Las partes del cerebro y sus funciones

El cerebro es un órgano muy complejo que controla el pensamiento, la memoria, las emociones, la percepción de los sentidos... Te descubrimos cuáles son sus partes y qué funciones tiene cada una.

partes del cerebro
iStock

El cerebro es un órgano esencial para la vida. Además de las funciones vitales (como la respiración), todas nuestras emociones, sensaciones y aquello que conforma nuestra personalidad y nos hace únicos está regulado por nuestro cerebro.

Se trata, quizás, del órgano más complejo del cuerpo humano. De hecho, el órgano que está dentro de la cabeza se denomina en realidad encéfalo y es la parte principal del sistema nervioso central. El cerebro, el cerebelo y el tronco encefálico son algunas de las partes que conforman el encéfalo y trabajan juntas para regular diferentes aspectos de nuestro funcionamiento físico y mental. En este artículo te contamos cuáles son las partes del cerebro y sus funciones.

Partes del cerebro y sus funciones

partes del cerebro
iStock

El cerebro es la parte más grande del encéfalo y es responsable de controlar el pensamiento consciente, la memoria, el movimiento y la percepción sensorial, entre otras funciones. Se divide, mediante un surco profundo, en dos hemisferios, cada uno de los cuales controla un lado del cuerpo.

  • El hemisferio izquierdo controla el lado derecho de nuestro cuerpo.
  • El hemisferio derecho, el lado izquierdo.

En cada hemisferio, el cerebro se divide en cuatro lóbulos:

  • Los lóbulos frontales, como su nombre indica, están situados en la parte frontal del cerebro, justo detrás de la frente. Son los lóbulos más grandes y controlan el movimiento voluntario, el habla y el intelecto. También juegan un papel importante en la memoria y la personalidad.
  • Los lóbulos parietales están ubicados en el centro del cerebro y reciben e interpretan la información sensorial, lo que nos permite comprender nuestro entorno y el estado de nuestro propio cuerpo.
  • Los lóbulos temporales se encuentran cerca de los oídos y ayudan a recordar palabras o lugares en los que hemos estado, a reconocer a las personas y a comprender el lenguaje e interpretar las emociones de otras personas.
  • Los lóbulos occipitales están en la parte posterior del cerebro y permiten detectar e interpretar la información visual. Controlan cómo procesamos las formas, los colores y el movimiento.

En este vídeo puedes ver cómo trabajan las neuronas en el cerebro:

Cerebelo: Funciones

El cerebelo (que en latín significa “pequeño cerebro”) está situado en la parte posterior de la cabeza, debajo de los hemisferios cerebrales, y es la segunda estructura más grande del encéfalo.

Juega un papel importante en la coordinación motora y el equilibrio. También contribuye al aprendizaje y perfeccionamiento de los movimientos.

Tronco encefálico: funciones

El tronco encefálico conecta el cerebro con la médula espinal y se encuentra en la parte inferior del cerebro.

Es responsable de regular las funciones corporales básicas, como la respiración, la frecuencia cardíaca, la presión arterial, los ciclos de sueño y vigilia y la deglución. Se trata de funciones esenciales para la vida que no están bajo nuestro control consciente.

Se compone de tres partes principales: el mesencéfalo, la protuberancia y el bulbo raquídeo.

Tálamo e hipotálamo: funciones

El tálamo y el hipotálamo están situados en la zona central del cerebro, justo por encima de la parte superior del tronco encefálico. Son estructuras que tienen mucho que ver con la percepción, el movimiento y las funciones vitales del cuerpo.

  • El tálamo consta de dos masas ovales, cada una incrustada en un hemisferio cerebral, unidas por un puente. Contienen células nerviosas que clasifican la información de cuatro de los sentidos (vista, oído, gusto y tacto) y la transmiten a la corteza cerebral. Solo el sentido del olfato envía señales directamente a la corteza cerebral, sin pasar por el tálamo. Las sensaciones de dolor, temperatura y presión también se transmiten a través del tálamo, al igual que los impulsos nerviosos de los hemisferios cerebrales que inician el movimiento voluntario.
  • El hipotálamo es el principal punto de interacción de los dos sistemas de control físico del cuerpo: el sistema nervioso y el sistema endocrino y controla el ritmo del corazón, el paso de los alimentos a través del tubo digestivo y la contracción de la vejiga. Es el intermediario del cerebro para traducir las emociones en una respuesta física (como un latido acelerado). También regula diversas funciones corporales, como la temperatura corporal, el hambre, la sed y los ritmos circadianos.

Hipocampo: funciones

El hipocampo está situado en la parte interna del lóbulo temporal. Su nombre proviene del latín hippocampus, que a su vez viene del griego hippos (caballo) y kampos (nombre de un monstruo marino mitológico) y se llama así porque su forma recuerda a un caballito de mar.

Juega un papel importante para la consolidación de la información adquirida recientemente (memoria a corto plazo). Por el contrario, se cree que la memoria a largo plazo se almacena en toda la corteza cerebral.

Amígdala: funciones

La amígdala es una estructura cerebral situada en el interior de los lóbulos temporales, encima del hipocampo. Se compone de dos núcleos, uno en cada hemisferio.

Está involucrada en el procesamiento emocional y la regulación de las respuestas emocionales.

Referencias

Ackerman S. Discovering the Brain. Washington (DC): National Academies Press (US); 1992. 2, Major Structures and Functions of the Brain

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?