La lista de la compra del mes

12 frutas y verduras de temporada para comer en agosto

Comer los alimentos frescos que trae la temporada te asegura todo el sabor y efectivas combinaciones de nutrientes. En pleno verano hay tanta variedad que te costará elegir.

Actualizado a 23 de julio de 2021, 09:46

En pleno verano la abundante energía solar sigue dando sus frutos. Es tiempo de movimiento, de expansión, pero también el momento en que muchos nos tomamos un descanso y nos dejamos llevar.

Una buena tajada de sandía, un melocotón que se deshace en la boca, una ciruela con todo el dulzor concentrado... La huerta nos ofrece deliciosas frutas de temporada con las que dejarse llevar, lo que resulta de lo más saludable. En las ensaladas, los gazpachos y las barbacoas tampoco nos faltarán hortalizas para comer variado y sentirnos ligeros a la vez que aportamos a nuestro organismo abundante fibra y los nutrientes que necesita.

Al sudar más por el calor, no solo nos deshidratamos más rápidamente y aumentan nuestras necesidades de agua, sino que perdemos más minerales. Todas esas frutas y verduras de temporada se vuelven indispensables, con su aporte de agua, oligoelementos y vitaminas.

Según la medicina tradicional china, los órganos que más requieren nuestra atención durante este mes siguen siendo el corazón y el intestino delgado. A medida que avanza el verano habrá cada vez más bayas: grosellas, arándanos, moras... Con sus flavonoides antioxidantes resultan idóneas para proteger el corazón.

El calor, la deshidratación, comer fuera de casa y los alimentos mal conservados son, por otro lado, causas frecuentes de alteraciones digestivas en esta época. Optar por alimentos ligeros y fáciles de digerir, cuidar el equilibrio de la flora intestinal y dejar que el cuerpo repose tras las comidas te ayudará a evitar sorpresas desagradables.

¿Qué frutas y verduras están de temporada en agosto?

Se despiden frutas que arrancaron su temporada con la primavera, como los albaricoques. Sin embargo, están casi a punto las que marcarán el fin de las vacaciones, como la uva y el higo, que maduran hacia finales de mes.

Entre medio queda una larga lista de frutas y hortalizas que empezaron a madurar a principios de verano y que no solo se mantienen en temporada: el sol intensifica sus sabores y nos permite disfrutarlas en todo su esplendor.

Las frutas de hueso, como melocotones, nectarinas o ciruelas, están maravillosamente dulces. Llegan ya melocotones de secano con mucho sabor, como si el sol se hubiera concentrado en ellos. Entre las ciruelas maduran las claudias, que cuando están en su punto tienen un sabor exquisito. Y todavía puedes disfrutar de las cerezas, aunque serán las últimas.

En jugosidad a estas frutas solo les ganan melones y sandías, que también están en su punto. Con ellos puedes preparar refrescantes cremas frías, por ejemplo con melón triturado y un poquito de menta, o con sandía y las hortalizas del gazpacho.

Las peras de verano son otra gran fuente de hidratación. La pera limonera y la pera ercolina están en temporada y se deshacen en la boca.

Entre las bayas, a las frambuesas y los arándanos se suman las grosellas y, más avanzado el mes, las primeras moras. Si mantienes los ojos abiertos en tus excursiones de verano, puedes incluso recogerlas silvestres. Los arándanos crecen a menudo a la salida del bosque; las moras abundan en los márgenes de los caminos.

En la huerta la producción de hortalizas de verano no deja de dar excedentes. Las berenjenas, los calabacines, la judía verde, los pepinos, los pimientos, los tomates... crecen de un día para otro y comban las matas pidiendo ser recogidos.

Las ensaladas verdes apetecen más que nunca: las lechugas crecen sin remilgos y todo lo que se te ocurra añadirle está en su mejor momento. Los tomates saben a tomate, los pepinos están crujientes y los pimientos pesan el doble porque están llenos de carne.

Llegan a su vez gran variedad de patatas y cebollas, y siguen creciendo los puerros de verano, más suaves y finos que los de invierno, con los que podrás prepararte buenas vichyssoises.

Finalmente, están en temporada también pequeñas joyas quizá menos conocidas, como las okras, muy ricas en mucílagos, o el higo chumbo, que madura ahora en las chumberas y te reta a disfrutarlo en tus paseos de verano.

12 frutas y verduras de la estación: ¡incorpóralas a tu menú!

Esta selección es solo una muestra de todo lo que ofrece la huerta en pleno verano. Son los alimentos de temporada más representativos del mes de agosto

Agosto también es un buen mes para...

Es un buen momento para aprovechar la abundancia de las cosechas y hacer compotas, conservas y mermeladas caseras. Si quieres hacerlo teniendo en cuenta las recomendaciones de la agricultura biodinámica y la influencia de la luna, encontrarás más información en este artículo sobre cocina biodinámica.

Además, en esta época se recogen y se secan las flores de manzanilla. En caso de que tengas la mala suerte de sufrir la típica gastroenteritis de verano, puedes prepararte una infusión con ellas para aliviar los síntomas y restablecerte.

Si quieres actualizar tus preferencias de consentimiento haz click en el siguiente enlace