Sin huevo ni leche

Cómo hacer buñuelos veganos (dulces y salados)

Estos buñuelos se hacen sin huevo ni lácteos, pero salen igualmente esponjosos y deliciosos. Los encontrarás en el menú saludable de esta semana, en el que no podían faltar.

Los buñuelos son un bocado esponjoso y suave, aunque como todo frito conviene reservarlos para ocasiones especiales, tomarlos como un capricho y no como base de nuestra dieta. Los buñuelos salados son una buena opción como entrante; los buñuelos dulces, como postre o tentempié. La receta vegana es sencilla de hacer una vez le has cogido el truco, ya que la parte más complicada es manejar una masa poco compacta, líquida.

Precisamente por esto, porque tenemos que manejar una masa poco compacta, no podremos hacer nuestros buñuelos veganos al horno ni a la plancha plancha. La única opción que tenemos es la fritura.

En concreto, lo que vamos a hacer es freír los buñuelos a alta temperatura, ya que buscamos que queden tiernos por dentro y crujientes por fuera. Para ello, calentaremos el aceite en una sartén honda o una ollita con rejilla para fritura. No nos interesa que los buñuelos se cuezan en aceite, sino que se hagan lo más rápidamente posible, de ahí que haya que sumergirlos completamente.

Artículo relacionado

levadura

Cómo sustituir la levadura en repostería y panadería

​En el menú saludable de esta semana hemos incorporado algunas recetas de buñuelos salados. Los buñuelos dulces entendemos que son todavía más un capricho y de consumo ocasional, y lo dejo a tu criterio decidir cuándo te apetecen. Los puedes usar de postre, pero también de merienda o desayuno. Si tenemos unos buenos hábitos alimentarios, este tipo de preparaciones no desplazarán a otros alimentos indispensables, como la fruta fresca.

  • Descargarse el menú semanal de temporada de esta semana aquí.

Cómo freír los buñuelos veganos

Para freír a alta temperatura lo mejor es utilizar aceite de oliva. Es el que tenemos más disponible, es de proximidad y, además, soporta bien las altas temperaturas de las frituras: es mucho más estable que otros aceites vegetales. Muchos aceite de semillas que son ideales para guisos o ensaladas no son aptos para esta técnica, ya que se descomponen.

Además es importante tener en cuenta que hay una temperatura adecuada para freír según el tipo de alimento:

  • Para alimentos muy gruesos o con mucho líquido en el interior, 130-145 ºC.
  • En el caso de empanados y rebozados, 160 ºC.
  • Para alimentos pequeños y que se fríen muy rápido, 180 ºC.

Artículo relacionado

Tacos de alubias con cebolla encurtida y mole verde

Finger Food: 5 recetas para comer con los dedos

Para freír nuestros buñuelos, lo mejor será, por tanto, freír en aceite de oliva a 180 ºC lo más brevemente posible. Pero aún hay otros consejos que pueden ayudar a que te salgan mejor.

Si quieres unos buñuelos perfectos, recuerda que:

  • La masa ha de estar lo más fría posible cuando la vayamos a freír, ya que así nos aseguramos mayor consistencia. Déjala reposar unas horas en la nevera para que sea más manejable.
  • A la hora de echarlos en la sartén o la ollita, hay que dejar espacio entre ellos para que no se peguen en un primer momento. Es mejor trabajar a tandas.
  • Los buñuelos se deben recoger con una espumadera y dejarlos en papel absorbente para retirar el exceso de aceite.
  • Después de cada tanta hay que retirar los posibles exceso de masa, porque si no esos restos se queman y van ensuciando el aceite de freír.
  • No tapes los buñuelos o se reblandecerán.

Y aquí van tres recetas de buñuelos para disfrutar: la versión vegana de los populares buñuelos de viento; unos buñuelos salados de espinaca que te servirán de base para preparar buñuelos con cualquier verdura de hoja que elijas; y unos buñuelos sin gluten, para quienes no pueden o no desean tomar gluten también puedan disfrutar de este capricho si lo desean.

Encontrarás otras propuestas de buñuelos salados en el menú semanal de temporada de hoy.

Artículo relacionado

Blondie vegano

Dulces más sanos con legumbres (¡que nadie notará!)

1. Receta de buñuelos de viento veganos

Los tradicionales buñuelos de viento los podemos hacer en casa sin necesidad de huevo o lácteos.

En esta receta utilizamos leche de soja, sin azúcar añadido, porque el aporte de la lecitina de soja nos ayudará con la textura. En el caso de usar una leche vegetal no grasa, habría que introducir otras grasas y cambiarían las medidas.

Otra opción es usar agua y cambiar unas cucharadas de agua por aceite de oliva o de coco desodorizado.

