Podcast: meditación tántrica guiada

Meditación en cucharita para fortalecer el vínculo con tu pareja

Hay un potencial maravilloso de crecimiento personal y consciente en pareja, y la meditación tántrica guiada de este podcast puede ayudaros en ello mientras mantenéis vuestro vínculo fuerte y sano.

Lidia González Alija
Lidia González Alija

Acompañante emocional especialista en exploración interior.

Puedes escuchar la meditación guiada dando play a continución (no hace falta que te descargues la aplicación).

Las prácticas tántricas nos ayudan a tener relaciones conscientes y profundas. Posiblemente habrás leído algo parecido muchas veces, aunque entiendo que se te haga difícil tener una idea de su potencial real sin haber experimentado sus efectos de forma directa.

Realizar una meditación guiada tántrica puede ayudar a crear un momento de intimidad en la pareja en el que intercambiar energía y apoyo y, juntos, crear equilibrio y armonía entre vosotros y también en cada uno de forma individual.

Beneficios de la meditación tántrica para la pareja

Os propongo una meditación tántrica para hacer en la postura de la cucharita, perfecta para hacer en cualquier momento del día, inspirada en el libro Tantra. El arte oriental del amor consciente, de Charles y Coroline Muir. Os ayudará a:

  • Ralentizar el ritmo de vuestro día para soltar la dinámica del hacer y conseguir constantes tan presentes en nuestra sociedad.
  • Dedicaros un espacio sagrado para vosotros y vuestro vínculo.
  • Mantener vuestro vínculo fuerte y sano.
  • Puede ser un recurso maravilloso para momentos en los que haya tensión en la relación, os sintáis distantes o desconectados.
  • Puede ayudaros a soltar barrerar invisibles que os separen y conectar desde el corazón para restaurar vuestro vínculo y crear armonía.

Personalmente, cuando pienso en tantra pienso en vulnerabilidad. No creo que una conexión profunda entre personas pueda ser posible sin vulnerabilidad, como algo precioso que tiene nuestra atención, cariño y cuidado. Y cuando hablo de vulnerabilidad me refiero a tus miedos, tus inseguridades más profundasy los sentimientos que pones más esfuerzo en esconder, incluso hacia ti misma/o.

Para mostrar esa parte de forma abierta, necesitamos dos factores principales; primero, darnos el permiso para descubrir, mirar y enfrentar nuestras propias sombras internas, lo cual es un camino valiente y dedicado; y, segundo, sentir el espacio creado con la otra persona como un espacio seguro y libre de juicio en el que ser reconocidos, bienvenidos y respetados en todo nuestro espectro de luces y sombras.

Traer consciencia a tus relaciones íntimas o cercanas de esta manera tiene un potencial maravilloso tanto a nivel personal –en relación a tu autoconocimiento y sanación emocional– como a nivel espiritual.

Cuando trabajamos a nivel tan profundo con otra persona que nos hace de reflejo y acogimiento amable, soltamos nuestras armaduras de separación y nos atrevemos a conectar con nuestra autenticidad y espontaneidad naturales, que son cualidades del Ser que nos une.

Cómo meditar en cucharita para fortalecer el vínculo con tu pareja

  • Podéis comenzar sentándoos uno delante del otro y mirándoos a los ojos.
  • Desde aquí tomad una respiración profunda juntos y mantened vuestra mirada en los ojos de la otra persona de forma suave.
  • Ahora tumbaos sobre el lado izquierdo en una superficie cómoda en la postura de la cucharita, con almohadas bajo vuestra cabeza. Podéis hacerlo piel con piel o con ropa, como os resulte más cómodo. La persona que tenga la energía más baja (a nivel físico, mental o emocional, estará dentro, dejándose nutrir). La otra la abrazará, pasando el brazo izquierdo por debajo de su cuello y poniendo su otra mano sobre su vientre o pecho.
  • En esta postura relajaos y dejaos descansar. Sentid el calor de la otra persona, sentid sus latidos, trayendo toda vuestra atención a las sensaciones sutiles que os llegan de la otra persona. Nota como tu sistema nervioso se relaja naturalmente.
  • Ahora podéis empezar a respirar juntos de forma calmada, lenta y profunda. La persona que está fuera es consciente de que está aportando energía y la persona que está dentro la está recibiendo, para legar a un equilibrio conjunto.
  • Podéis ahora cambiar vuestra respiración, de tal manera que mientras una de las dos personas exhala, aportando energía a la otra, esa otra inhala. Y mientras esta otra exhala, la primera inhala. De esta manera crearéis un círculo de energía. Podéis visualizar ese círculo de pecho a pecho, de corazón a corazón.
  • Sentid la energía de amor y equilibrio que habéis creado.
  • Ahora la persona que está dentro puede darse la vuelta y podéis miraos a los ojos de nuevo durante todo el tiempo que deseéis.

Si has disfrutado de esta meditación y quieres aprender a meditar cómodamente desde casa y con el asesoramiento online de una profesional, quizá te interese el curso online Mindfulness: reduce el estrés y la ansiedad en 8 semanas de la Escuela Cuerpomente.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?