Calendario de temporada

12 frutas y verduras de temporada para comer en octubre

Al adentrarnos en el otoño la lista de los alimentos de temporada se renueva casi por completo. Te aportan vitalidad, te nutren y te preparan para el frío.

Actualizado a 13 de octubre de 2021, 16:33

En este mes nos adentramos en el otoño y la naturaleza empieza a cambiar visiblemente. Maduran frutas que marcan el despegue de la nueva estación, algunas de temporada breve que solo se pueden disfrutar ahora. En la huerta empiezan a asomar también verduras aptas para ir entrando en una cocina más lenta y concentrada.

Es momento de reforzar nuestras defensas y preparar a nuestro organismo para los meses venideros. Y una forma de hacerlo, si no se ha hecho ya, es ayudando a la depuración del organismo en la fase inicial de la estación, antes de que el frío llegue para quedarse.

Otra es incluyendo en nuestra alimentación la gran variedad de alimentos de temporada ricos en antioxidantes que nos ofrece el otoño. Sin olvidar que, a medida que bajen las temperaturas y los días se vuelvan más húmedos, el cuerpo nos irá pidiendo alimentos cálidos y energéticos que le ayuden a adaptarse de forma natural al clima.

Los órganos a los que habrá que prestar más atención según la medicina tradicional china, que tanto tiene en cuenta los ciclos de la naturaleza y los cambios de estación, son los pulmones y el intestino grueso.

Para ellos recomienda aumentar el consumo de alimentos blancos y verdes, el sabor picante de ajos, puerros y cebollas, y la energía de cereales y legumbres.

¿Qué frutas y verduras están de temporada en octubre?

Las frutas de verano, quitando algunos melocotones de viña, han desaparecido casi por completo, o perdido ese dulzor intenso que nos regalaban el mes pasado. Sí se mantienen las frutas que marcaron el final del verano, como las uvas o los higos.

A cambio llegan cada vez más manzanas y variedades otoñales de pera, como la conference o la pera comice, junto a una gran variedad de frutas que cambian totalmente el paisaje de las fruterías.

Entre las frutas que inauguran ahora su temporada, una de las más esperadas es la granada. Maduran asimismo los membrillos y llegan los primeros cítricos, las mandarinas, al principio más verdes, después más naranjas. Sus colores claramente otoñales son toda una declaración de principios.

Hacia finales de mes llegarán las chirimoyas y los primeros caquis, aunque a veces habrá que esperar un poquito más para encontrarlos en su punto.

También maduran muchos frutos en el bosque, como las castañas, los escaramujos, las endrinas, los madroños... Y, cómo no, las estrellas de la temporada: las setas. Boletus, trompetas de la muerte, senderuelas, setas de cardo, níscalos, rebozuelos... Tienes mucho donde elegir más allá de los champiñones.

Algunas frutas originarias de otras latitudes y que se han adaptado bien a nuestro clima en algunas zonas se encuentran ahora en temporada. Es el caso del aguacate, del mango cultivado en la costa andaluza, de la papaya, la piña o una delicia que hasta hace poco no podía encontrarse fresca en nuestro país: el dátil fresco, que se cultiva en Elche.

En cuanto a las hortalizas, también habrá renovación en la cesta de la compra. Seguirás encontrando judía verde, pimientos, lechugas, calabacines... Pero irrumpen con fuerza las calabazas y algunas coles, sobre todo coles de hoja.

La energía de la naturaleza desciende y se contrae, con lo que no es de extrañar que se abra también la veda para todo tipo de raíces, bulbos y tubérculos. Encontrarás, con toda su energía concentrada bajo tierra, unos puerros más gruesos que los de verano, cebollas y patatas ya completamente maduras, chirivías, remolachas...y el tubérculo estrella de la temporada: el boniato.

Octubre también es un buen mes para...

En esta época florece el azafrán, cuyo cultivo se concentra en Castilla-La Mancha. Las hebras se recogen a mano, flor a flor, en un costoso proceso que explica su elevado precio... y su calidad.

Es momento asimismo de disfrutar de las primeras nueces del año y, si ha llovido, lanzarse al bosque a buscar las primeras setas y hacerse con buenas provisiones de frutillos silvestres.

Si quieres actualizar tus preferencias de consentimiento haz click en el siguiente enlace