El jackfruit (Artocarpus heterophyllus) es una fruta exótica, propia de la India, con unas características únicas que la hacen muy interesante para enriquecer nuestros platos vegetarianos.

En los países de donde es natural la conocen desde tiempos inmemoriales y es habitual que la utilicen en sus platos tradicionales como, por ejemplo, en deliciosos currys. Aquí, en Europa, prácticamente la acabamos de descubrir, pero su popularidad se está extendiendo muy rápidamente gracias a sus cualidades culinarias.

Jackfruit: qué es

El jackfruit (también conocido como jack fruit, jaca, fruta de la jaca o yaca) es la fruta de árbol más grande del mundo, puede llegar a pesar 45 kilos. Pertenece a la familia Moraceae, la misma que los higos o las moras. Su cáscara es verdosa o amarillenta, gruesa y rugosa, y en su interior hay bulbos (o vainas) carnosos de color amarillo pálido que contienen unas semillas grandes, lisas y oscuras.

Se puede comer tanto maduro como verde:

  • El jackfruit maduro tiene un sabor dulce similar a una mezcla de piña, plátano y mango y se puede utilizar como ingredientes en multitud de platos, incluyendo natillas, pasteles y mezclado con hielo raspado.
  • Cuando aún no ha madurado del todo, el jackfruit tiene una textura que tiende a deshilacharse y toma un aspecto que recuerda al de algunas carnes estofadas. No aporta mucho sabor propio, pero tiene la ventaja de que absorbe, como una esponja, los sabores de las especias, hierbas y condimentos que utilicemos para prepararla. Todo esto hace que sea un ingrediente muy versátil (le podemos dar el sabor que necesitemos) y una atractiva y saludable carne vegetal que podemos añadir a rellenos, salsas al estilo boloñesa, pero sobre todo en estofados de verduras y currys, tal como lo cocinan en la India.

Jackfruit: propiedades y beneficios

El jackfruit es una fruta rica en nutrientes y antioxidantes que ofrece muchos beneficios para la salud.

Destaca su contenido en fibra, que ayuda a la digestión y puede ayudar a prevenir el estreñimiento, y es una buena fuente de vitamina C, importante para un sistema inmunológico sano y fuerte.

Para ser una fruta, su contenido en proteínas es relativamente alto, aunque la razón por la que se trata como una carne vegetal es, principalmente, por sus cualidades organolépticas y culinarias.

También contiene minerales como el potasio (beneficioso para la salud del corazón), calcio y magnesio, que favorecen la salud ósea.

Asimismo, los antioxidantes del jackfruit ayudan a neutralizar los radicales libres y pueden contribuir evitar enfermedades crónicas y a tener una piel más saludable y ralentizar el proceso de envejecimiento.

Su bajo índice glucémico y su riqueza en fibra dietética, ayudan a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y lo hacen apropiado para las personas con diabetes (con moderación). Además, tiene pocas calorías y es rico en vitaminas del complejo B.

Cómo cocinar el jackfruit

En nuestros mercados es muy difícil encontrar jackfruit fresco, pero podemos comprarlo en conserva en algunas tiendas de productos orientales.

A la hora de cocinarlo necesitaremos escurrirlo bien y pasarlo por un chorro de agua corriente, para que pierda el sabor del líquido de conserva. Mejor aún si lo hervimos, durante unos pocos minutos, y luego lo escurrimos bien.

LECTURA RECOMENDADA

7 alternativas veganas a la soja

Después, es aconsejable dejarlo en maceración, durante un mínimo de media hora, con un poco de tamari y una mezcla de especias a nuestro gusto antes de echarlo a la cazuela.

También podemos comprarlo en conserva ya preparado para recetas dulces. En este caso se emplea la fruta madura.

Rollitos de berenjena con jackfruit

Rollitos de berenjena con jackfruit y verduras

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 2 berenjenas
  • 300g de jackfruit o yaca
  • 1 manojo de espárragos
  • 200g de arroz redondo
  • 1 diente de ajo
  • 600ml de caldo vegetal
  • pimiento rojo
  • 2 cdas. de concentrado de tomate
  • aceite de oliva virgen
  • 1 cdta. de pimentón de la Vera
  • eneldo fresco
  • pimienta 5 bayas
  • sal

PREPARACIÓN (1 hora + reposo):

  1. Desmenuza el jackfruit con los dedos y marínalo en un bol con el concentrado de tomate, 2 cucharadas de aceite, el pimentón, pimienta 5 bayas y sal. Déjalo tapado, 20-30 minutos.

  2. Corta la berenjena en láminas de 5 mm de grosor, salpimienta, pulveriza con aceite y ásala 15 minutos a 180º C. Mientras, pica el ajo y trocea los espárragos, reservando las puntas.

  3. En una cazuela con aceite, rehoga ajo y espárragos; agrega el arroz y remueve para sellarlo. Vierte el caldo hirviendo, sala y cuece tapado hasta que absorba el caldo.

  4. Pica el pimiento y saltea unos minutos. Añade el jackfruit y sofríe un poco más. Saltea las puntas de espárrago. Coloca el jackfruit sobre las berenjenas, enróllalas y sirve sobre el arroz, con las puntas de espárrago y eneldo fresco. 

Quiche de espárragos y jackfruit

Quiche de jackfruit y espárragos

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 1 masa brisa refrigerada (300 g)
  • 250 g de fruta yaca o jackfruit  en conserva (puedes usar tofu u otra proteína vegetal en su lugar)
  • cebolla grande
  • 1 manojo de espárragos verdes
  • 600 g de nata de soja líquida
  • 2 huevos
  • 1 cda. de levadura nutricional (o emmental rallado)
  • 1 cda. de tamari
  • 1 cdta. de pimentón ahumado
  • eneldo fresco
  • pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva virgen
  • sal marina

PREPARACIÓN (1 hora):

  1. Escurre la yaca o jackfruit, desmenúzala o córtala a tiras y, en un bol, añádele el tamari, el pimentón, pimienta y un chorrito de aceite de oliva.  Remueve y deja reposar media hora.

  2. Pica la cebolla, póchala en con aceite y luego escúrrela. Cuece los espárragos al vapor con un poco de aceite 10 minutos y córtalos.

  3. Bate los huevos en un bol, añade la nata de soja y la levadura nutricional. Salpimienta. 

  4. Precalienta el horno a 180 ºC,  forra un molde redondo con la masa y pínchala con un tenedor. Reparte las verduras, añade el eneldo y cubre bien con la mezcla de huevo. Hornea durante unos 45 minutos hasta que esté hecha.