Jeans orgánicos

Consumo responsable

Jeans orgánicos: ¡no hay color!

La próxima vez que necesites comprarte unos vaqueros, en el mercado ya tienes opciones más respetuosas con el medio ambiente, justas y saludables.

Brenda Chávez

Esta prenda básica que por su resistencia nació para ser usada por los mineros y cowboys norteamericanos, tras volverse un icono de moda juvenil a partir de los años 50, se fue convirtiendo en un imprescindible de nuestros armarios sin importar nuestra edad o sexo.

Pero en su producción habitual tienen lugar impactos medioambientales y sociales muy negativos, desde el cultivo del algodón hasta su confección, que podemos evitar optando por algunas de las muchas firmas orgánicas que están surgiendo, que garantizan sueldos dignos y ofrecen productos deseables a buenos precios.

Vive la nueva moda consciente

Ética y sostenible

Vive la nueva moda consciente

En general, se trata de pequeñas y medianas empresas que apuestan por hacer negocios de otra forma: sus diseños cuidan más el medioambiente y la salud de todos y permiten una redistribución de la riqueza más justa.

5 motivos poderosos para elegir jeans orgánicos

Podemos optar por un consumo más responsable y comprar vaqueros ecológicos, respetuosos con el medio ambiente y las personas.

1. Afectan menos al medio ambiente

El algodón convencional ocupa el 3% de las tierras cultivables, a menudo en forma de monocultivo que amenaza la biodiversidad, y emplea el 25% de los pesticidas mundiales. Más del 90% del consumido hoy es transgénico o está contaminado por estas plantaciones.

Además, "desde las fábricas se vierten sin control a los campos y a los ríos toneladas de residuos peligrosos, muchos cancerígenos, destruyen el medio de vida de los pueblos que viven de la agricultura y provocan índices muy altos de enfermedad y muerte", cuenta Xulián Chapela, impulsor de la marca gallega sostenible Xiro Atlantic Denim.

Solo el 1% o 2% del algodón global es orgánico, pero apoyarlo a través de un consumo consciente fomenta otra realidad: "la semilla se cultiva orgánicamente, sin pesticidas ni fertilizantes, la tierra no se contamina con químicos de síntesis peligrosos, ni se filtran al agua subterránea, ríos, etc."

"El uso hídrico se reduce un 90%, el de energía un 60% y es mucho menor la erosión, así como la acidificación del suelo y del agua. En el hilado, tejido y teñido se prohíben las sustancias peligrosas (metales pesados, ftalatos...) y los residuos se tratan correctamente", dice Chapela.

Además, las marcas "eco" aconsejan limpiarlos poco, porque gran parte de su huella de carbono proviene del lavado durante su ciclo de vida: "Así se minimiza el consumo hídrico y de luz. También se consigue un acabado adaptado al propio cuerpo como una segunda piel, A second skin, como dice uno de nuestros eslóganes", señala Nete Orzaez, director comercial en España de la marca sueca Nudie Jeans.

"Animamos a usar detergentes vegetales y a no lavarlos más de lo necesario puesto que hay métodos que quitan el olor", añade Chapela.

Jeans ecológicos

2. Cuidan a los trabajadores

El algodón normal afecta a los agricultores globalmente: al año se registran 10.000 muertes por intoxicación con pesticidas, un millón de hospitalizados y en seis años en Virdahba (India) hubo 250.000 suicidios por el endeudamiento con las semillas e insumos.

En cambio, el orgánico incrementa sus beneficios un 50% al requerir menos de estos y reciben una prima de comercio justo del 20% que se utiliza en la mejora de su comunidad.

Los métodos tradicionales dejan en la miseria a las zonas de producción. Durante décadas la industria textil se ha deslocalizado a países de mano de obra barata con leyes medioambientales y laborales insuficientes, donde la corrupción está normalizada.

"Los agricultores y sus comunidades se someten al monopolio de la industria agroquímica con su empleo de semillas transgénicas e insumos contaminantes caros que no permiten cultivar alimentos o tener ganado cerca. Además, la esclavitud de las costureras es bien conocida por todos", explica Chapela.

