Come con ciencia
Lucía Martínez
Dietista-nutricionista
Lucía Martínez
Levadura de cerveza

Condimentos sanos

Levadura de cerveza: qué es y cómo tomarla

La levadura de cerveza es un condimento rico en proteínas, muy útil para los días que, con las prisas, consumimos menos alimentos proteicos.

Vamos a resolver dudas habituales sobre la levadura de cerveza: ¿es de verdad tan saludable? ¿tan rica en nutrientes? ¿es mucho mejor la levadura nutricional? Intentaré que lo tengáis mucho más claro al terminar de leer este artículo.

¿Qué es la levadura de cerveza?

Es un producto derivado de la fermentación de cereales como la cebada o el trigo, gracias a un microorganismo llamado Saccharomyces cerevisiae. el producto resultante se seca, limpia y pasteuriza antes de su venta en forma de copos o polvo. También se comercializa en forma de cápsulas o comprimidos.

La mayor parte de la levadura de cerveza que se vende ha pasado además un proceso para restarle el sabor amargo original, por ello en muchos paquetes pone que es "desamargada".

Levadura de cerveza vs. levadura nutricional

La levadura de cerveza es un subproducto de la industria de dicha bebida, por lo que es un alimento sostenible y de aprovechamiento. La llamada levadura nutricional en cambio se fabrica expresamente, y se hace a partir de melazas normalmente de remolacha o de caña. Es por ello que no presenta el amargor característico de la levadura tradicional. Ambas levaduras parten de la misma cepa, del Saccharomyces cerevisiae.

Aunque es habitual encontrar listas de ventajas de la levadura nutricional sobre la de cerveza, lo cierto es que es más un ejercicio de marketing que otra cosa, ya que la primera es bastante más cara. Todas las afirmaciones sobre la “contaminación” o sobre efectos en la salud de una y de otra, no tienen ningún respaldo.

Se comenta por ejemplo que la levadura nutricional está “desactivada” y no fermenta, pero lo cierto es que todas han pasado por un proceso de calor y pasteurización, que mata los microorganismos. La que si fermenta sería la levadura de panadería, que contiene el mismo microorganismo pero vivo, no la de cerveza.

El único motivo para preferir la nutricional es el sabor. Aunque es cierto que hay levaduras de cerveza bastante amargas, otras no lo son en absoluto, es cuestión de probar varias marcas para encontrar la que más nos guste.

Propiedades nutricionales

La levadura de cerveza es rica en proteínas, aunque hay variaciones de una a otra, ronda los 45-50g de proteína por cada 100g y con un buen perfil de aminoácidos, lo que sin duda es un alto valor proteico.

Aunque hay que tener en cuenta que la ración de consumo es pequeña, pero aun así, en 8g (lo que vendría a ser alrededor de una cucharada) tendríamos unos 4g de proteína, que para un condimento, no está mal. Dos cucharadas pueden ser un aporte nada despreciable a la dieta, sobre todo esos días en los que por prisas o por comer fuera, nos hemos quedado cortos en el consumo de alimentos proteicos.

La levadura de cerveza es rica en zinc, en ácido fólico y en general en todas las vitaminas del grupo B, salvo la B12. Cuando lleva B12 es porque se le ha añadido, como a cualquier otro alimento enriquecido, no porque contenga esta vitamina de manera natural en su forma activa. A la levadura nutricional se le suele añadir durante la producción.

Cómo tomar la levadura de cerveza

La levadura de cerveza se usa como condimento en todo tipo de platos: ensaladas, cremas, guisos, sopas, tostadas, batidos, pastas… también sustituye a menudo el queso, tanto sola como mezclada con otros ingredientes como pueden ser los frutos secos molidos, o en recetas de queso vegano.

Sin duda es una opción mucho mejor que los quesos veganos industriales fabricados a base de almidón y grasas de mala calidad.

Con todo esto, no debemos olvidar que la levadura de cerveza es un alimento más, y como tal, totalmente prescindible. Es cierto que por su perfil nutricional, sus usos en la cocina y lo sostenible de su producción, es un alimento interesante y recomendable, pero de ninguna manera va a arreglar una dieta inadecuada.

Etiquetas:  Lucía Martínez

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017