remedios colon irritable

Naturopatía

Cuidados naturales para el colon irritable

Infusiones digestivas como la manzanilla calman los espasmos intestinales y reducen el malestar

Rosa Guerrero

El colon irritable es un trastorno funcional del intestino con dolor abdominal y alternancia de diarrea y estreñimiento, sin causas infecciosas que lo justifiquen. Los brotes se manifiestan con un dolor tipo cólico moderado, que mejora yendo al baño y durmiendo. A veces puede aparecer dolor lumbar.

Pautas básicas para el colon irritable

El factor psicológico es la causa más aceptada junto con las intolerancias alimentarias, los cambios hormonales y la genética. Para mejorar los síntomas, puedes seguir algunas de estas pautas:

  • Evita ingerir demasiada fibra, mastica bien y restringe el consumo de legumbres y de harinas procesadas y con gluten. Los glúcidos de cadena corta que llegan al colon ascendente sin digerir generan gases al fermentar que empeoran los síntomas.
  • En cambio, puedes tomar sin problemas hidratos de carbono de tubérculos (como la patata, la yuca o la zanahoria), o de ciertas verduras (por ejemplo, la achicoria, la calabaza, la endivia y el tomate).
  • Añade a tus comidas un suplemento de enzimas digestivas, una cucharada de aceite crudo de oliva de primera presión en frío y un buen probiótico.
  • Algunas plantas medicinales, como la manzanilla, el tomillo, la menta y la valeriana, calman los espasmos intestinales. Toma una o dos infusiones al día de alguna de estas plantas para prevenirlos.
  • Acude a un profesional para realizarte un estudio de heces y eliminar bacterias patógenas como la Giardia lamblia, que puede inducir el trastorno.
  • No olvides reducir el estrés. Ingerir alguna planta adaptógena como el eleuterococo (1.500 mg por la mañana antes de almorzar en periodos de dos meses) y un suplemento de magnesio (500 mg media hora antes de dormir) puede ayudar a controlar los brotes.
suscribete Julio 2017