Salud sexual

Autoconocimiento sexual: la clave para nuestro bienestar y felicidad

La sexualidad es un área importante de nuestra vida y conocer bien nuestro cuerpo, nuestros ritmos y saber lo que nos gusta más, nos ayuda a disfrutar más plenamente de nuestras experiencias.

El sexo va mucho más allá del placer y el ansiado clímax final, en él influye lo que pensamos sobre lo que está bien y lo que está mal, pero también lo que opinamos sobre nuestro cuerpo y la sexualidad en general.

Conocernos a nosotros mismos es esencial para disfrutar libremente de la sexualidad, llegar al orgasmo con más facilidad pero también disfrutar del camino.

No se trata de contar cuántas veces llegamos al éxtasis, ni de aumentar el placer sin más porque no es cuestión de cantidad, sino de calidad. Conectar con nuestro propio placer y nuestro propio cuerpo, nos hará sentir que disfrutamos más, pero sobre todo mejor, tanto en pareja como en solitario. Pero, ¿en que consiste el autoconocimiento sexual exactamente?

Las bases del autoconocimiento sexual

La sexualidad es una de las funciones más primarias del ser humano. No está basada solo en los genitales y la capacidad reproductiva, abarca la totalidad de nuestro cuerpo, es cómo vivimos nuestras relaciones, cómo disfrutamos del contacto físico con otras personas e incluso con nosotros mismos…

  • ¿Qué es el autoconocimiento sexual?

El autoconocimiento sexual es el conocimiento que tenemos de nuestro propio cuerpo, pero también de cómo funciona nuestro placer, qué necesitamos para excitarnos, qué tipo de estimulaciones, zonas o prácticas nos gustan más y cuáles menos.

  • ¿Por qué conviene trabajarlo?

Este proceso requiere motivación personal y una cierta curiosidad sobre la anatomía propia y aprender sobre nuestro placer. Por ello, a mayor autoconocimiento sexual, más cerca de una sexualidad plena: cuanto más conozcamos nuestro cuerpo, lo que nos gusta más, lo que nos gusta menos y cómo nos funciona el placer a cada uno de nosotros, más disfrutaremos y nos permitiremos disfrutar en nuestras experiencias sexuales.

  • ¿Es fácil mejorar el autoconocimiento sexual?

El aumento de este autoconocimiento sexual es sencillo. No podemos conocer el mundo (y disfrutarlo) si antes no nos conocemos nosotros mismos. En la sexualidad también: para conocer tus límites y posibilidades, primero necesitas estudiar tu cuerpo para luego aprender cómo se producen tus reacciones y respuestas ante cada tipo de estímulo.

autoconocimiento sexual 2

Paso a paso para mejorar el autoconocimiento sexual

El primer paso para mejorar el autoconocimiento sexual es un conocimiento exhaustivo de toda la anatomía, el cuerpo en su totalidad es una zona erógena.

  • Toma consciencia de tu cuerpo

Hay que tomar consciencia de él al completo, cada zona, por poco sexual que te parezca de inicio. Por ello, los pensamientos y la estimulación no deben limitarse a la zona genital. Luego, es el momento de poner foco en las sensaciones, analizar en qué zonas sientes más y cuáles menos, qué estimulaciones te gustan más… De este modo, podrás crear tu propio mapa erógeno. Con el tiempo y la práctica, conocerás también tus ritmos y el proceso sensorial, emocional y físico que se produce en tu cuerpo antes, durante y después del orgasmo.

  • Explora y experimenta con tu cuerpo

En este proceso, las posibilidades de exploración y experimentación son infinitas: auto masajes, momentos de autocuidado corporal, el uso de las manos para auto estimulación, el uso de cosmética y productos eróticos… Y es que, en el apasionante camino del autoconocimiento sexual, no estamos solos.

“Los juguetes y complementos sexuales tienen otros muchos beneficios más allá del que se considera obvio que es proporcionar placer. No ayudan a conocernos sexualmente, descubrir nuestras preferencias en cuanto a zonas, formas y tipos de estimulación y lo que es más importante si cabe, conocer nuestros ritmos y lo que sucede en nuestro cuerpo antes, durante y después del orgasmo” nos cuenta Rosa Navarro, sexóloga de diversual.com.

  • Conecta con tu sexualidad

En los últimos años hemos sido testigos de la revolución sexual y los momentos de auto placer han ido poco a poco dejando de ser tabú, hemos entendido que esta conexión con nosotros mismos, nos ayuda a mejorar la autoestima y el auto concepto que nos permite responsabilizarnos de nuestro placer. Es paso más para vivir una sexualidad más consciente y disfrutada y en extensión, mejorar nuestro bienestar.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?