"Nuestros jeans, en cambio, parten de cooperativas agrícolas que garantizan precios para cubrir los costes de la producción sostenible, entre otras facilidades. Y las primas de comercio justo mejoran su vida, salud, infraestructura, educación, etc."

"Luego se convierte en tejido siguiendo los requerimientos de GOTS, una certificación estricta con auditorías independientes", prosigue.

3. Los vaqueros ecológicos son mejores para nuestra salud

"Los trabajadores –afirma Chapela– no se exponen a tóxicos y gozan de condiciones laborales, económicas y de seguridad dignas basadas en la Organización Internacional del Trabajo. Es muy importante, porque el orgánico se cultiva en países tropicales y subtropicales. "

"Luego los confeccionamos en Galicia con respeto a los convenios laborales. Vamos al taller, estamos en contacto con los departamentos, y la jornada laboral, salvo excepciones, finaliza a las cuatro de la tarde".

"Queremos trabajo digno y un mundo mejor para nosotros y nuestros hijos e hijas –apunta Orzaez–. Con nuestra filosofía creemos que podemos aportar mucho, con un producto global como el denim".

Las marcas de jeans orgánicos se preocupan además de la salud del consumidor: "En nuestras prendas –señala Chapela– no se utilizan blanqueantes, tintes, mordientes para fijar el color, ceras, pesticidas, fertilizantes, metales pesados, azufre, benceno, formaldehído ni otros componentes, que se quedan en ellas para siempre y que, al contacto con la piel, se incorporan al organismo."

"Muchas son bioacumulativas, actúan como disruptores endocrinos alterando el equilibrio hormonal, o son cancerígenas".

4. Generan riqueza en la economía real

"Nuestros procesos o materiales son locales y justos. Si un producto se elabora de forma sostenible y justa aquí o en otra parte del mundo, permite el desarrollo de los trabajadores del sector y de sus familias, fortalece a las comunidades y a los países."

"No importa que ocurra a 10.000 km de distancia. En un mundo globalizado, acabará influyendo en nuestros puestos de trabajo aquí", afirma Xulián Chapela.

5. Los jeans eco son un ahorro para el bolsillo y el planeta

No solo sus precios se equiparan a los de las marcas convencionales, sino que "aconsejamos comprar menos y mejor –indica Chapela–. Nos movemos en un precio que se acerca al mayor número de consumidores posible y nuestros clientes crecen poco a poco. También la vida postventa de estos pantalones es relevante –añade– pues hay muchas cosas que se pueden hacer además de arreglarlos".

"Si se rompen, los reparamos gratis en nuestras tiendas, o los vendemos como segunda mano –comenta Orzaez–. Y si están en muy mal estado los reciclamos en objetos como alfombras, sillas de pícnic...".

Ética y estética se dan la mano en estas creaciones que ya podemos adquirir.

Marcas que apuestan por los jeans orgánicos

Estas son algunas marcas orgánicas de jeans que puedes explorar para practicar un consumo responsable en tu próxima compra.

  • Xiro Atlantic Denim (xiroeco.com): es una firma "Made in Spain" que confecciona en Galicia desde 2014 bajo criterios justos y sostenibles, con tienda online.
  • Nudie Jeans (nudiejeans.com): esta marca sueca se puede adquirir en Nudie Jeans Co, en Ramón y Cajal 2, Barcelona, y en las tiendas que recoge el Store Finder de su web.
  • Monkey Genes (monkeegenes.com): son vaqueros ingleses, Made in Europe con criterios justos. Se pueden encontrar a través de su web y del portal ASOS (Asos.com/es).
  • Kuyichy (kuyichi.com): adquirida en 2016 por la presentadora de TV holandesa Flootje Dessing, sus jeans se pueden comprar online. Cuidan tener el menor impacto.
  • Raleigh Denim (raleighdenimworkshop.com): son jeans norteamericanos de venta online. Tienen una tienda en Nueva York y también venden en Yook.com

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017