Dientes y encías sanas

10 enjuagues bucales caseros con plantas medicinales

Podemos aprovechar las propiedades de las plantas para preparar nuestros enjuagues y aliviar problemas como la gingivitis, la halitosis o el dolor de muelas.

Jordi cebrián
Jordi Cebrián

Periodista especializado en plantas medicinales y ecología

Las plantas medicinales, preparadas en infusión o decocción, nos permiten hacer enjuagues bucales para cuidar la boca y los dientes, así como para mejorar muchos de los problemas y molestias que afectan a la cavidad bucal.

En la boca se sitúa la primera barrera defensiva del sistema inmunitario, pero labios, encías, lengua, dientes, paladar y garganta están sometidos a un desgaste constante, pues los usamos a todas horas: al masticar, al beber, al respirar... Además, acusan cada día factores externos como la falta de una higiene adecuada, la presencia de ácidos o el ataque de virus, bacterias u otros patógenos.

Algunos problemas bucales no se pueden llegar a curar sin la visita obligada al dentista, como es el caso de las caries dentales, una periodontitis o piorrea (una gingivitis agravada por el foco de infección bacteriana), las deformaciones o las erupciones dentarias. Sin embargo, las plantas medicinales pueden ser una solución, o un valioso apoyo cuando menos, en algunos de los trastornos más comunes que afectan a la boca. 

Artículo relacionado

Aquí hemos elegido algunas de las plantas más eficaces para hacerte enjuagues bucales que alivian o curan molestias habituales de la boca. Muchas se pueden utilizar no solo en enjuague, sino en pomadas y otros preparados para el cuidado de la salud bucal.

Por su acción antiséptica, antiinflamatoria y analgésica muchas plantas resultan útiles para las afecciones bucales más comunes. En general pueden ser útiles para mejorar problemas diversos, como una gingivitis, la estomatitis (que incluye úlceras, llagas o aftas bucales e inflamación de encías, labios, mucosa del paladar o interior de las mejillas), el herpes labial o la halitosis.

Por su efecto analgésico algunas plantas medicinales permiten específicamente aliviar el dolor de muelas por caries. Y otras, de acción antiinflamatoria, resultan de ayuda en la glositis y en la inflamación de la mucosa bucal y de la garganta.

Te propondremos también algunas fórmulas mixtas que combinan varias de las plantas, pues así aprovecharemos sus propiedades de forma aún más eficaz que por separado y podremos tratar problemas tan habituales como la gingivitis o inflamación de las encías o aliviar un dolor de muelas.

1 /10
enjuague-bucal-casero-ajedrea

1 / 10

Enjuague de ajedrea para las aftas

Con ajedrea (Satureja montana L.)  podemos preparar una decocción en forma de colutorio, para curar las aftas y para reducir la inflamación bucal.

  • Propiedades de la ajedrea:  Es sobre todo digestiva, pero en uso externo es útil para cuidar de la salud bucal. Es antiséptica, antibacteriana, antiinflamatoria, astringente, antihemorrágica y cicatrizante.
  • Para qué se usa el enjuague de ajedrea: Para aliviar las úlceras y aftas bucales, así como para tratar las inflamaciones bucales, sea en las paredes de la boca o en las encías.
  • Otras formas de usar ajedrea para las aftas: Además de usar la decocción en forma de colutorio, para desinflamar, se pueden utilizar unas gotas de aceite esencial de ajedrea, disueltas en la infusión y aplicadas en enjuague.
  • Dónde crece la planta y qué partes usamos: Es una planta muy mediterránea y crece en laderas rocosas, matorrales y claros de bosques de zonas montañosas. Se usan las sumidades floridas, que contienen aceite esencial, ácidos fenólicos, ácido rosmarínico y taninos.
Foto: Shutterstock
enjuague-bucal-casero-clavo

2 / 10

Enjuague de clavo para prevenir la placa

Con los clavos de olor, o capítulos florales de la planta del clavo (Eugenia caryophyllata  Thunb.), podemos preparar una infusión con la que podremos hacernos un eficaz enjuague casero.

  • Propiedades del clavo: En uso tópico, el clavo es un gran antibacteriano, pero se considera también antiinflamatorio, analgésico y cicatrizante.
  • Para qué se usa en enjuague: Para combatir los focos de infección bacteriana que puedan surgir en la placa dental. Además alivia el dolor de muelas y contribuye a desinflamar las encías y las paredes de la boca.
  • Otras formas de utilizarlo: Además de usar la infusión de los clavos en forma de enjuague, podemos utilizar el aceite esencial puro en friegas dentales. También encontraremos en las herboristerías productos de higiene bucal que incluyen extracto o tintura de clavo.
  • Dónde crece la planta y qué partes usamos: La planta del clavo es originaria de las Filipinas, las Molucas  y otras islas del Pacífico, pero también se cultiva en viveros medicinales. Se usan los capítulos florales o clavos de olor, ricos en aceite esencial y con fitosteroles, mucílagos y taninos.
Foto: Shutterstock
enjuague-bucal-tomillo-gingivitis. Enjuague de tomillo para la gingivitis

3 / 10

Enjuague de tomillo y otras plantas para la gingivitis

En este caso te proponemos una receta herbaria astringente a base de varias plantas medicinales.

