Dónde, cuándo y cómo recogerlas

El ABC de la recolección de las plantas medicinales silvestres

Recolectar plantas silvestres para nuestros remedios naturales nos acerca a la naturaleza y nos permite aprovechar numerosos principios activos curativos.

Annalisa Porru
Annalisa Porru

Comunicadora y experta en fitoterapia

Reconocer las hierbas útiles y distinguirlas de las plantas no comestibles o tóxicas es solo el primer paso en la tarea de recolección, pero con las indicaciones que te proponemos en este artículo dispondrás de la información necesaria para tu primera cosecha silvestre. ¿Te animas?

Breve recordatorio de seguridad antes de empezar

La primera pregunta que cualquier recolector o recolectora primerizo que vaya en busca de plantas silvestres debería hacerse es "¿Cómo saber si una planta es comestible o no?".

Aclarar este tipo de dudas es muy importante para nuestra seguridad y para evitar la recolección no solo de especies vegetales tóxicas, sino de plantas protegidas.

Entonces, después de definir qué hierbas comestibles y medicinales del campo necesitas para tu botiquín natural, el siguiente paso consistirá en investigar detalles como:

  • Descripción botánica.
  • Hábitat de la planta.
  • Si es o no una especie protegida.
  • Qué partes se utilizan para fines curativos o alimentarios.

Además, puede ser muy útil tener en cuenta algunas herramientas para la identificación de plantas y consultar plataformas como la Global Biodiversity Information Facility (GBIF) para comprobar si las plantas que buscas se encuentran en tu región.

Una vez llevado a cabo este trabajo preliminar, hay que planificar la recolección: cuándo, cómo y dónde recoger una planta medicinal o comestible son aspectos clave. A continuación, te explicamos por qué.

Artículo relacionado

Bernard recogiendo plantas

Una planta silvestre es más nutritiva que la cultivada

Cuándo recoger plantas medicinales

Aunque no tengas mucha experiencia con la recolección de plantas silvestres, probablemente tu instinto sabrá guiarte a la hora de cosechar un fruto de un árbol. Si está maduro y no presenta signos de enfermedades o plagas podrás utilizarlo para tus recetas y conservas aprovechando todos sus principios activos y nutrientes.

Sin embargo, el momento para la recolección de hojas, tallos, raíces, flores, cortezas y semillas no es tan obvio. Pero, no te preocupes, para saber cuál es el momento óptimo para la recolección de las plantas medicinales, bastará con aprender algunos detalles. ¿Lista para empezar a dominar el arte de la recolección silvestre?

1. Ten en cuenta el ciclo vegetativo de la planta

Tanto la edad de la planta como su etapa de desarrollo inciden en la concentración de compuestos activos en la misma. Por ejemplo, recolectar hojas muy jóvenes o después de la floración puede resultar en una cosecha muy pobre en principios activos.

Por regla general, según la parte de la planta que necesites puedes seguir estas indicaciones:

  • Hojas: concentran el máximo de sustancias activas justo antes de la floración.
  • Flores: idealmente cuando empiece la floración, con la flor completamente abierta pero fresca.
  • Tallos: los tallos tiernos en primavera antes de la floración; aquellos leñosos, en otoño o invierno.
  • Frutos y semillas: cuando estén maduros, antes de que empiecen a marchitarse.
  • Raíces y bulbos: en otoño, cuando la planta haya completado su ciclo (periodo ideal para recolectar valeriana, bardana, etc.). En algunos casos, en cambio, será más oportuno en primavera antes de la floración (hinojo, nabo, ajo, etc.).

Además, recuerda que algunas hierbas son anuales y tendrás que aprovecharlas en el momento de máximo desarrollo. Otras bianuales o perennes se cosechan a partir del segundo o tercer año de vida.

El gordolobo (Verbascum Thapsus L. ), por ejemplo, es una especie bianual cuyas flores poseen propiedades medicinales. Pero florece solo en el segundo año.

Artículo relacionado

Cocinar plantas silvestres

¡Las plantas que crecen en los caminos también se comen!

2. Monitorea fase lunar y tiempo

En agricultura hay una larga tradición que asocia las labores en el campo a las distintas fases lunares. Seguir estas indicaciones puede ser útil para mejorar la calidad de tu cosecha silvestre.

Para la recolección de plantas silvestres comestibles y medicinales según las fases lunares ten en cuenta estas relaciones:

  • Luna nueva: raíces.
  • Luna creciente: hojas.
  • Luna llena: frutos, flores y hojas.
  • Luna menguante: tallos y hojas.

Consulta el calendario lunar y planifica tu recolección en el campo cuando sea más conveniente.

Antes de salir a recoger hierbas silvestres comestibles, también deberías revisar las previsiones meteorológicas. El día ideal para la recolección es un día soleado, por lo que evita recoger plantas medicinales si:

  • Está nublado ya que muchas flores estarán cerradas.
  • Llueve: el exceso de humedad puede favorecer el desarrollo de mohos en tu cosecha y la planta también puede estar más expuesta a las plagas después de que cortes sus hojas y flores.
  • Las temperaturas son muy elevadas.
  • Hace frío. Por lo general evitar condiciones extremas (viento, heladas, aire seco...) es sinónimo de una planta en condiciones ideales para ser cosechada.

