Con frutas de temporada

4 postres con fruta para niños: saludables y deliciosos

Con las frutas de la temporada podemos preparar saludables postres y dulces con fruta que los niños disfrutarán preparando y comiendo.

Marketa Kadlecova
Marketa Kadlecova

Food Coach y nutricionista certificada

A los peques les encantan los postres. Esto lo sabemos todos. Y no hay mejor postre que una pieza de fruta. Esto lo sabemos también. ¿Por qué no juntarlos y aprender a hacer deliciosos postres saludables con frutas? ¿Por qué no convertir estas joyas de naturaleza coloridas en postres sanos y nutritivos para los más pequeños? O aún mejor, ¿por qué no poner el delantal a los chiquitines y preparar los postres juntos?

Ahora, en verano, durante los meses más calurosos del año, la naturaleza nos ofrece muchos tipos de fruta de todos los colores: peras, melocotones, nectarinas, sandía, albaricoques, frambuesas, arándanos, ciruelas, nísperos, melón, mangos.… Estas frutas no solo son ricas en agua y ayudan a hidratarnos, sino que además aportan vitaminas necesarias para un buen desarrollo y crecimiento de los niños.

Lo podemos pasar muy bien en la cocina preparando postres con estas frutas con los niños. Además será una magnífica oportunidad para que puedan aprender sobre los alimentos de temporada.

Aquí van cuatro postres o dulces con fruta saludables y deliciosos que encantarán a los niños:

Tarta de queso vegana de mango en vasitos

Preparación: 20 minutos - Remojo: 4 horas

Postre saludable con fruta: Cheesecake vegano con mango
Stockfood

Los mangos son una fruta de un color muy bonito, con un aroma y sabor irresistibles, ideal para preparar todo tipo de helados, sorbetes, mousses, panna cotta o, por ejemplo, estas tartas de queso en vasitos. Estas tartas tienen un aspecto espectacular, no requieren mucho tiempo de preparación y son fáciles de transportar. Las podemos llevar para los peques a la piscina o incluso a la playa.

Ingredientes (6 vasos):

Para la base de galleta:

  • 120 g de galletas integral tipo digestive
  • 60 g de mantequilla o margarina vegana

Para la crema de queso:

  • 150 g de anacardos en remojo 4 horas
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 4 cucharadas de crema de coco (la parte sólida de la lata de leche de coco refrigerada en la nevera 12 horas)
  • 4 cucharadas de sirope de arce
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • una pizca de sal
  • una pizca de vainilla

Para el topping:

  • 1 mango maduro

Preparación:

  1. Derrite la mantequilla o la margarina para la base y deja enfriar un poco.
  2. Tritura las galletas con una batidora de mano, en una batidora de vaso o coloca un trapo de cocina sobre la encimera, echa las galletas en una mitad, dobla el trapo y rompe con ayuda de un rodillo o un vaso hasta obtener unas migas con textura. Echa en un bol.
  3. Mezcla las galletas con la mantequilla hasta obtener una masa. Divide la masa en 6 vasos y empuja con ayuda de una cucharada abajo.
  4. Prepara la crema de queso. Necesitas dejar los anacardos en remojo unas 4 horas. Para remojarlos, echa los anacardos en un bol, cubre con agua y deja en la encimera de la cocina 4 horas. Además necesitas dejar 1 lata de leche de coco en la nevera por lo menos 12 horas.
  5. Para preparar la crema, descarta el agua de remojo de los anacardos y echa los anacardos remojados en una batidora de vaso potente. Abre la lata de leche de coco con cuidado, sin agitarla, y con ayuda de una cuchara separa unas 4 cucharadas de la parte sólida que se quedó arriba del todo. Añádelas a los anacardos y agrega también el resto de los ingredientes de la crema. Finalmente, tritura un par de minutos hasta obtener una crema lisa sin grumos y comprueba el sabor. Vierte por encima de la masa en los vasos.
  6. Pela el mango y corta la pulpa. Tritura el mango y vierte por encima de la crema.
  7. Refrigera unos 4 horas antes de servir.

Mugcake integral de manzana

Preparación: 10 minutos - Cocción: 3 min (en microondas) o 30 min (en el horno)

Postre saludable con fruta: Mugcake de manzana
Stockfood

Este mugcake puede prepararse tanto al horno como en el microondas. Esto último resulta muy práctico cuando hace mucho calor y lo último que apetece es encender el horno. O si estamos de vacaciones y en el apartamento o camping no hay horno, pero a los pequeños les apetece un bizcocho casero, podemos preparar este mug cake con manzana en el microondas. Es muy fácil y estará listo en unos minutos.

