De buen humor

La dieta de la felicidad: 4 recetas para empezar a sonreír

Algunos alimentos mejoran nuestro estado de ánimo porque favorecen la producción de neurotransmisores clave. Incorpóralos a tu dieta y sé feliz.

Javier Medvedovsky y Gloria García Lerma

zumo-granada. Zumo de granada

1 / 4

Zumo de granada

Ingredientes para 2 raciones

  • 2 granadas
  • 2 cucharaditas de açaí en polvo

Preparación 10 minutos

  1. Corta la granada por la mitad, en sentido transversal. Golpea la piel con una cuchara o mazo de madera para desgranarla más fácilmente y sin perder el jugo.
  2. Tritura bien los granos y pásalos por una bolsa o tela de nylon. Estrújala hasta obtener todo el zumo.
  3. Añade las dos cucharaditas de açaí en polvo y vuélvelo a triturar todo otra vez. ¡Y ya está!

Procura tomártelo sin dejar pasar mucho tiempo.

almendras-anis-estrellado. Almendras al anís estrellado

2 / 4

Almendras al anís estrellado

Ingredientes para 6 raciones

  • 250 g de almendras
  • 1 cucharada de anís estrellado molido
  • 60 ml de sirope de agave
  • 60 ml de agua
  • Una pizca de sal

Preparación 15 minutos + 24 horas para la deshidratación

  1. El día antes, pon las almendras en agua y en remojo durante unas doce horas.
  2. Una vez transcurrido el tiempo de remojo, cuela y lava las almendras y escúrrelas.
  3. Separa media taza de almendras y machácalas bien.
  4. Añade a esas almendras machacadas el anís estrellado, el sirope de agave, el agua y la sal y mézclalo todo hasta obtener una pasta.
  5. Reboza bien el resto de almendras con la pasta que acabas de preparar, para que queden totalmente impregnadas.
  6. Ponlas a deshidratar en el deshidratador durante unas veinticuatro horas, hasta que queden muy crocantes. Puedes comerlas en el momento o guardarlas en un tarro bien cerrado.

quiche-champinones. Quiche de champiñones

3 / 4

Quiche de champiñones

Ingredientes para 8 raciones

  • 300 g de champiñones
  • 30 g de cebolla
  • 2 cdas. de zumo de limón
  • 3 cdas. de aceite de oliva
  • 2 cda. de tamari
  • Pimientos secos
  • Pipas de girasol

Para la base

  • 150 g de pipas de girasol
  • 3 cdas. de lino dorado
  • 1 cda. de levadura nutricional y una pizca de sal
  • 1 cdta. de alga espirulina
  • 60 ml de agua

Preparación 30 minutos + 24 horas para la deshidratación

  1. Corta 100 g de champiñones en láminas muy finas y macéralos una media hora con 1 cucharada de tamari y otra de aceite. Luego ponlos a deshidratar a 40-45 °C unas 24 horas. Resérvalos.
  2. Para preparar la base, muele las pipas de girasol y el lino bien finos. Agrega la levadura, la sal, la espirulina y luego el agua hasta obtener una masa moldeable.
  3. Haz un relleno triturando el resto de champiñones, aceite y tamari junto con la cebolla hasta que quede cremoso.
  4. En un molde circular coloca la base, vierte el relleno y deshidrata a 45 °C una hora. Decora con el néctar de champiñones, los pimientos y las pipas.

pastel-cacao-chai. Pastel de cacao y crema chai

4 / 4

Pastel de cacao y crema chai

Ingredientes para 6 raciones

Para la base

  • 100 g de coco seco en láminas o rallado
  • 10 dátiles de rama
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharada de manteca de coco
  • 2 cucharadas de cacao en polvo

Para la crema chai

  • 200 g de anacardos
  • Media cucharadita de cardamomo molido
  • Media cucharadita de clavo molido -
  • 1 cucharadita de jengibre fresco rallado
  • 5 cucharadas de azúcar de coco
  • 2 cucharadas de aceite de coco virgen
  • 120 ml de agua
  • Un poco de pimienta

Preparación 20 min + remojo previo de 6 h

  1. Antes de empezar, pon los anacardos en agua y déjalos en remojo durante 6 horas.
  2. Una vez transcurrido este tiempo, cuélalos y lávalos.
  3. Para la crema, mezcla los anacardos con el resto de los ingredientes y tritúralos hasta lograr una consistencia bien cremosa.
  4. Para la base, tritura todo con un robot de cocina.
  5. Intercala capas de crema y de la mezcla de la base en un recipiente rectangular.
  6. Déjalo enfriar bien antes de cortarlo y servirlo.

La dieta de la felicidad

¿Cómo te sientes hoy? ¿Sabías que la comida que ingieres tiene una relación muy directa con tu estado de ánimo, tu bienestar y, a fin de cuentas, con tu salud y calidad de vida?

Comer es un acto cotidiano que realizamos varias veces al día a lo largo de toda nuestra vida, así que no está de más observar lo que estamos ingiriendo, sobre todo si queremos sentirnos bien, llenos de energía y de ilusión por la vida.

Mantener una dieta sana y equilibrada contribuye de forma muy positiva a mejorar nuestro humor y nuestro bienestar.

9 alimentos contra la depresión

Alimenta tu cerebro

9 alimentos contra la depresión

Te animamos especialmente a agrandar las ensaladas, una forma fácil de consumir más alimentos crudos, y en general de tomar en cada comida al menos un 50% de alimentos frescos, de calidad, de temporada y, a ser posible, orgánicos.

Notarás los beneficios rápidamente, pues los alimentos frescos están repletos de vida y de nutrientes.

Aún más feliz

Adicionalmente, si lo que deseas es potenciar aún más un estado de ánimo positivo, opta por alimentos que te ayudan a sentirte de mejor humor, más feliz y a fabricar neurotransmisores como:

  • Dopamina: es una reguladora del humor. Para que no se oxide y cumpla su función incluye en tus platos almendras, aguacate, plátano, semillas de sésamo, y hortalizas, verduras y frutas de color naranja.
  • Serotonina: es la llamada «hormona de la felicidad». Favorece su producción con aceite de onagra, pipas de girasol y calabaza, garbanzos, sésamo o chocolate negro crudo.
  • Melatonina: esta hormona regula el equilibro entre el sueño y la vigilia. Te ayudan a aumentar sus niveles nueces, plátano, arroz, verduras crudas, granada, cerezas y jengibre.

Conecta con tus necesidades

Por otro lado, pregúntate si realmente tienes hambre antes de decidir comer. Observa tu estado emocional, pues comer con ansiedad, tristeza o enfado tendrá un efecto poco positivo en tu organismo.

Verás que si estás de buen humor y en armonía contigo mismo, tenderás a comer buenos alimentos.

De todos modos, si no te sientes bien, no olvides hacerte una analítica para descartar carencias de minerales u otros elementos esenciales, ya que su falta puede provocar fatiga y cansancio, desánimo, irritación, depresión…

A veces la causa está en nuestra flora bacteriana, que está debilitada, o en algún alimento al que generamos intolerancia.

suscribete Julio 2017