Fluye con la luna

Rutinas de cuidado y rituales para realizar en cada fase lunar

Aprovecha la energía de la luna en cada fase lunar y cómo influye en tus emociones para adaptar tus rutinas de belleza, tus proyectos y tus rituales. Te explicamos qué hacer en cada fase de la luna para fluir con ella.

Eva Roca
Eva Roca

Experta en nutrición vitalista, profesora de yoga y coach en salud

La luna emana una energía que impacta en nuestras emociones. Alinearnos con esta energía cósmica, hace que conectemos y fluyamos al establecer nuevas intenciones, planificar nuestras tareas de cuidado personal, de relación social o de contemplación interior o, al contrario, que nos desconectemos y creemos resistencia al realizarlas.

Para aprovechar la energía de la luna y fluir con ella, es necesario que conozcamos el calendario lunar y la influencia de cada fase de la luna.

🌑︎ La luna nueva: crear un nuevo inicio

La luna nueva, cuando la luna no se ve, representa los nuevos inicios. Es un buen momento para lo introspectivo, para plantar una semilla, aportar luz a tus objetivos, iniciar proyecto, una nueva dieta o incluso un desafío de desarrollo personal y dejar ir todo aquello que ya no te sirve y crear espacio para recibir lo nuevo, especialmente para que tus nuevas intenciones se manifiesten.

  • Rutinas de cuidado en luna nueva

Es un momento ideal para iniciar una nueva pauta de alimentación, un nuevo hábito saludable o un nuevo tratamiento de belleza corporal o facial. Antes de iniciar cualquier tratamiento, aplica una mascarilla de arcilla con una gota de aceite esencial de incienso.

  • Las mejores esencias e infusiones para la luna nueva

Las que te convienen esta fase son las esencias e infusiones relajantes y las que te ayuden a reducir el estrés y a dormir bien, como la lavanda, la manzanilla y el incienso (Boswellia carteri).

El ritual de luna nueva: intenciones del diario

  1. Enciende una vela, prepara tu diario y un lápiz y siéntate en un lugar tranquilo para escribir tus intenciones de luna nueva.
  2. Antes de escribirlas, cierra los ojos, respira profundamente y tómate un ratito para sentir desde el corazón.
  3. Escríbelas claramente en primera persona y en tiempo presente como si se estuvieran manifestando ahora mismo.
  4. Una vez escritas, léelas en voz alta.
  5. Revisa y reflexiona sobre tus intenciones en cada luna nueva. Edítalas y reafírmalas si es necesario, pues a veces tardan algunas lunas en manifestarse.

🌓︎ Luna creciente: pasar a la acción

La luna creciente se va expandiendo y con ella van brotando las semillas que plantaste durante la luna nueva. Es un buen momento para motivarte, comprometerte con lo que estás proyectando o construyendo y poner en práctica tus intenciones.

A medida que la luna avanza hacia la plenitud, ve observando tus objetivos y los pasos que vas realizando para alcanzarlos. Este es un momento magnético para la transformación, las nuevas ideas, la superación de obstáculos, el alcance de tus sueños y darte un chute de vitalidad.

  • Tu rutina de cuidado en luna creciente

Aprovecha este momento para darle energía a tu piel a través de una exfoliación oxigenante o vitalizante. Hidrata tus codos, rodillas y pies. Nutre el cabello con una mascarilla capilar.

  • Las mejores esencias e infusiones para esta fase lunar

Las que debes elegir son las que estimulan tus sentidos y te aportan frescura y vitalidad, como el limón, el romero, el jengibre y el eucalipto.

El ritual de luna creciente: conecta con la naturaleza

Durante esta fase, conéctate con la naturaleza:

  1. Recibe un baño de bosque, contempla los árboles, las flores y siente todos sus aromas.
  2. Abraza un árbol y respira profundamente, sintonizando con tus intenciones. Nútrelas.

🌕︎ Luna llena: la manifestación

La luna llena es la fase en la que el sol ilumina toda la luna, haciéndola brillar completamente. Esta fase representa la manifestación, la fertilidad, la abundancia y la transformación.

En esta fase, tus semillas de la luna nueva florecen. Pero cuidado porque también es un momento de polaridad y energía emocional más intensa que te llevará a descubrir aquello de lo que debes liberarte.

  • Tu rutina de cuidado corporal en luna llena

Este es un buen momento para la regeneración y la relajación. Aplícate un vapor facial con hojas de eucalipto, que tiene propiedades antioxidantes, regenerantes, limpia los poros y reduce la grasa.

Repara tu cuero cabelludo y estimula el crecimiento del pelo con un masaje capilar con infusión de ortiga y romero después de lavártelo. Tómate un baño de sal antes de acostarte.

  • Las mejores esencias para esta fase lunar

En este caso las esencias que te convienen son el sándalo, la rosa y el pachuli.

El ritual de la luna llena: carga tu cristal

La luna llena es un momento excelente para cargar tus cristales.

  1. Primero, límpialos con infusión de salvia y luego colócalos en algún lugar donde toquen tierra, ya sea en una maceta o en el jardín, y que a la vez estén expuestos a la luz de la luna.
  2. Déjalos allí durante 48 horas.

🌗︎ Luna menguante: la revisión consciente

La luna menguante va disminuyendo su luz y invitándonos a rendirnos y suavizarnos para renovarnos. Esta es una buena fase para reflexionar y contemplar lo que está por finalizar y hacernos más conscientes de lo que debemos volver a sembrar o nutrir.

Esta energía cósmica nos invita a revisar nuestras intenciones manifestadas para cerrar el ciclo y empezar el nuevo con las cosas claras, con el camino despejado, limpio, sano y dar lugar a que tu intuición fluya por completo.

  • La rutina de cuidado corporal

Ahora es momento de purificar y limpiar la piel. Puedes aplicarte una mascarilla de arcilla, depilarte, tomar una infusión depurativa, disfrutar de un baño con sales exfoliantes y depurativas y aceite esencial de lavanda, mirra y árbol de té.

  • Las mejores esencias e infusiones para esta fase lunar

Elige el pino, el tomillo y el enebro, de efectos purificantes y limpiadores.

El ritual de la luna menguante: limpieza del templo

No puede haber mente, cuerpo ni energía limpia y despejada en un espacio desordenado. Así que aprovecha la energía cósmica de la luna más depurativa del ciclo para ayunar o pasar el día a base de zumos verdes y limpiar tu hogar.

  1. Libérate de cualquier cosa que te pese o que no hayas usado durante este año, creando un espacio despejado, limpio y fresco para meditar.
  2. Es posible que se necesiten algunas fases de luna menguante para ordenar tu casa, así que tómalo con calma y planifícalo.

Te puede interesar:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?