En cuanto al mejor momento del día, intenta cosechar flores, tallos y hojas por la mañana, cuando ya no hay rocío y las raíces al atardecer y cuando el suelo esté seco.

Artículo relacionado

Plantas silvestres que se pueden comer

8 plantas silvestres que querrás incluir en todos tus platos

3. Infórmate sobre las hierbas que recoges

Como hemos comentado al principio de este artículo, para tu seguridad y para evitar alteraciones en el ecosistema es clave saber exactamente qué vamos a recolectar.

En este sentido, antes de recolectar plantas o sus partes deberías asegurarte de que:

  • Has identificado correctamente la especie medicinal que necesitas.
  • No es una especie tóxica.
  • No es una especie protegida.
  • Es el mejor momento para recoger sus hojas, flores, tallos, raíces o corteza.
  • Es la mejor opción para preparar tus remedios y recetas.

Si aún no te sientes preparado o preparada en este aspecto, puedes adquirir una guía de campo o apuntarte a un curso de identificación de plantas comestibles del campo.

Calendario de plantas medicinales

A modo de ejemplo, te indicamos algunas de las hierbas medicinales y curativas que puedes recolectar según el periodo del año:

  • Enero:llantén (Plantago lanceolata), hojas.
  • Febrero:diente de león (Taraxacum officinale), hojas.
  • Marzo: caléndula (Calendula officinalis), hojas y flores.
  • Abril:malva (Malva sylvestris), hojas y flores.
  • Mayo:verdolaga (Portulaca oleracea), hojas.
  • Junio: salvia de los prados (Salvia pratensis), hojas.
  • Julio:saúco (Sambucus nigra), frutos.
  • Agosto:lavanda (Lavandula angustifolia), sumidad florida.
  • Septiembre:orégano (Origanum vulgare), sumidad florida.
  • Octubre: valeriana (Valeriana officinalis), raíces.
  • Noviembre:regaliz (Glycyrrhiza glabra), rizoma.
  • Diciembre: eucalipto (Eucalyptus globulus), hojas y ramas.

Para definir qué plantas silvestres útiles crecen en tu región, puedes buscar alguna guía o manual. En Cataluña, por ejemplo, tienes libros de referencia como la Guía del Recolector, pero también puedes optar por una guía genérica de las especies silvestres comestibles de España.

Artículo relacionado

Recetas plantas silvestres

4 recetas sabrosas con plantas silvestres

Dónde recoger hierbas curativas y comestibles

Haz una inspección del lugar antes de ponerte manos a la obra. Para tu seguridad y para una cosecha sostenible de especies silvestres:

  • Recoge en entornos naturales en zonas apartadas de las carreteras y senderos.
  • Evita zonas cercanas a la ciudad o áreas industriales.
  • También asegúrate de cosechar lejos de cultivos convencionales y explotaciones ganaderas.
  • No coseches ningún tipo de planta en Parques Naturales o zonas protegidas.

Cómo realizar la cosecha

Llegados a este punto ya puedes definir el mejor momento para la cosecha de la planta medicinal silvestre que necesitas. Solo queda organizar la mochila con las herramientas adecuadas y seguir algunos consejos para recolectar sin dañar.

Estas son algunas herramientas útiles para recolectar hierbas comestibles silvestres en el campo:

  • Guantes, muy útiles para prevenir lesiones, sobre todo cuando tienes que cosechar especies con espinas, raíces o cortezas.
  • Tijeras de poda para hojas, tallos y flores, o cuchillo para recoger cortezas.
  • Una cesta ancha o envase con tapa para colocar tu cosecha y evitar que flores y hojas se machaquen y mantengan todas sus propiedades intactas.
  • Pala y rastrillo para recoger las raíces.

Si te llama la atención el mundo de las plantas medicinales y quieres aprender a cosechar tus plantas medicinales silvestres, seguramente, querrás hacerlo de la forma más sostenible. Para ello, actúa siempre con sentido común y no recojas nada si tienes cualquier dudas sobre la planta que tienes delante.

Artículo relacionado

endrina

6 frutas del bosque con propiedades medicinales

Además, puede resultar de ayuda tener en mente algunos aspectos básicos del proceso de recolección de plantas medicinales silvestres:

  1. Asegúrate de que la planta que vas a cosechar sea abundante en la zona.
  2. Utiliza las herramientas adecuadas para cortar o extraer partes, de modo que el resto de la planta se mantenga sano.
  3. Recoge como mucho un 40 por ciento de las flores u hojas de una planta.
  4. Nunca recojas todas las plantas en el lugar donde hagas tu cosecha. Cosecha solo lo que realmente necesitas.
  5. No aplastes o dañes otras especies.
  6. No dejes residuos en el lugar.

Si lo haces correctamente, además de salvaguardar el medio ambiente, tendrás una cosecha de plantas medicinales silvestres segura y rica en principios activos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?