Si no te gusta el anís, prueba con extracto de vainilla.

Ingredientes:

  • 200 g harina de espelta
  • 30 g de panela
  • 8 g de levadura química
  • 250 ml de leche de soja
  • 1 cucharada sopera de lino molido
  • 4 cucharadas soperas de agua
  • 1 estrella de anís
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 pizca sal
  • aceite de oliva suave abundante para freír
  • panela con canela

Preparación:

  1. Hidratamos el lino molido con las cucharadas de agua durante al menos 15 minutos. Así tenemos nuestro "huevo de lino".
  2. Infusionamos el anís con la leche de soja durante unos 5 minutos. Colamos y reservamos.
  3. Tamizamos la harina y la levadura y las colocamos en un bol. Añadimos la canela y la panela y mezclamos bien.
  4. Añadimos el "huevo" de lino a la leche de soja con anís y mezclamos.
  5. Integramos los ingredientes húmedos y los secos, añadiendo una pizca de sal, y removemos hasta que no haya grumos.
  6. Ponemos una sartén honda al fuego con aceite abundante para freír a alta temperatura.
  7. Para hacer los buñuelos, cargamos una cuchara sopera con la masa y, una vez el aceite esté a punto, la echamos a la sartén. Repetimos hasta que tengamos la sartén llena, pero sin que se toquen los buñuelos.
  8. Sacamos los buñuelos con una espumadera y repetimos hasta que acabemos con la masa.
  9. Rebozamos en panela con canela de forma opcional y servimos a temperatura ambiente.

Artículo relacionado

receta-galletas-avena

3 dulces sin harina para hacer con niños (o sin ellos)

2. Buñuelos veganos de espinacas con harina integral

No todos los buñuelos son dulces. Hay muchas opciones saladas deliciosas. Aprovecha la espinaca, la hoja verde de temporada, para hacer esta receta.

Puedes tomar esta receta como base para hacer buñuelos de otras verduras. Con hojas de acelgas también queda muy bien, pero en el caso de usar berzas o col es posible que necesites escaldarlas en agua hirviendo unos minutos para que te salgan unos buñuelos veganos igual de suaves y esponjosos.

Ingredientes:

  • 150 g de espinacas frescas
  • 100 g de harina integral de trigo
  • 50 g de harina de garbanzo
  • ½ cucharadita de levadura en polvo
  • ½ cucharadita de comino molido
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de ajo o cebolla en polvo
  • 50 ml de agua
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • Aceite de oliva abundante para freír

Preparación:

  1. Lavamos bien las espinacas y las troceamos, sin picarlas. En una sartén, ponemos la cucharada de aceite y rehogamos las espinacas durante apenas 2 minutos. Reservamos.
  2. En un bol, añadimos las harinas tamizadas y todos los ingredientes secos. Removemos bien para que se integren y añadimos el agua.
  3. A la masa le añadimos las espinacas, mezclando.
  4. Enfriamos la masa durante unas cuatro horas en la nevera.
  5. En una ollita o una sartén honda para fritura, llenamos con al menos 3 dedos de aceite y calentamos el aceite a 180 ºC.
  6. Nos ayudamos de dos cucharadas para introducir la masa en el aceite. Vigilamos los buñuelos para que se doren por la parte inferior sin quemarse. Con las mismas cucharas, o con una espumadera, le daremos la vuelta para que se hagan por los dos lados. Los hacemos por tandas, dejándolos en papel absorbente para evitar el exceso de grasa.
  7. Es mejor consumirlos templados o a temperatura ambiente.

Artículo relacionado

buñuelos trigo sarraceno

Buñuelos de trigo sarraceno con salsa agridulce

3. Receta de buñuelos veganos sin gluten

Una buena opción para las personas que llevan una dieta sin gluten es utilizar maicena. Es posible que la textura no quede igual de esponjosa, pero sin duda quedan muy ricos.

Ingredientes:

  • 120 g de maicena harina fina de maíz
  • 200 ml de leche de soja
  • 50 g de margarina
  • 1 pizca de sal
  • 8 g de levadura química
  • 4 "huevos" de lino (1 cucharada sopera de lino molido mezclada con 3 cucharadas soperas de agua)
  • aceite de oliva suave abundante para freír
  • 1 pizca de sal
  • panela con canela para rebozar

Las indicaciones son prácticamente las mismas que en la receta anterior. Recuerda que la margarina ha de pomarse antes de añadirla a los ingredientes líquidos, es decir, se ha de dejar a temperatura ambiente para que esté blanda.

Puedes infusionar la leche de soja con vainilla, anís o clavo para darle sabor a tus buñuelos veganos sin gluten.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?