Cosmética orgánica

Receta para preparar un baño energizante

Sal del Himalaya, flores secas, aceites vegetales y esenciales... Lo mejor de la cosmética orgánica, para un efecto revitalizante, hidratante y desintoxicante

Diana Burillo

Los pilares de la cosmética orgánica, están muy ligados con los elementos más sencillos de la naturaleza, pero no por eso dejan de ser poderosos y eficaces en cuanto a sus efectos positivos en el ser humano a nivel físico, de salud y emocional. Con estos sencillos y naturales ingredientes podemos hacer un sin fin de mezclas y por tanto, infinidad de tratamientos de toda índole y para todo tipo de necesidad física y de salud.

Todos estos ingredientes son ingredientes que no han sido alterados químicamente, que son 100% naturales y que por tanto son la gran mayoría de las veces mucho más económicos y accesibles que muchos productos convencionales, que han sido industrializados y fabricados en laboratorios.

Cuando uno trabaja con productos tan naturales, es muy importante tener en cuenta que estamos trabajando con la esencia de cada ingrediente, sin ninguna modificación, ni alteración y que por ello es importante conocer los efectos de cada uno de los ingredientes.

En esta ocasión, trabajaremos con fitoterapia (plantas y flores), aromaterapia (aceites esenciales), haloterapia (sal) y con sinergias (mezcla de aceites vegetales con aceites esenciales).

La mezcla

Es importante recordar que los aceites esenciales son muy potentes y que no son solubles en agua; por ello es necesario que para que actúen de forma más potente hay que disolverlos en aceite o bien directamente en las sales antes de aplicarlos. También recordemos que los aceites esenciales no son aptos para personas con alergias, personas embarazadas o con tratamientos médicos como la quimioterapia. Con dos gotitas de cada aceite esencial será suficiente.

En este post haremos una mezcla para utilizarla como terapia en el baño, pediluvios e inhalaciones florales; y los ingredientes que hemos escogido tienen un efecto revitalizante, hidratante y desintoxicante en el organismo.

Recordad que todas nuestras recetas pueden variar en cuanto al efecto y la utilización de los ingredientes y la forma de aplicarlos; pero será en futuros Post donde os explicaré más a fondo sobre lo maravilloso y versátil que es realizar cosmética natural y hecha en casa.

Sal rosa del Himalaya, la más pura del mundo

Trabajaremos con sales rosas del Himalaya. Esta sal tiene más de 250 millones de años en la tierra y por ello es considerada la sal más pura que existe, absolutamente libre de toxinas o contaminantes. Junto con el agua pura de manantial, la sal del Himalaya ofrece todos los elementos naturales que nuestro cuerpo necesita.

Haremos una sinergia de aceite vegetal de almendra, conocido por su versatilidad y su gran aporte de hidratación; y lo mezclaremos con aceite esencial de geranio, que es altamente antiinflamatorio, y aceite esencial de cedro, que tiene como característica ser depurativo y desintoxicante.

Si alguna persona está embarazada o tiene alergia a algún aceite esencial, se pueden retirar los aceites esenciales de la receta o bien aplicar aceite esencial de lavanda.

Nuestra mezcla de floral será de hibisco, que tiene propiedades altamente depurativas e hidratantes, con flores secas de rosa, conocidas por sus efectos delicados e hidratantes en pieles sensibles, y agregaremos una cucharadita de cáscaras secas de naranja, que potencian nuestro tratamiento y aporta el aceite esencial de la cáscara de naranja, con sus cualidades descongestionantes y reguladoras del sebo de la piel.

Para poder realizar el baño o pediluvio, tendremos que mezclar nuestros ingredientes en las proporciones adecuadas dependiendo de si será baño o pediluvio:

Para baño

  • 2 cucharadas de sal
  • 4 gotas de cada aceite esencial, mezcladas con dos cucharadas de aceite de almendras
  • 2 cucharadas de la mezcla floral

Para pediluvio

  • 1 cucharada de sal
  • 2 gotas de cada aceite esencial con una cucharada de aceite de almendras
  • 1 cucharada de la mezcla floral

La preparación de pediluvio se puede utilizar, si no se dispone de bañera, en la ducha, rociándola por encima del cuerpo con un cazo. Se recomienda que en cualquier caso el agua esté a una temperatura agradable de 30-32 grados. Además, si mezclas todos los ingredientes en un recipiente hermético puedes guardarlos para utilizar en otra ocasión con todo su aroma y propiedades.

¡Espero que esta receta os haya resultado interesante y os espero aquí en el próximo post!

suscribete Julio 2017