Los retiros espirituales son un espacio donde impera el silencio y el autodescubrimiento. Hoy en día, se han puesto muy de moda debido a que suelen celebrarse en la naturaleza y los humanos estamos necesitados de unión con la madre Tierra. Además, los retiros espirituales deben de ser un espacio de conexión con el presente y la calma. 

Retiro espiritual: qué es 

Se suele pensar que un retiro espiritual tiene que ver con la religión o las oraciones, sin embargo, no tiene necesariamente que ser así. Con los retiros espirituales simplemente buscamos alejarnos de nuestro día a día para ganar perspectiva y observar esas partes de nosotros que durante el ajetreo diario tienden a quedar escondidas. Los retiros pueden contener charlas, talleres y meditaciones. También, pueden ser un espacio donde impera el silencio, no obstante, hay retiros en los que sí se permite hablar. 

Un retiro espiritual nos proporciona un descanso temporal, pero con el propósito de indagar en nuestro interior. La intención del retiro es ayudarnos a conectar con nuestra dimensión espiritual. Un retiro no son unas vacaciones o unos días con actividades temáticas. Por ese motivo, se aconseja realizarlo en soledad o con un grupo de personas con objetivos afines. Además, el lugar donde se hospeda el retiro es preferible que esté alejado y en la naturaleza. 

La principal razón que te lleva a un retiro espiritual es la voluntad de reconectar con tu parte espiritual y querer recuperar el equilibrio interior. Los retiros sirven para hacer una pausa en el estrés diario y practicar herramientas que después podrás usar en tu día a día como, por ejemplo, la meditación. Son un espacio en el que encontrar la paz interior y aprender a hacerla extensible a tu vida habitual. Además, cuando te alejas de la cotidianidad, puedes volver a ella con una nueva perspectiva: valoras más las comodidades habituales o las personas con las que sueles estar. 

¿Quieres reconectar con tu parte espiritual? Esta meditación guiada te ayudará a entrar en modo zen.

Retiro espiritual: características

Hay muchos tipos de retiros. De hecho, tú mismo podrías organizarte un retiro. Simplemente, necesitarías un lugar alejado y en la naturaleza donde poder pasar unos días meditando y reflexionando. Aun habiendodiversos tipos de retiros, todos comparten algunas características

  • Son espacios de desconexión de nuestras vidas ordinarias y también de desconexión digital. Por lo tanto, se suele celebrar en la naturaleza y apartados del ruido de las ciudades. 
  • Comparten tiempo para reflexionar y aprender
  • Te invitan a la contemplación. En consecuencia, descansas y vuelves a tu vida con las pilas cargadas. De todas formas, esto puede variar dependiendo del tipo de retiro espiritual. Hay algunos retiros en los que se busca cierta incomodidad, puesto que se cree que esta es necesaria para el crecimiento espiritual. 
  • Fortaleces la dimensión espiritual con el objetivo de comprenderla mejor y vivir más alineados. 
  • Pueden tener una duración desde una noche hasta dos o tres meses. Dependerá del tipo de trabajo interior que quieras hacer, de tu situación personal y del peso que tenga la dimensión espiritual en tu vida. 
  • Suele haber meditación en todos los retiros espirituales, pero el tipo de práctica variará. 

Retiro espiritual: para qué sirve

Vamos a ver los distintos tipos de retiros espirituales que podrías encontrarte y qué objetivo tiene cada uno.

Retiros de meditación

Existen retiros donde se va únicamente a meditar. La alimentación suele ser vegetariana o vegana. Este tipo de retiro tiene como objetivo principal que aprendas una práctica meditativa en concreto. Por ejemplo:

  • Retiros de meditación Vipassana. Vipassana significa “ver las cosas tal y como son”. Fue una técnica de meditación redescubierta por Gotama Buda hace más de 2.500 años, para Buda era el remedio a los males universales. 

