Come limpio
Carla Zaplana
Dietista-nutricionista y mentor de salud
Carla Zaplana
Prevenir resfriados y gripes de forma natural

Mejor prevenir

Protégete de la gripe sin vacunas en 8 pasos

Todos conocemos y hemos utilizado los remedios de la abuela para curar esos resfriados y gripes, pero como en todo, más vale prevenir que curar.

Estamos en plena temporada invernal y cada día, ya sea en la oficina, entre el grupo de amigos o en casa dentro de la familia, sabemos de alguien a quien la nariz le empieza a gotear, a quien los estornudos empiezan a ser frecuentes y a quien el virus de la gripe le está ganando territorio…

Cómo prevenir la gripe de forma natural

Para mantener un sistema inmunológico fuerte e impedir ser nosotros la próxima “víctima”, en este artículo te doy una lista de medidas para fortalecer las defensas y combatir cualquier síntoma sospechoso.

1. Toma el zumo de un limón cada día

Prepárate un potente elixir con el zumo de un limón exprimido, ¼ de cucharadita de té de pimienta de cayena, más una cucharada de postre de vinagre de manzana diluido en 100ml de agua.

La vitamina C del limón da un empujón al sistema inmune y actúa como un electrolito para mantener una buena circulación de los fluidos en el cuerpo. Su efecto astringente ayuda a las molestias de garganta a la vez que ayuda a limpiar y alcalinizar el cuerpo.

La pimienta de cayena, con su efecto termogénico, nos ayuda a elevar la temperatura corporal y sudar, o “liberar hacia el exterior”, como se conoce en la medicina tradicional china.

2. Suplementos herbales

La equinácea y el saúco son seguros e ideales para fortalecer el sistema inmunológico. La equinácea en específico, ha mostrado actividad antiviral ya que suprime el virus de la gripe y disminuye sus complicaciones. Estudios sobre el saúco han demostrado que esta hierba es efectiva en la reducción de los síntomas de la influenza y la duración de su transcurso.

Para que tengan efecto deben tomarse diariamente, y no solo cuando te sientes apagado o mal. Y en caso de que alguien muy cercano con quien mantengas contacto diario tiene la gripe o tu mismo empiezas a experimentar síntomas, puedes aumentar la dosis.

3. Mastica ajo

Masticar un diente de ajo crudo es un remedio de tradición muy antigua para la salud de la garganta, pero también es un buen método para prevenir infecciones virales de todo tipo cuando estamos cerca de alguien enfermo. Además también acorta la duración de la sintomatología si ya estás enfermo.

Solo ten una cosa en consideración, ¡no vas a oler a rosas en absoluto!

4. Hidrátate

El cuerpo necesita agua para expulsar los residuos y toxinas hacia fuera. Además, el organismo suele necesitar de más fluidos cuando esta deprimido con la gripe o resfriado.

Tomar agua tibia durante todo el día será excelente, ahora bien, tomar agua de coco te aportará un plus de electrolitos que ayudarán también a mantener el sistema de defensas elevado.

5. Tes de menta e infusiones de jengibre

Bebe té de menta en temporada de gripes y resfriados, o añade un trozo de jengibre a una taza de agua caliente. Tómate estas infusiones a sorbitos durante todo el día.

El mentol, el componente activo de la menta, actúa como descongestionante. Para aprovechar todos sus beneficios, inhala el vapor del té caliente mientras dejas que se enfríe para destapar tu senos paranasales y abrir tus vías respiratorias.

6. Aceites Esenciales

Hay tantos y todos parecen ser tan beneficiosos para la salud que uno llega a perderse si no es conocedor de sus propiedades. Una mezcla muy popular que ayuda a combatir los resfriados y gripes suele incluir eucaliptus, romero, orégano y menta piperina.

Ponte unas gotas de esta mezcla detrás de las orejas o ponla en un difusor de aromas para ambientar y depurar el aire del espacio en que te encuentres.

7. Menos azúcares

Comer menos azúcar, o preferiblemente evitarlo, durante la estación de gripes es esencial. Lee con atención las etiquetas de todos los productos envasados que compres para detectar azúcares añadidos que no quieres consumir. El azúcar blanco o en cualquier de sus otras formas, (el azúcar que no es propio ni natural del alimento originario), debilita el sistema inmune.

8. Límpiate las manos

Esto es evidente pero es de esta manera que se suelen transmitir la mayor cantidad de virus, así que lávate las manos con más frecuencia si compartes espacios con personas engripadas.

Todas estas recomendaciones, siempre irán acompañadas de una alimentación sana y equilibrada. Recuerda que no existe un solo ingrediente que sea la panacea para una condición médica o puntual, sino que es un conjunto de hábitos saludables que te ayudarán a mejorar tu estado de salud.

suscribete Abril 2018

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?