Esta combinación se puede utilizar para frenar el sangrado de las encías y reforzarlas. Puedes adquirir los ingredientes y preparártela tu mismo o bien pedir que te la elaboran en tu herbolario de confianza.

  • Qué plantas necesitas: Raíz de bistorta, capítulos florales de clavo, hojas de lentisco, ramilletes floridos de tomillo, rizoma de tormentilla y hojas de menta. Compra la misma cantidad de cada y mézclalas a partes iguales, excepto la menta. 
  • Cómo se prepara: Necesitarás unas tres cucharadas soperas de la mezcla por litro de agua (la menta se añade al final). Hierve las hierbas en el agua durante 3-4 minutos y deja que reposen hasta que la infusión se enfríe un poco. Añade la menta al final del hervido. Cuela con la ayuda de una gasa o tamizo para evitar que queden palitos, brozas o impurezas.
  • Cómo se hace el enjuague: Se hacen enjuagues completos de boca, hasta tres veces al día. Se puede conservar dos días en la nevera.
Foto: Olenka Sergienko (Pexels)
enjuague-bucal-casero-equinacea

4 / 10

Enjuague de equinácea para el herpes y las llagas

En el caso de la equináncea (Echinacea purpurea, E. angustifolia), conocida por sus propiedades inmunoestimulantes y antivirales, podemos utilizar la tintura para hacernos un enjuague bucal casero que nos ayudará a mejorar el herpes y las llagas. Se utiliza la tintura diluida en agua.

  • Propiedades de la equinácea: Se usa ante todo como inmunoestimulante para prevenir infecciones respiratorias. Es antiviral, antifúngica, antiinflamatoria y antitérmica.
  • Para qué se usa el enjuague: Como eficaz antiviral, para curar el herpes labial o de otras partes de la boca causado por el virus herpes simple, en tratamientos de una semana o más. Como antibacteriano, para tratar los abscesos dentales. También es excelente para cicatrizar las llagas bucales.
  • Otras formas de usarlo para el herpes: Además de la tintura diluida en agua para hacer enjuagues bucales, podemos utilizarla en forma de pomada para el herpes labial, que encontraremos en herboristerías y parafarmacias.
  • Dónde crece la planta y qué partes usamos:  Es originaria de Norteamérica, pero se planta en jardines y viveros medicinales. Se usan los capítulos florales y la raíz.
Foto: Shutterstock
enjuague-bucal-casero-tormentilla

5 / 10

Enjuague de tormentilla antiinflamatorio

Podemos hacernos enjuagues bucales completos con decocción de tormentilla (Potentilla erecta (L.) Rausche) y aprovechar así sus propiedades antiinflamatorias y astringentes. Nos ayudará a reducir la inflamación en toda la boca y frenar el sangrado de las encías.

  • Propiedades de la tormentilla:  Se considera astringente, antihemorrágica, antiinflamatoria, antibacteriana, antiviral y cicatrizante.
  • Para qué se usa el enjuague: Se recomienda para tratar la inflamación de la lengua o glositis, las llagas en la boca y en los labios, y para frenar el sangrado y rebajar la inflamación de las encías.
  • Otras formas de usarla para la boca:  Además de hacernos enjuagues bucales con la decocción de la planta seca, podemos utilizar la tintura de tormentilla disuelta en agua para hacer gargarismos.
  • Dónde crece y qué partes usamos: Presente en la mayor parte de Europa, crece en pastizales, prados húmedos y, claros de bosque. Se usan la raíz y el rizoma, que contienen abundantes taninos, aceite esencial y tormentósidos.
Foto: Shutterstock
enjuague-bucal-casero-halitosis. Enjuague bucal de salvia o canela para la halitosis

6 / 10

Enjuague bucal de salvia o canela para la halitosis

Si es un problema recurrente, la solución de fondo de una halitosis la debe establecer el estomatólogo, pero algunas plantas ofrecen una eficaz solución temporal. Existen, por ejemplo, perlas de aceite de azafrán con mentol, o se pueden masticar unos frutos de cardamomo después de comer, sin más.

