Podcast

Meditación guiada con afirmaciones positivas para hacer por la mañana

La manera en que nos hablamos internamente da forma a cómo nos manifestamos en el mundo. En esta meditación matutina con afirmaciones positivas te acompaño conectar con tu fuerza interior para integrarla en ti.

Lidia González Alija
Lidia González Alija

Acompañante emocional especialista en exploración interior.

Escucha la meditación guiada por Lidia González con afirmaciones positivas aquí:

Todas y todos tenemos una voz interna que nos critica, nos compara con otras personas y nos machaca buscando que estemos a la altura de las circunstancias. Esa voz la adoptamos de la sociedad en la que vivimos y de nuestro entorno en la niñez, y nos sirve para pertenecer a esos grupos. Cuando no cumplimos sus expectativas, nos castiga con dos sentimientos muy familiares: vergüenza y/o culpa.

Y aunque su intención es buena, protegernos, esta voz también nos limita muchísimo, ya que no permite que nos expresemos naturalmente por miedo a que eso signifique ser rechazados por el grupo al que queremos pertenecer.

Cuando nos hablamos demasiado desde esa voz, nos marchitamos. La voz de nuestro crítico interior nace del miedo y nos puede crear muchísima ansiedad al no permitirnos ser tal y como somos y sentirnos bien con ello. Aunque ocurre también lo contrario: las afirmaciones positivas, como las que te muestro en esta meditación guiada, pueden hacer que creamos más en nosotros mismos.

Cómo ayudan las afirmaciones positivas por la mañana

Las afirmaciones son como mantras que podemos decirnos a nosotros mismos, frases que hablan directamente a nuestro inconsciente y que reemplazan la voz de ese crítico interior, aportando un discurso mucho más positivo. Normalmente comienzan con las palabras 'Yo soy'. Esas palabras son muy poderosas porque lo que las sigue, cuando es repetido con cierta consistencia, es en lo que nos convertimos.

Cuando nos hablamos desde una voz que cree en nosotros, vamos generando un sistema de creencias y sensaciones positivas sobre nosotros mismos y nuestras capacidades. Esto esconde un gran potencial, ya que lo que somos capaces de hacer está directamente relacionado con lo que creemos que somos capaces de hacer. Este es el poder de la mente.

Artículo relacionado

Meditación guiada con afirmaciones positivas para empezar el día con fuerza

Con esta meditación guiada te acompaño para crear una rutina de afirmaciones positivas que te conecten con tu fuerza interior y así integrarla poco a poco en tu sistema de creencias. Te recomiendo que hagas esta meditación por la mañana nada más despertarte, ya que ese es el momento en el que tu inconsciente está más susceptible para ser influenciable.

  • Siéntate cómodamente con tu espalda erguida y cierra tus ojos.
  • Respira profundamente dejando ir en la exhalación lo que sea que estuvieras haciendo, lo que vayas a hacer luego o lo que sea que ocupe tu mente. Viaja poco a poco hacia tu interior, adentrándote a tu propio ritmo en tu espacio de silencio interior sagrado.
  • Desde aquí puedes notar tu respiración casi como una banda sonora de este espacio de silencio interior, como algo que lo acompaña y lo sostiene constante y consistentemente.
  • Te invito ahora a que coloques una mano en tu pecho y a que te digas a ti misma/o las palabras que te diré a continuación. Puedes decirlas en alto o en tu interior, lo que te funcione mejor.
  • Repite conmigo: "Soy capaz. Soy poderosa / poderoso. Soy merecedora / merecedor. Soy capaz. Soy poderosa. Soy merecedora. Soy capaz."
  • Tras decirlo realmente siéntelo, siente que lo eres mucho más de lo que puedes llegar a imaginar."Soy capaz.Soy poderosa."
  • Y siente la sensación de ser poderosa y la certeza de que puedes hacer todo lo que te propongas. Siente ese poder en ti. Soy poderosa.
  • Soy merecedora. Siente cómo mereces todo lo que tienes y todo lo que anhelas. Eres absolutamente merecedora/ merecedor, de todo ello. Soy merecedora.
  • Ahora siente las sensaciones de estas afirmaciones en su conjunto, siente qué es lo que ocurre dentro de ti cuando realmente sientes estas afirmaciones como propias: yo soy.
  • Da permiso a tus sensaciones para que estén ahí. Quizás sientes sensación de expansión, te sientes más erguida, sientes energía circulando por tus brazos o la parte superior de tu cuerpo, o quizás sientes como que te inflas de energía. Sea lo que sea ábrete a todas esas sensaciones sumergiéndote en ellas y permitiendo que se expandan tanto como quieran, con tu atención curiosa en ellas.
  • Y repite de nuevo: "Soy capaz. Soy poderosa. Soy merecedora"

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?