Amor en construccion
Coral Herrera
Escritora
Coral Herrera

Quítate la venda

Amiga: estas son las señales de que ese hombre no te trata bien

Para saber si nos quieren bien, hagamos caso de nuestro instinto y confiemos en nuestra capacidad para leer las señales que nos manda nuestra pareja con su cuerpo y su comportamiento.

hombre-que-no-te-conviene-ver-señales.

Las mujeres, después de tantos milenios dedicadas a los cuidados, hemos aprendido a leer las señales que emite el cuerpo y el comportamiento de nuestra gente querida. Buscamos en su rostro y en su cuerpo señales de fiebre, de dolor, de inflamación, y somos capaces de elaborar un diagnóstico rápido haciendo un análisis multifactorial para saber lo que ocurre, y para buscar soluciones.

También en nuestras relaciones sociales y laborales hemos aprendido a leer lo que no dicen los textos y los discursos, a buscar señales para recabar información, e interpretar esta información que recibimos con nuestros sentidos para saber qué está ocurriendo, qué me cuentan, cómo me lo cuentan, y qué no me están contando.

Es una habilidad maravillosa que nos ayuda a tomar decisiones en momentos clave, y que podemos aplicar también a las relaciones de pareja para saber si le gustamos a la persona que nos gusta.

Leer esas señales puede servir también saber para saber si somos correspondidas cuando estamos en pareja, para estudiar el nivel de compromiso e implicación emocional de la otra persona.

También sirve para saber si tiene más parejas, para entender lo que está ocurriendo cuando sentimos que nos falta información, es decir, cuando la otra persona nos está ocultando algo o nos miente.

¿Te trata mal? Lee las señales

En realidad, analizar las señales es una tarea que nos sale de manera natural, pero muchas veces ocurre que nos auto engañamos para no hacer frente a una realidad que no nos gusta, o que nos duele. Nuestro cerebro procesa la información, pero la bloqueamos en algún punto para poder seguir viviendo nuestra historia de amor.

Y esto es una trampa porque saber leer las señales te permite salir de relaciones en las que no te tratan bien, te ayuda a saber qué suelo pisas, a buscar más información si te hace falta, a dejar relaciones en las que no eres feliz o no te estás divirtiendo.

Saber leer las señales nos puede salvar la vida en algunos casos. No es fácil, pero cuando una mujer es capaz de admitirse a si misma que su pareja es un hombre violento con problemas para gestionar emociones fuertes, es capaz también de dejar esas relaciones en las que podría llegar a estar en peligro.

¿Cuáles son las señales que puedo recibir de la otra persona si analizo su comportamiento y la forma en que se comunica su cuerpo?

  • Si habla de las mujeres con resentimiento, es una señal de que tiene problemas de masculinidad, y sus problemas pueden hacerte daño, porque el resentimiento y el odio llevan a muchos hombres a la violencia.
  • Si trata mal a la camarera que os pone una copa en un bar, permanece alerta y pon atención a cómo trata a las mujeres. Que a ti te trate como a una princesa no significa que sea respetuoso con las mujeres: si no lo es, no te conviene.

Si no te contesta los mensajes y deja pasar varios días.

  • Si a veces se muestra interesado y otras veces no, si a veces es comunicativo y generoso y otras veces pasa días sin llamarte, es señal de que no le gustas tanto como parecía, y de que la relación apenas le interesa. También es señal de que no siente empatía hacia ti, y no le importa cómo te sientes cuando no te hace caso.
  • Si mientras le hablas está distraído, no te mira a los ojos, o se pone a mirar su teléfono, es porque no le interesa lo que le cuentas, o porque quiere hacerte sufrir un poco.

Si quiere hacerte sufrir un poco, a la que no te interesa es a ti.

  • Si no te consuela cuando estás triste, si no te apoya en los momentos duros, si no te sientes cuidada, es señal de que no está implicado en la relación. Si sólo lo hace a veces y el resto del tiempo no te sientes cuidada, es que la relación no merece la pena.
  • Si trata mal a los animales, es probable que trate mal a las personas, y es probable que te trate mal a ti.
  • Si no te presenta a nadie conocido después de meses juntos, es una señal de que no está comprometido con la relación y no quiere ser tu pareja.
  • Si se hace el misterioso, es porque tiene algo que ocultar, por ejemplo, que tiene pareja o que tiene problemas que pueden afectarte gravemente. En este caso, lo mejor no es ponerte en plan exploradora a resolver el misterio, sino escapar de esa relación.
  • Si es demasiado protector, es posible que sea dominante, controlador y celoso: mira a ver si te viene bien estar con alguien que necesite protegerte todo el tiempo, a veces es una excusa para ejercer su poder y tener el control.
  • Si no te hace demostraciones de cariño en público es porque no quiere que la gente se de cuenta de que estáis en pareja. Puede que le de vergüenza estar contigo, o que quiera preservar su prestigio de soltero para poder tener más parejas. No te conviene.
  • Si no habla bien de tu gente, si evita que quedéis con tus grupos o tu familia, es porque es un tipo egoísta, y probablemente se debe a que quiere aislarte y tenerte sólo para él.

Activa la alerta: si él no quiere juntarse a tu gente, que no te condicione a ti para hacerlo.

  • Si no se siente orgulloso de ti y de tus logros, si no te anima y te muestra su admiración, es porque no te quiere.
  • Si no te cuida cuando enfermas o cuando te sientes mal anímicamente, si se aleja cuando más lo necesitas, es porque no te quiere.
  • Si da por hecho que tú te encargas de la logística y de la organización doméstica cuando convivís juntos, es porque es un hombre machista, y si os vais a vivir juntos, te tocará hacer de criada, tendrás menos tiempo libre que él, y acabarás harta de estar a su servicio.
  • Si vigila mucho su móvil y se lo lleva siempre encima, es porque tiene miedo de que le revises el móvil, y suele ser porque si lo haces, te llevarías una sorpresa muy desagradable. O varias sorpresas.

Si miente a otros delante tuya, también puede que te mienta a ti.

  • Si sus anteriores relaciones acabaron mal, también puede que la vuestra acabe mal.
  • Si antes te cuidaba mucho y ya no, es señal de que ya no te quiere.
  • Si reacciona mal en situaciones de estrés, o si se pone agresivo cuando se enfada, es porque no sabe gestionar sus emociones, y tendrás que valorar en qué medida puede afectarte a ti este problema suyo, y si te viene bien estar con un hombre que tiene problemas.

Estas y muchas otras señales son las que nos permiten evaluar si una relación merece o no la pena, si la otra persona es sincera o no lo es, si tiene demasiados problemas, si está enamorado o no, si se siente comprometido o no con la relación.

Y en base a esta información, puedes ahorrarte mucho sufrimiento si tomas decisiones utilizando tu sentido común, y priorizando siempre el autocuido.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?