LECTURA RECOMENDADA

Cómo vivir la ciudad en modo zen

Esta técnica se enseña en retiros de diez días en los cuales tienes que permanecer en silencio. Los participantes aprenden el método sin ningún coste. Cada persona hace la donación que desea. La gente que se encarga de cuidar de ti durante el retiro son voluntarios que previamente ya han participado en algún retiro Vipassana.

Es un entrenamiento de tres pasos

  1. Debemos abstenernos de matar, robar, tener actividad sexual, mentir o consumir substancias adictivas. El objetivo es calmar la mente
  2. Después, debemos desarrollar algún dominio sobre la mente, aprendiendo a mantener la atención en el flujo de nuestra respiración. A continuación, empezamos a observar las sensaciones en todo el cuerpo sin reaccionar ante ellas. 
  3. Finalmente, los participantes aprenden la meditación del amor benevolente hacia todos los seres

El objetivo es compartir la pureza desarrollada durante el retiro con todos los seres.

Otros tipos de retiros espirituales

Los diferentes tipos de retiros incluyen:

  • Retiros religiosos, que son retiros que buscan encontrar a Dios y reconectar con tu religión.
  • Retiro espiritual católico. Generalmente, se celebran en conventos donde convives con los monjes mientras puedes centrarte en la oración y el estudio. El objetivo es que te sientas más cerca de la fe. 
  • Retiro budista o zen. Generalmente, se celebran en algún Centro Budista y el objetivo puede ser tanto recibir alguna iniciación como aprender alguna práctica concreta, así como reconectar con la comunidad budista. Suele haber oración y meditación. Una iniciación es un ritual budista en el que un maestro cualificado empodera al practicante para que genere un vínculo con alguna deidad. Las deidades se relacionan con la salud, la compasión, la feminidad, la sabiduría, el poder, etc. 
  • Retiros de descanso. Existen espacios a los que únicamente acudes a descansar. No hay talleres, ni actividades, ni meditaciones. No te tienes ni que preocupar por las necesidades básicas (cocinar, limpiar, hacerte la cama, etc.) El único objetivo es el descanso. 
  • Retiros de yoga. Me gusta diferenciar los retiros de yoga de los retiros de meditación porque no necesariamente ambas actividades deben de ir juntas. En los retiros de yoga la alimentación suele ser vegetariana o vegana. Acudes para perfeccionar tu técnica y aprender. Encontrarás varias sesiones de yoga diarias y podría ser que también alguna meditación. 
  • Viajes conscientes. Este tipo de retiros espirituales consisten en irte a descubrir otro país que te llama la atención por su dimensión religiosa o espiritual. Suelen hacerse este tipo de viajes a la India o a Sudamérica. 
  • Peregrinación. Las peregrinaciones no dejan de ser retiros espirituales. Es un viaje a un santuario o lugar sagrado con un importante valor personal, espiritual o religioso. El Camino de Santiago es una peregrinación, hay quien va a Tierra Santa, al Vaticano, a la Catedral de Chartres, a Lourdes o a la Meca. Tú decides si tiene una connotación más religiosa o espiritual. 
  • Retiros de crecimiento personal. Este tipo de retiro es el que está más de moda. Un grupo de personas se juntan y practican diversos tipos de meditación, sesiones de yoga y aprenden técnicas para el bienestar holístico como, por ejemplo, la respiración consciente o la aromaterapia. El objetivo principal es que sea un espacio de paz y de salud donde encontrar conexiones reales con los otros participantes. Además, los integrantes deben de sentirse libres para expresar sus necesidades y muy cuidados por los dinamizadores del retiro. 

Como ves, tienes muchas opciones para escoger el retiro espiritual que más se ajuste a ti y a tu momento vital actual. Lo más importante es que sepas de antemano a qué te estás apuntando: es necesario que conozcas los detalles del alojamiento, la naturaleza de las actividades, los materiales que tienes que llevarte en la maleta, el tipo de alimentación, con cuántas personas compartirás las actividades o las meditaciones, etc. 

Pero, sobre todo, ves con la mente muy abierta a redescubrirte y a volver a tu vida “normal” con una visión más presente, calmada y feliz. Recuerda: el viaje de transformación empieza en ti