Gastronomía consciente
Virginia García
Chef vegana
Virginia García
cesto de verduras para asar

Asar al horno

Las 11 mejores verduras para asar al horno

Asar las verduras al horno es un recurso genial para ahorrar tiempo y preparar platos deliciosos sin esfuerzo.

Asar las verduras al horno es una técnica muy útil si comes en la oficina y que preparar la comida con antelación. Puedes tener la comida de toda la semana lista de forma fácil y rápida, apenas sin esfuerzo. Asando gran cantidad de verduras de una vez tienes materia prima para preparar otros platos y nutrir los tuppers de toda la semana con comida sana y variada.

Asando las verduras al horno puedes mejorar fácilmente su sabor y su textura, lo que te permite preparar platos deliciosos apenas sin esfuerzo. Además, la verdura asada se conserva durante más tiempo, lo que la convierte en un recurso ideal para evitar que la comida te caduque en la nevera y sacarle todo el jugo a tu compra semanal.

Cómo preparar verduras al horno

Asar las verduras al horno es un método muy sencillo, solo necesitas una bandeja de horno. No es necesario ponerles aceite ni especias, pero puedes hacerlo si quieres.

Precalienta el horno a 200ºC. Lava las verduras y hortalizas que hayas elegido y colócalas en la bandeja del horno, preferiblemente enteras, con algún corte o pinchadas con un tenedor si fuese necesario.

Mete la bandeja con las hortalizas y verduras en el horno a altura media y deja que se asen durante 40-50 minutos. Tras ese tiempo vigílalo para sacar las verduras cuando estén bien hechas.

Saca tu bandeja de verduras asadas y deja que se enfríen antes de pelarlas. No es necesario que las peles si no quieres, ¡la piel de las verduras está llena de nutrientes!

Aunque asar las verduras tiene muchísimas ventajas, no todas pueden beneficiarse de pasar por el horno. Hay verduras y hortalizas que no se llevan bien con este método de cocción.

Para que puedas disfrutar de todos sus beneficios, hemos seleccionado las 11 mejores verduras para asar al horno. ¡Nunca te quedarás sin opciones!

1. Pimientos

Para hacer pimientos asados, es preferible que elijas los grandes y carnosos. Puedes asar tanto los pimientos rojos como los verdes y los amarillos.

Puedes envasar los pimientos asados para que te duren mucho tiempo o usar en pistos, salsas, patés vegetales, etc.

2. Boniato

Antes de asar el boniato solo tienes que lavarlo y pincharlo con un tenedor o cortarlo por la mitad.

Puedes comer el boniato asado como acompañamiento, o usarlo en sopas, cremas, patés vegetales, hamburguesas vegetales, etc.

3. Puerro

Para hacer puerros asados es importante que elijas los más gruesos. Lávalos bien y ponlos en la bandeja del horno. Si no caben, siempre puedes cortarlos por la mitad.

Los puerros asados funcionan muy bien en salsas, cremas, acompañamientos, etc.

4. Tomates

Elije tomates que sean grandes y maduros, no hace falta que los pinches. Mientras los tomates estén asándose en el horno la piel se ablandará y dejará salir los jugos en la bandeja. Si no quieres que el resto de verduras se empapen con el zumo, es mejor que ases los tomates aparte.

Los tomates asados funcionan genial en salsas, sopas, acompañamientos, etc.

5. Berenjenas

Las berenjenas asadas son un clásico de la cocina. Puedes ponerlas enteras o cortadas por la mitad a lo largo. Si las pones enteras pínchalas unas cuantas veces con un tenedor para facilitar que se hagan bien por dentro.

Con las berenjenas asadas podrás hacer patés vegetales, dips, salsas o acompañamientos.

6. Alcachofas

Pasa asar las alcachofas debes quitar las hojas duras exteriores y poner las alcachofas en la bandeja del horno. También puedes cortarlas por la mitad y quitar la pelusilla central.

Puedes comerte las alcachofas asadas tal cual o hacer acompañamientos, patés, cremas, etc.

7. Cebollas

Las cebollas son unas de las verduras más fáciles de asar solo tienes que quitar las capas secas exteriores antes de colocar las cebollas en la bandeja.

La cebolla asada es muy polivalente. Sirve para hacer cremas y salsas suaves, hamburguesas vegetales, milanesas, etc.

8. Coliflor

No hace falta cortar mucho la coliflor para hacerla al horno, solo lo justo para que quepan unos cuantos floretes grandes en la bandeja.

Puedes prepararte un plato de coliflor asada, tomarla con otras verduras o cereales (pasta, arroz, quinoa, etc), o usarla para hacer patés vegetales, acompañamientos, snacks, etc.

9. Zanahorias

Antes de asar las zanahorias lávalas, pélalas y ponlas en la bandeja. Preferiblemente en piezas grandes.

Puedes servir las zanahorias asadas tal cual o en forma de acompañamientos, cremas, sopas o creaciones dulces.

10. Patatas

El proceso de asar las patatas es muy similar al de los boniatos. Lávalas muy bien bajo el grifo con un cepillo suave y ponlas enteras o cortadas por la mitad si son muy grandes.

Puedes tomar las patatas asadas con un poco de aceite y sal, como acompañamiento o rellenas o usarlas para hacer puré, cremas, sopas, etc.

11. Calabaza

Podemos asar la calabaza en lonchas gruesas (redondas o por la mitad) con piel y todo. Si la calabaza es muy grande puede que debas hacer más de una hornada.

La calabaza asada se puede comer tal cual o usar para purés, cremas, salsas, sopas, hamburguesas vegetales, dulces, etc.

¿Que tal te han quedado las verduras? Cuéntanos tu receta favorita para hacer con verduras asadas en la sección de comentarios. ¡Nos vemos el próximo miércoles!

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017