También podemos prepararnos un enjuague casero con salvia (utilizando la infusión fría para hacer gárgaras) o con canela en rama (en decocción, para hacer enjuagues).

 

Foto: Cup of couple (Pexels)
enjuague-bucal-casero-lentisco

7 / 10

Enjuague de lentisco para el aliento y las encías

Con las hojas del lentisco (Pistacia lentiscus L.) podemos preparar una decocción refrescante y antiinflamatoria y aplicarla en forma de enjuague o gargarismos. 

Propiedades del lentisco:  Se considera astringente, antiinflamatorio, antihemorrágico, antibacteriano y algo analgésico.

Para qué se usa el enjuague: Para rebajar la inflamación y frenar el sangrado persistente de las encías. Además alivia el dolor de muelas y desinflama las mucosas bucales. También ayuda a combatir el mal sabor de boca y el mal aliento.

Otras formas de usarlo: Aparte de utilizar las hojas en decocción para aplicar en enjuague o gargarismos, podemos utilizar el extracto de almáciga en colutorio. Además, podemos encontrar en las herboristerías dentífricos y elixires bucales que tienen lentisco entre sus ingredientes.

 Dónde crece y qué partes usamos: El lentisco, típicamente mediterráneo, aparece en claros de bosques, matorrales y en costas rocosas. Se cultiva también en jardines. Con fines medicinales se usan las hojas y el látex o almáciga.

Foto: Shutterstock
enjuague-bucal-casero-mirra

8 / 10

Enjuague de mirra para el dolor de muelas

Las propiedades analgésicas y antibacterianas de la mirra (Commiphora myrrha (Nees) Engl.) la convierten en una gran aliada de la salud bucal. Haciendo una decocción de la mirra en polvo obtenemos un colutorio o enjuague bucal. Otra opción es usar la tintura, disuelta en agua, como colutorio.

  • Propiedades de la mirra: Es antibacteriana, antiséptica, ligeramente analgésica, antipirética y cicatrizante.
  • Para qué se usa el enjuague: Combate la infección bacteriana en la placa dental, ayudando a reducirla, y alivia el dolor de muelas. Además es útil frente a úlceras o llagas que causan molestia o dolor.
  • Otras formas de utilizar la mirra para la boca: Aparte de hacernos un enjuague con la mirra en polvo o un colutorio, podemos encontrar muchos productos de herbolario que contienen mirra, entre ellos dentífricos, colutorios o elixires.
  • Dónde crece y qué partes usamos: En el este de África y la península arábiga. También se cultiva. Se usa la resina, que contiene aceite esencial, fitosteroles, alcoholes sesquiterpénicos y gomorresinas.
Foto: Shutterstock
enjuague-bucal-casero-bistorta

9 / 10

Enjuague de bistorta para el sangrado de encías

Podemos hacer una decocción del rizoma de la bistorta (Polygonum bistorta L.), combinándolo con malvavisco, para aplicarlo en forma de enjuagues o gargarismos y aprovechar así sus propiedades astringentes.

  • Propiedades de la bistorta: Es un eficaz astringente y hemostático local, así como antiinflamatorio y ligeramente analgésico.
  • Para qué se usa el enjuague: Es muy buen remedio de herbolario para frenar el sangrado de las encías. También ayuda a desinflamar las mucosas bucales, incluida la lengua, y rebajar el dolor de muelas.
  • Otras formas de usar bistorta para las encías: Además de hacer enjuagues con la decocción del rizoma, podemos encontrar extracto líquido y comprimidos de bistorta. 
  • Dónde crece y qué partes usamos: En prados y herbazales húmedos de montaña, y junto a arroyos y turberas. Se usa el rizoma o tallo subterráneo, muy rico en taninos y con ácido gálico y oxálico, sales minerales y vitaminas.
Foto: Shutterstock
enjuague-bucal-clavo-dolor-muelas. Enjuague de clavo y otras plantas para el dolor de muelas

10 / 10

Tisana calmante de amapola, ratania y clavo

Esta tisana combina clavo, amapola y ratania con otras plantas en una eficaz fórmula de herbolario para calmar el dolor de muelas por caries. Sirve también para desinflamar la mucosa bucal.

  • Plantas que necesitas: Clavo, llantén mayor, amapola, ratania y orégano. A partes iguales, salvo el clavo.
  • Cómo se prepara: Se preparan 2 cucharadas soperas de la mezcla a partes iguales y 2 clavos de olor por ¼ litro de agua. Se hierve durante 5 minutos y se deja reposar otros 10. Luego se filtra con una gasa.
  • Cómo se aplica el enguague: Se pueden hacer hasta 3 enjuagues completos al día, hasta que remita el dolor.
Foto: Charlotte May (Pexels)

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?