Ingredientes (1 mug cake):

  • 1/2 manzana pequeña tipo Royal gala
  • 1/4 cucharadita de maicena
  • 1 cucharada de azúcar integral de caña
  • una pizca de canela

Para el bizcocho:

  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 5 cucharadas de harina integral
  • 1/2 cucharadita de polvo para hornear
  • 2 cucharadas de azúcar de caña integral
  • una pizca de canela
  • una pizca de sal
  • 3 nueces picadas
  • 4 cucharadas de bebida vegetal

Preparación:

  1. Echa el aceite de coco en una taza y calienta en microondas a alta temperatura unos 30 segundos para derretir. Dale un par de vueltas en la taza para untarla y vierte la mantequilla en un bol.
  2. Corta la manzana en trozos pequeños, mezcla con 1 cucharada de azúcar, un poco de maicena y canela. Coloca en la taza donde derretiste el aceite y cocina en el microondas a alta potencia unos 45 segundos o unos 15 minutos en el horno a 220 grados.
  3. Mientras tanto, prepara la masa. Mezcla el aceite con la bebida vegetal. Por otro lado, mezcla todos los ingredientes secos (la harina, el azúcar, el polvo para hornear, los nueces y la sal). Añade los ingredientes húmedos y mezcla bien.
  4. Vierte la masa por encima de la taza con la manzana y cocina en el microondas a alta potencia unos 90 segundos o en en horno a 220 grados 15 minutos. Saca el mug cake del microondas o el horno y comprueba con un palillo si está cocido. Si la masa todavía está un poco líquida, cocina unos 10 segundos más en el microondas o un par de minutos en el horno.
  5. Sirve directo de la taza.

Helado de yogur y frutos del bosque

Preparación: 15 minutos

Postre saludable con fruta: Helado con bayas y pistachos
Stockfood

Cualquier cosa congelada viene bien durante estos meses más calurosos del año. Esta tarrina está preparada con fruta y yogur, lo que hace un postre ideal para los más pequeños.

Ingredientes:

  • 500 g de yogur de coco
  • 4 cucharadas de azúcar de coco o sirope de arce
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • ralladura de medio limón
  • una pizca de sal
  • 1 taza de arándanos y frambuesas
  • 2 cucharadas de pistachos tostados sin sal

Preparación:

  1. Forra un tupper rectangular con film o un papel vegetal de manera que queden un par de centímetros por arriba del tupper y luego sea más fácil sacar la barra.
  2. Echa en un bol el yogur, 2 cucharadas de azúcar, el zumo de limón, la sal y procesa. Prueba el sabor y añade más endulzante si prefieres.
  3. Echa la mitad en el molde, añade los pistachos y mezcla bien.
  4. Al resto de la mezcla de yogur añádele la fruta, 2 cucharadas de azúcar más y tritura. Prueba el sabor y añade más endulzante si prefieres.
  5. Vierte por encima de la mezcla blanca con cuidado.
  6. Congelar unas 8 horas.
  7. Antes de servir, deja un rato fuera del congelador, saca del táper y corta en rodajas.

Barritas de avena y albaricoques

Preparación: 30 minutos - Cocción: 55 minutos

Dulce saludable con fruta: barritas con mermelada de albaricoque
Stockfood

Un postre muy fácil y resultón. Podemos usar la fruta que tengamos a mano: moras, arándanos, manzana, melocotones…. Durante los meses de invierno, podemos usar incluso fruta congelada.

Ingredientes (9 barritas):

  • 250 g de copos de avena finos
  • 100 g de harina de almendra o almendras procesadas hasta obtener harina
  • 200 g de azúcar panela o azúcar de coco
  • una pizca de sal
  • 170 g de mantequilla o aceite de coco

Para la mermelada de albaricoque y chía:

  • 800 g de albaricoques
  • 4 cucharadas de azúcar de coco o sirope de arce
  • 2 cucharadas de semillas de chia
  • Una pizca de sal

Preparación:

  1. Prepara la mermelada de albaricoque. Deshuesa los albaricoques y corta en trozos pequeños. Echa a una cazuela, añade un poco de agua para cubrir el fondo, el endulzante, una pizca de sal y lleva a ebullición. Cocina unos 15 minutos a fuego bajo, removiendo de vez en cuando, hasta que empiecen a soltar agua. Machaca un poco con el tenedor hasta obtener una textura más fina. Añade las semillas de chía y cocina 5 minutos más. Deja enfriar.
  2. Precalienta el horno a 180 grados y, mientras, prepara la masa. En una batidora de vaso o con ayuda de una batidora de mano procesa mitad de los copos hasta obtener harina.
  3. En un bol mezcla los copos de avena, la harina de avena, la harina de almendra, al azúcar y una pizca de sal. Añade la mantequilla o el aceite de coco y mezcla con manos. Deberías obtener una masa tipo migas que queda compacta si la aprietas con los dedos.
  4. Forra una bandeja para horno con papel vegetal o unta con un poco con aceite, y extiende 2/3 de la masa en la bandeja, apretándola bien con las manos.
  5. Vierte por encima la mermelada y extiéndela bien. Reparte desmenuzada el resto de la masa por encima de manera que se vea un poco la fruta y aprieta un poco.
  6. Hornea 30-35 minutos hasta que quede ligeramente dorado y deja enfriar antes de cortar.

Queda delicioso con una cucharada de yogur de coco o helado de plátano.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?