Vierte la mezcla líquida a la mezcla seca, mezcla bien y deja reposar unos 15 minutos.
  5. Unta un molde para hacer pan con aceite o forra una bandeja con papel vegetal.
  6. Forma hogaza con la masa y hornea unos 45-50 minutos, hasta que al introducir un palillo en el pan este salga seco.
Pan sin levadura de trigo sarraceno y quinoa

Pan sin levadura de trigo sarraceno y quinoa

Stockfood

Pan sin levadura de trigo sarraceno y quinoa

Este pan fermentado, de sabor ligeramente ácido gracias a una fermentación lenta, se prepara sin ninguna harina, únicamente con granos integrales y  una pizca de sal. Con una tostada de este pan para desayunar seguro que no pasarás hambre hasta la hora de comer.

Gracias a los ingredientes es también naturalmente libre de gluten, rico en proteína, fibra, antioxidantes, minerales como magnesio, hierro, calcio, zinc y fósforo, vitaminas del grupo B y vitamina E.

Con este pan no solo evitas los problemas causados por la levadura si eres sensible a esta, sino que promueve la salud del tracto digestivo, contribuyes a la regulación del azúcar en la sangre y al control de peso, fortaleces el corazón, mejoras el aspecto de la piel y el cabello, y combates la inflamación.

INGREDIENTES PARA 1 Pan

  • 325 g de trigo sarraceno en grano
  • 100g de quinoa en grano
  • 1 cucharada de vinagre de manzana o 1 cucharada de zumo de limón
  • 250ml de agua de manantial
  • 1 cucharadita de sal marina no refinada
  • 4 cucharadas de semillas (opcional)

PREPARACIÓN (10' + 80' cocción + 24h reposo):

  1. Lava bien los cereales en un colador de malla fina y échalos en un bol grande. Cubre bien con agua templada filtrada o de manantial, añade una cucharada de vinagre de manzana sin pasteurizar o una cucharada de zumo de limón y deja en remojo a temperatura ambiental unas 8 horas o hasta toda la noche.
  2. Transcurrido el tiempo de remojo, descarta el agua y escurre bien los cereales en un colador. No los laves para preservar los microorganismos presentes en los cereales.
  3. Echa los cereales remojados  en una batidora de vaso o un bol de vidrio o cerámica, añade 250 ml de agua filtrada y tritura con la batidora de vaso o un túrmix hasta obtener una masa líquida sin grumos. Si usaste una batidora de vaso, vierte en un bol de vidrio, tapa con un trapo de cocina y deja fermentar unas 10-14 horas. La temperatura ideal para la fermentación son 30-35 grados. Para conseguir esta temperatura, puedes colocar la masa en un horno templado, colocar en el horno junto con un bol lleno de agua hirviendo o encender las luces en el horno. Con una temperatura más baja, la fermentación necesitará más tiempo. Transcurrido el tiempo de fermentación, deberías observar burbujas en la masa y que la masa aumentó su tamaño.
  4. Para hacer el pan, precalienta el horno a 180 grados. Forra un molde para hacer pan con papel vegetal y unta bien con aceite, ya que el pan tiene tendencia a pegarse.
  5. Añade la sal a la masa, mezcla bien y vierte en el molde. La masa es más líquida de lo habitual pero es normal. Espolvorea con semillas si lo deseas y hornea durante 80 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga seco.
Pan sin levadura integral

Pan sin levadura integral

Stockfood

Pan sin levadura hecho con harina integral

Un pan integral muy fácil de hacer, con un par de ingredientes y, aunque necesita fermentación, el pan caliente puede estar en la mesa en menos de una hora.

La textura esponjosa se consigue gracias a la combinación de bicarbonato y vinagre y es ideal para las personas que tienen que evitar las levaduras.

Es una receta tradicional de Irlanda.

INGREDIENTES PARA 1 hogaza

  • 4 tazas de harina de trigo o espelta integral
  • 1 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de sal
  • 500 ml de leche o bebida vegetal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre o zumo de limón

PREPARACIÓN (10' + 50' cocción):

  1. Precalienta el horno a 200 grados y forra una bandeja para horno con papel vegetal.
  2. En un bol mezcla, la harina con el bicarbonato y la sal.
  3. En el centro haz un hueco y vierte la leche, el vinagre y el aceite y mezcla bien con las manos hasta conseguir una masa lisa.
  4. Dale forma de hogaza, coloca sobre la bandeja y hornea unos 45-50 minutos o hasta que al pinchar el pan con un palillo este salga seco.

Schema: Receta

 

 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?