espalda emociones 2

Terapias naturales

¿Te duele la espalda? Revisa tus emociones

Esa zona es como un río por el que circula la energía, pero las preocupaciones y los obstáculos cotidianos pueden bloquearla y causar molestias recurrentes

Ángel López Hanrath, acupuntor y terapeuta en shiatsu

El dolor es solo un síntoma, un grito del cuerpo para que nos paremos y le hagamos caso. Quedarnos con la idea de que la desazón que nos agobia está relacionada solo con algo físico es simplista. Si sentimos rigidez o dolor en una zona concreta, significa según la Medicina Tradicional China que alguna de las cuatro emociones básicas está bloqueada y debemos prestarle atención para que vuelva a fluir.

1. Preocupación

Rumiar un problema desgasta el organismo, en especial el sistema digestivo. Aquí manda el bazo. En la espalda, se manifiesta en la zona dorsal baja de la columna y, sobre todo, por la noche. Elimina la comida fría y cruda, añade calor al cuerpo y evita lácteos.

2. Tristeza

Afecta a los pulmones, cuyo elemento es el Metal. El dolor se siente en la zona más alta de la espalda, hasta la clavícula. Hay que diluir la pena. Llorar es el remedio más simple. Permite abrir el pecho, llenándolo de vida.

3. Ira

Pertenece al elemento Madera y su órgano es el hígado, encargado de almacenar y movilizar la sangre. Cuando se altera suele aparecer dolor en el trapecio superior. Son las cervicales cargadas. Las actividades con movimiento ayudan.

4. Miedo

El riñón pertenece al elemento Agua y está vinculado al miedo, una emoción paralizante. Bloquea la zona lumbar y puede contracturar un músculo, el cuadrado lumbar, que limita el movimiento y a menudo provoca un dolor fijo y agudo. En casos así, el calor de una esterilla o de una bolsa de agua caliente es un buen aliado.

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017