Yoga especial para descansar profundamente

Calma mental

Yoga especial para descansar profundamente

El objetivo es familiarizarse con ese estado entre la actividad y el sueño, y ser capaz de retomarlo durante el día

Or Haleluiya

La práctica de la relajación y la calma mental es imprescindible en el desarrollo personal, por eso tradicionalmente en yoga hay posturas cuyo objetivo primordial es la relajación y el descanso. Con ellas no se busca –tampoco con las asanas de yoga clásicas– estirar el cuerpo más o mejor que otro alumno o alcanzar cierto nivel de perfección, sino entregarse al reposo en todos los sentidos.

Estar calmado y relajado eleva tanto nuestro propio nivel y calidad de vida como el de los demás. Por eso el descanso no es un lujo sino una necesidad esencial.

En el Yoga Reconstituyente la persona no se exige nada, ni siquiera estirar los músculos de cierta forma o realizar una postura concreta. Se abre el espacio para practicar estos estados de ánimo transitorios entre la actividad y el sueño, a fin de perfeccionar la capacidad de volver a ellos durante el día.

0020 Cuadrado

1. Torsión sostenida

Pon la cara externa de la pierna sobre el suelo, alarga la columna para apoyar la zona debajo del ombligo sobre un cojín cilíndrico o bien una manta gruesa enrollada.

0027 cuadrada

2. Postura del niño

Siéntate sobre las pantorrillas y separa las rodillas la anchura de la esterilla. Coloca el cojín cilíndrico enfrente para descansar la zona púbica, los abdominales y el pecho sobre él. No se aconseja permanecer más de cinco minutos en esta postura.

0022 cuadrado

3. Descanso reclinado

Apoya toda la columna sobre un cojín cilíndrico que se asiente sobre dos bloques de yoga para elevarlo de modo que la columna quede algo inclinada. Descansa las rodillas sobre un cojín, y también la parte baja de las pantorrillas para que los talones estén en el aire. Puedes permanecer hasta media hora.

Artículos relacionados