Presentaciones tentadoras

7 tipos de pan mediterráneos muy saludables

Alimento esencial de la dieta mediterránea, el pan aporta energía saludable y resulta menos calórico de lo que se cree. Aprovecha sus cualidades.

Santi Ávalos, cocinero vegetariano
Santi Ávalos

Cocinero vegetariano

Consumir panes de diferentes cereales (centeno, maíz, espelta...) es una buena forma de diversificar y enriquecer la dieta. También se elaboran panes con diferentes tipos de harina, formas o procesos de cocción. 

7 tipos de pan y sus características

No te quedes en la clásica barra de cuarto o de medio, las posibilidades a la hora de disfrutar del pan son infinitas. Aquí te mostramos siete tipos de pan mediterráneo muy saludables y todas sus características y beneficios. Puedes añadirlos a tu dieta con moderación sin ningún tipo de temor.

Y recuerda que tan importante es elegir un buen pan como un acompañamiento de calidad. Unas gotas de aceite de oliva, además de darle un sabor exquisito, lo enriquecen con el saludable ácido oleico, que no solo protege el corazón sino que al llegar al intestino acelera la sensación de plenitud.

1 /7
CHAPATA

1 / 7

Chapata

Esta pieza rústica es una variedad del pan romano tradicional.

Su lenta fermentación con leudantes naturales y su largo proceso de amasado le otorgan un sabor intenso ligeramente agridulce y unas características únicas que lo han convertido en uno de los panes más apreciados.

Se elabora con abundante aceite de oliva y dándole una forma ovalada algo chata que dio origen a su nombre.

Su corteza es delgada y tiene una miga porosa y blanda. También se prepara con harina integral y a veces con frutos secos o aceitunas.

Es bastante digestivo y se conserva bien.

Foto: Anna García
PITA

2 / 7

Pan de pita

Este pan, herencia de Oriente Medio, es uno de los más consumidos entre la India y Egipto. Tiene forma plana, poca miga y una corteza fina, muy blanda.

Debido a su peculiar método de cocción (tradicionalmente en hornos de arcilla muy calientes) este delicioso pan adquiere una forma hueca idónea para rellenar.

Se puede encontrar elaborado con harina blanca y también integral.

Admite bien los ingredientes jugosos y se suele consumir caliente acompañado con salsas como la de yogur y menta o con paté de garbanzos (hummus).

Artículo relacionado

Foto: Anna García
BAGUETTE-

3 / 7

Baguette

Esta barra alargada de color dorado nació en París en los años treinta gracias al horno de vapor, que permite una corteza muy crujiente y una miga blanda y esponjosa.

Hoy en día se vende en todo el mundo y se ha convertido en el pan urbano por excelencia.

Su masa requiere una fermentación de cuatro horas y al estar elaborado sólo con harina, agua y sal, sin ningún aditivo, se consigue un sabor puro con aroma a heno, ideal para degustar en rebanadas, solo o con margarina.

Se aconseja consumirlo recién hecho, lo más fresco posible.

Foto: Anna García
BAGELS

4 / 7

Bagels

Este atractivo panecillo en forma de rosquilla, que los judíos centroeuropeos llevaron con éxito a Nueva York, debe su delicioso sabor al modo en que se prepara: se escalfa brevemente o se cuece al vapor durante un minuto antes de introducirlo en el horno.

Esto hace que su masa se hinche y selle la superficie, reteniendo así todo el aroma en una miga compacta de sabor dulzón. Su reluciente costra se obtiene al glasearla antes del horneado.

Cubiertos de semillas de amapola, sésamo u otros ingredientes, sus variantes son múltiples.

Se consumen rellenos a modo de sándwich o tostados.

Foto: Anna García
TORTITAS

5 / 7

Tortillas de maíz

Es el pan típico de México, creado por las antiguas culturas maya y azteca.

La genuina tortilla mexicana, de forma circular y aplanada, se prepara con harina de maíz, cociéndola sobre una superficie caliente. Hoy, sin embargo, existen versiones preparadas con harina de trigo.

La tortilla forma parte esencial de cualquier plato mexicano y se sirve caliente, envolviendo otras viandas como carne o verduras. Muy versátil, se puede consumir en cualquier ocasión, ya sea como tentempié o en una sofisticada cena.

Una de sus grandes ventajas es que resulta muy fácil de preparar en casa.

Artículo relacionado

Foto: Anna García
FOCACCIA-

6 / 7

Focaccia

La focaccia o "pan rústico italiano plano" comparte muchas similitudes con la popular pizza y tiene su origen en el pan casero de Liguria, que se cocía en un horno tradicional muy caliente.

Se trata de una pieza grande, plana y ligeramente hinchada, marcada por hendiduras en la superficie.

Su masa, preparada con aceite de oliva, es sometida a una larga fermentación y se enriquece con diversos ingredientes, como tomates secos, aceitunas, cebollas o plantas aromáticas, que le otorgan un inconfundible carácter mediterráneo y que, al mismo tiempo, lo hacen tan versátil y nutritivo.

Foto: Anna García
PUMPERNICKEL

7 / 7

Pan de centeno o pumpernickel

Es un pan alemán muy consumido también en Escandinavia y cada vez más popular en España.

Es el más oscuro de los panes y posee una miga muy densa al estar elaborado casi por completo con harina de centeno integral molida gruesamente. Apenas posee corteza y tiene un peculiar sabor algo agrio.

Pobre en gluten, su miga es compacta y sacia rápidamente. Por ello, y también por su riqueza en fibra y su escaso contenido en grasa, resulta apropiado para cuidar la línea.

Se conserva fresco mucho tiempo. 

Foto: Anna García

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?