Alimentos ecologicos

Cuerpo limpio

Reduce tu mochila tóxica con alimentos eco

Para que nuestro organismo no acumule sustancias tóxicas tenemos que comer moderadamente, practicar ejercicio físico y realizar dietas depurativas.

Mariano Bueno

Por bien que seleccionemos los alimentos, estamos expuestos a la acumulación de sustancias tóxicas –presentes en el entorno– en nuestro cuerpo. Por eso resulta adecuado comer sin excesos, hacer ejercicio de forma regular y realizar periódicamente dietas depurativas o ayunos.

Cuando el cuerpo no recibe alimentos, en un ayuno, se activan procesos de autoconsumo o autolisis para obtener materiales estructurales y recursos energéticos a partir de los depósitos almacenados. Pero lo más importante es que toda la energía que el cuerpo deja de emplear en la digestión se dirige a la autorreparación y puesta a punto. Incluso se estimula la inmunidad.

Las curas de ayuno duran de una a cuatro semanas y se puede beber solo agua o tomar zumos y caldos. Estos ayunos, que deben realizarse bajo el control de un especialista, pueden estar indicados como tratamiento ante muchos problemas de salud.

Alimentos ecológicos y salud, muy relacionados

Los alimentos eco no contienen residuos de plaguicidas sintéticos derivados del petróleo. Para garantizarlo, las producciones son controladas por inspectores oficiales que obedecen una normativa de nivel europeo.

Se aplica a los productos etiquetados como "bio", "eco", "biológico", "ecológico" u "orgánico". Estas palabras no pueden ser utilizadas en alimentos que no estén certificados.

El control de las plagas se realiza con la atención constante, el uso de sustancias naturales seguras, trampas de feromonas e insectos que las combaten.

En la agricultura ecológica no se pueden emplear semillas ni ingredientes transgénicos o que se hayan irradiado. En lugar de fertilizantes químicos sintéticos se utiliza compost (materia orgánica) para mejorar la composición de la tierra.

Estos alimentos son más nutritivos porque contienen menos proporción de agua, más sustancias antioxidantes y un perfil graso más sano.

La actual normativa no considera la distancia recorrida por el alimento. Sin embargo, el transporte implica emisiones de CO2 (gas del cambio climático) y un mayor consumo de recursos naturales que puede ser insostenible. La preferencia por los alimentos de proximidad forma parte de la cultura ecológica y de la buena adaptación de la persona al medio.

suscribete Abril 2018

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?