Ricas en proteínas

4 saludables recetas con harina de almendras

La harina de almendras es pura almendra molida. Tiene muchos usos en la cocina, es rica en proteínas y da a masas un sabor delicioso.

Marketa Kadlecova
Marketa Kadlecova

Food Coach y nutricionista certificada

Con la moda de las dietas bajas en hidratos de carbono como la dieta keto o la dieta paleo de los últimos años, la harina de almendras está ganando popularidad como un sustituto saludable de las harinas de cereales. Y la verdad es que con toda la razón.

Esta harina de aspecto harinoso y húmedo se obtiene moliendo almendras dulces. Hoy en día en fácil encontrar la harina de almendra en los herbolarios o supermercados o incluso la podemos preparar en casa, simplemente triturando almendras en una licuadora o procesador de alimentos.

Cómo hacer harina de almendras

La harina de almendras se puede preparar de dos maneras:

  • Moliendo las almendras enteras sin pelar, y entonces es una harina de color marrón.
  • Moliendo las almendras peladas, de modo que la harina queda de color blanco.

En el mercado podemos encontrar, además, harina de almendra desgrasada, también llamada proteica, que es más seca.

Esta harina es una de las harinas más nutritivas. Es una harina sin gluten, baja en hidratos de carbono y rica en fibra, proteínas, antioxidantes, vitamina E y minerales como magnesio y potasio.

Por sus propiedades extraordinarias es un alimento perfecto para las personas con colesterol alto, para todos que necesitan controlar el azúcar en la sangre y fortalecer el corazón, personas con hipertensión, niños en crecimiento, mujeres lactantes y deportistas.

Artículo relacionado

Almendras

Las almendras reducen tu cintura (y el colesterol)

Cómo utilizar la harina de almendras

A la hora de cocinar, la harina de almendras es una harina muy versátil. La podemos usar en todas las recetas donde usaríamos la harina común: para hacer repostería como galletas, bizcochos, magdalenas; para hacer rebozados; para ligar masa de hamburguesas vegetales; para preparar pan, pizza, tortitas o quiche...

Para sustituir la harina de cereales podemos seguir los siguientes consejos:

  • El modo de utilizar la harina de almendras es muy sencillo. Simplemente reemplazamos la harina en nuestra receta con harina de almendra en el mismo volumen 1:1.
  • Dependiendo de la receta, puede ser que la masa nos quede un poco húmeda (por el contenido de grasa en la harina de almendras); en ese caso, añadiremos un poquito más de harina.
  • Por la ausencia de gluten, el resultado será un poco más denso y menos esponjoso. Si deseamos las recetas más tradicionales podemos sustituir solamente una parte (25-50%) con harina de almendras para añadir nutrientes y para el resto usar la harina de siempre.

Artículo relacionado

Bebida de almendras

Cómo hacer tu propia leche de almendras

Os propongo aquí cuatro recetas con harina de almendras para que probéis a utilizarla: un pan de almendras, un bizcocho, una masa de pizza sin gluten y unos falafels que quedan exquisitos al horno.

Receta de pan de harina de almendras
Stockfood

Pan de almendras sin huevo

Un pan sin harinas, rico en proteínas y con muy buen sabor.

Ingredientes:

  • 175 g de harina de almendras
  • 55 g de lino molido
  • 50 g de harina de coco
  • 50 g de psyllium
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de levadura para repostería
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana
  • 450 ml de agua templada

Preparación:
(15 minutos + cocción 50 minutos)

  1. Precalienta el horno a 200 grados.
  2. En un bol mezcla todos los ingredientes secos. Añade el aceite, el vinagre y el agua. Cuidado, el agua tiene que ser templada (más o menos 40 grados) para activar las fibras en el psyllium. Mezcla bien todos los ingredientes y amasa con las manos durante 1 minuto. Deberías obtener una masa compacta y moldeable.
  3. Pon la masa en un molde engrasado o, con la ayuda de tus manos mojadas, forma una hogaza o unos 8 panecillos redondos.
  4. Colócalos sobre una bandeja forrada con papel vegetal o engrasada. Los panecillos estarán listos en 35 minutos, el pan en 50 minutos.
  5. Comprueba con un palillo que el pan esté seco por dentro y deja enfriar sobre una rejilla.
Receta de bizcocho con harina de almendras
Stockfood

Bizcocho con harina de almendras

Jugoso, con sabor a mazapán y un delicioso olor. Este bizcocho parece que es de las mejores pastelerías francesas y se merecerá un sitio en las ocasiones especiales. Pero lo cierto es que resulta muy fácil de preparar.

