alimentos fertilidad

Alimentos fértiles

¡No confíes en la cigüeña! Los 10 alimentos de la dieta de la fertilidad

Una dieta que aporte los nutrientes adecuados potencia la fertilidad y prepara al cuerpo para que el desarrollo del niño sea correcto.

Martina Ferrer

Los problemas de fertilidad han aumentado y una de las causas es el estado nutricional de cada miembro de la pareja, que influye directamente en el correcto funcionamiento del sistema reproductor. Otros factores que se deben tener en cuenta son el estrés y el exceso de tóxicos.

10 alimentos que potencian la fertilidad

Las grasas omega-3 y omega-6 son esenciales para mejorar la fertilidad. Tampoco debes olvidar las proteínas, las vitaminas del grupo B, los betacarotenos, la vitamina C y la mayoría de minerales (en especial calcio, cromo, hierro y zinc).

En cualquier caso, es importante evitar el alcohol, la cafeína, los azúcares, las harinas refinadas, los edulcorantes, los metales pesados, la soja, el trigo, la carne y los lácteos.

En cambio, prioriza los alimentos frescos, naturales y ecológicos. Los diez que vienen a continuación están especialmente indicados por su composición nutricional para ayudarte en esta situación. Asegúrate de incluirlos en tu alimentación:

1. Canónigos

Como la mayoría de hojas verdes, son ricos en ácido fólico. Esta vitamina del grupo B previene defectos en el tubo neural del bebé e interviene en la formación de glóbulos rojos.

Toma un puñado de hojas frescas, solas o en ensalada, 3 veces a la semana.

2. Semillas de chía

Junto con las de lino y las de cáñamo son fuente de grasas omega-3, muy necesarias para la óptima maduración del óvulo y, después, para el desarrollo del cerebro y la retina del feto.

Consúmelas molidas para aprovecharlas bien. Añade 2 cucharadas sobre cualquier plato.

3. Frutos rojos

Los silvestres son más ricos en antioxidantes, que protegen a las células de los daños producidos por radicales libres en el ADN y las mitocondrias.

Aconsejamos degustar 3 veces a la semana una taza de frambuesas, moras o arándanos. Están deliciosos en forma de pudin con chía.

4. Nueces de Brasil

Es uno de los alimentos más ricos en selenio. Este mineral actúa también como antioxidante frente a posibles alteraciones oxidativas y potencia la acción de la vitamina E.

Come 3 al día.

5. Mandarinas

Esta fruta cítrica es rica en vitamina C, como el kiwi o el pimiento. La vitamina C interviene en la formación de tejidos, facilita la absorción del hierro y multiplica la eficacia de la vitamina E, muy importante en la reproducción.

Lo ideal es consumir 2 o 3 veces a la semana, de postre o para picar.

6. Cacahuetes

Son una legumbre y, por tanto, ricos en proteínas. Pero además son fuente de folatos y de zinc, un mineral esencial para la fertilidad que regula los sistemas reproductores masculino y femenino.

1 puñado 2 días a la semana. No dejes de probarlos añadidos a un wok de verduras.

7. Levadura nutricional

Además de aportar sabor a parmesano, es una gran fuente de aminoácidos, fibra, vitaminas B, magnesio, hierro, fósforo, cobre, zinc y cromo. No hay que confundirla con la levadura de cerveza.

Añade 1-2 cucharadas al día en ensaladas, salsas o verduras. También es ideal para preparar quesos hechos a base de semillas y frutos secos.

8. Lentejas

Son las legumbres por excelencia más ricas en hierro, un mineral que interviene en la formación de sangre y en su correcta oxigenación. Es importante evitar que haya anemia antes de que se produzca el embarazo.

Tómalas 3 o 4 veces a la semana en potajes, ensaladas o en forma de paté.

9. Pipas de calabaza

Siempre imprescindibles, son ricas en zinc y en grasas omega-6, necesarias para el buen funcionamiento hormonal.

La ración ideal es una cucharada diaria de semillas de calabaza, ligeramente tostadas.

10. Quinoa

Este pseudocereal, muy versátil en la cocina, posee grandes propiedades nutricionales, también para la fertilidad. Destaca por su aporte de aminoácidos, fibra y otros minerales indispensables para la salud del sistema reproductor.

La puedes tomar 2-3 veces por semana. Si la remojas unas horas antes resulta todavía más nutritiva.

Otras ayudas para la concepción

Además de la alimentación existen otros factores que favorecen el embarazo, como tener un peso saludable, dormir y descansar bien, evitar productos químicos de cosmética y limpieza, disfrutar del aire libre, tomar el sol, y ser mantener una actitud positiva.

Según la Medicina Tradicional China, es aconsejable descansar 2 o 3 veces al día durante unos 15 o 20 minutos, tumbada en el suelo con la zona de los riñones bien apoyada y con los ojos cerrados, para recuperar y fortalecer la energía "agua".

¡Todo lo vital te ayuda a prepararte!