Gastronomía consciente
Virginia García
Chef vegana
Virginia García
Sopas frías veganas y caseras - BLOG Gastronomía Consciente

Recetas para el verano

Las mejores sopas frías para hacer en casa

Son como los batidos y smoothies, pero con verduras y hortalizas como ingredientes principales.

Ahora que aprieta el calor y buscamos desesperadamente refrescarnos y encender los fogones lo menos posible, podemos echar mano de agradables sopas frías que se hacen en un momento, sin esfuerzo, llenas de sabor y nutrientes, que es lo que necesitamos.

Piensa por ejemplo en el gazpacho, el salmorejo o el ajoblanco, son tres de las sopas frías que mejor conocemos y que nos deleitan en verano con sus sabores de hortalizas frescas y sus texturas suaves y cremosas.

Os daré algunas ideas para hacer las mejores sopas frías caseras para comer en casa o para llevar, atendiendo a sus ingredientes. Pensad que son como los batidos y smoothies, pero utilizando preferentemente verduras y hortalizas como ingredientes principales, igual que para las sopas calientes.

Sopa de pepino fresquísimo

En verano los pepinos están de temporada, junto con los pimientos y tomates, ingredientes básicos del gazpacho. Dan una sensación muy refrescante tanto a aguas aromatizadas (dejar una botellita con agua y una rodaja de pepino en la nevera al menos 1 hora) como a sopas frías.

Algunos pepinos salen amargos por su contenido en curcubitacina, que se concentra más en piel y extremos, así que para evitar cualquier sabor amargo, pélalo y quita los extremos antes de usarlo.

Refresca mucho más en combinación con frutas como lima y limón y hierbas como la menta y hierbabuena.

Ingredientes

  • 1 pepino normal pelado
  • El zumo de medio limón
  • 2 vasos de leche de almendras
  • 8-10 hojas de hierbabuena o menta
  • 1 pizca de pimienta negra.

Preparación

  1. Corta el pepino en trozos y ponlo en la batidora.
  2. Bátelo hasta formar una pasta densa.
  3. Añade el resto de ingredientes y bate hasta obtener una sopa fina y homogénea.
  4. Pruébalo y añade una pizca de sal si quieres.
  5. Guárdalo en la nevera.

Sopa de tomate con nueces

El tomate es otro gran ingrediente para las sopas frías que en verano podemos encontrar fácilmente en muchas variedades, desde tomates cherry hasta tomates rosas o corazón de buey. Elige siempre la variedad que más te guste.

Los tomates combinan perfectamente con cualquier otra hortaliza como la zanahoria, pimiento, calabacín, etc., y con hierbas como el cilantro, perejil, albahaca, tomillo y romero.

Puedes añadir unos tomates a casi cualquier sopa fría casera para cambiarla por completo en sabor y textura.

Ingredientes

  • 1 kg de tomates de rama (o los que quieras)
  • ½ pimiento rojo
  • ¼ de puerro mediano
  • ½ manzana golden (u otra que te guste)
  • 1 manojo pequeño de cilantro (un puñadito)
  • 1 pizca de sal,
  • 1 pizca de pimienta
  • 75 g de nueces peladas

Preparación

  1. Pon las nueces en la batidora y bátelas 3-4 minutos, hasta que se hagan polvo.
  2. Añade el pimiento, puerro y manzana y bátelo de nuevo.
  3. Agrega los tomates en cuartos y resto de ingredientes y bátelo bien hasta obtener una crema suave.
  4. Pruébalo y rectifica de sal.

Sopa de zanahoria exótica

Son unas hortalizas muy buenas para las sopas frías caseras, tanto enteras como cocidas y batidas o licuadas, dependiendo de lo que queramos conseguir.

En general se pueden usar en sopas dulces o saladas y acompañarlas de especias y hierbas más exóticas: cúrcuma, jengibre, canela, pimienta de sichuán, anís estrellado o hierba limonera son algunas de las opciones que resaltan su sabor.

Ingredientes

  • 4 zanahorias grandes
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 trocito de jengibre (aprox. 5 g)
  • 1 tallo de hierba limonera (lemongrass)
  • Un par de tiras de piel de limón, una pizca de sal.
  • Pela y corta las zanahorias en rodajitas medianas.

Preparación

  1. Pon en un cazo la leche de coco con 1 vaso de agua y el resto de ingredientes y mézclalo.
  2. Ponlo a fuego fuerte.
  3. Cuando empiece a hervir añade las zanahorias y ponlo a fuego lento.
  4. Deja que cueza hasta que las zanahorias estén tiernas.
  5. Deja que se enfríe por completo.
  6. Retira el tallo de hierba limonera y la piel de limón.
  7. Pásalo todo por la batidora hasta obtener una sopa suave y homogénea.

Puedes hacer también esta receta “exprés” con zanahoria licuada y dejando la leche de coco impregnarse de los aromas de los ingredientes en la nevera al menos 2 horas.

Sopa de pimientos asados para llevar

Hay muchos patés vegetales que utilizan pimientos crudos y asados como base. Para las sopas es exactamente lo mismo. Podemos usar cualquier tipo de pimiento y añadirlo crudo o asado para dar color y sabor.

Para mi gusto, mejor los pimientos grandes y carnosos rojos, naranjas y amarillos. Quedan estupendamente con tomate, almendras, nueces, coco, avena, perejil…

Ingredientes

  • 1 pimiento amarillo asado
  • 1 pimiento rojo asado
  • 2 ciruelas rojas
  • 1 vaso de zumo de zanahoria
  • 1 pizca de pimienta negra
  • Unas ramitas de perejil

Preparación

  1. Bátelo todo en la batidora hasta que quede una sopa fina.
  2. Pruébalo y añade zumo de limón si quieres.
  3. Guárdalo en la nevera.
  4. Acompáñalo de panes crujientes.

Otros ingredientes

Para completar tus sopas frías puedes utilizar frutos secos como nueces y almendras, que son fuente de vitaminas, minerales y grasas saludables, así como brotes y germinados, legumbres tostadas (por ejemplo garbanzos dorados a la sartén) a modo de croutons, otras verduras y hortalizas picadas finas, aguacate (que queda bien con casi todo, la verdad), panes integrales crujientes, etc.

suscribete Julio 2017