Ingredientes:

  • 3 huevos o 180 g de yogur de almendras natural
  • 250 g de harina de almendras
  • 150 g de azúcar de caña
  • 2 cucharaditas de levadura para repostería
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de vainilla
  • 100 g de mantequilla o aceite de coco derretido
  • 80 ml de leche de almendras
  • 30 g de almendras laminadas para decorar

Preparación:
(15 minutos + cocción 45 minutos)

  1. Precalienta el horno a 180 grados.
  2. Si vas a usar los huevos, separa las claras de las yemas en dos bols. Bate las claras a punto de nieve con una pizca de sal.
  3. En otro bol mezcla la harina de almendras, la levadura, la sal, la vainilla y el azúcar.
  4. Añade las claras a punto de nieve y las yemas o el yogur, la leche y el aceite a la mezcla seca y combina con cuidado.
  5. Unta un molde para bizcochos pequeño con un poco de aceite, vierte la masa, decora con las almendras laminadas y hornea 45 minutos. Si al final de la cocción se va quemando por arriba pero todavía no está hecho por dentro, cubre con papel vegetal.
  6. Deja enfriar.
Receta de pizza con masa de almendras
Photocuisine

Pizza con masa de almendras

En lugar de utilizar harina de trigo o espelta, utilizamos las almendras y las ligamos con semillas de lino.

Ingredientes (1 pizza para 2 personas):

  • 2 cucharadas de lino molido
  • 170 g de harina de almendras
  • 1 cucharada de levadura nutricional
  • Media cucharadita de sal
  • Una pizca de ajo en polvo
  • Una pizca de orégano
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:
(10 minutos + cocción 25 minutos)

  1. Precalienta el horno a 200 grados.
  2. En un bol pequeño mezcla el lino molido con 6 cucharadas de agua y deja reposar 5 minutos.
  3. En un bol mezcla la harina de almendras, sal, las especias, la levadura nutricional, el huevo de lino y el aceite para formar una masa.
  4. Forra una bandeja para el horno con papel vegetal. Echa la masa a la bandeja y con ayuda de una espátula o manos húmedas aplasta y dale forma redonda de 0,5 cm de grosor. Hornea 15 minutos hasta que se empieza a dorar.
  5. Decora con toppings a tu gusto y hornea 10 minutos más.
Receta de falafels al horno con harina de almendra
Photocuisine

Los mejores falafels al horno

Unos falafels dorados y súper crujientes, un aperitivo al que nadie se puede resistir. El problema es que la receta tradicional se fríe en abundante aceite, que da un resultado delicioso pero no recomendable para todos los días por sus efectos negativos en la salud.

Otra opción es preparar los falafels al horno. Esta técnica resulta más recomendable para la salud, pero el resultado puede quedar seco. ¿La solución? Usar harina de almendras en la masa, ya que gracias a sus grasas saludables permite obtener unos falafels al horno perfectos, crujientes por fuera y blandos por dentro.

Ingredientes (20 falafels pequeños):

  • 300 g de garbanzos cocidos
  • 1/2 cebolla
  • 2 cucharadas de cilantro fresco
  • 2 cucharadas de perejil fresco
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de comino
  • 4-6 cucharadas de harina de almendras
  • 2 cucharadas de lino molido

Preparación:
(20 minutos + reposo 20 minutos + cocción 20 minutos)

  1. Precalienta el horno a 200 grados.
  2. Unta una bandeja para el horno con un poco de aceite.
  3. Pica la cebolla, el ajo y las hierbas muy fino. Puedes usar un procesador de alimentos o un cuchillo.
  4. Escurre bien los garbanzos. En un bol machaca los garbanzos con un tenedor. Añade el resto de los ingredientes y mezcla bien. Deberías obtener una masa moldeable. Sí es demasiado frágil, añade un par de cucharadas de harina de almendras más.
  5. Deja reposar la masa unos 20 minutos en la nevera para que el lino absorbe la humedad y liga la masa. Pasado este tiempo, forma bolitas pequeñas.
  6. Coloca los falafels sobre la bandeja, rocía con un poco de aceite y hornea unos 20 minutos, hasta que quedan dorados.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?