Cómo elegir los mejores utensilios de cocina

Cocina sana

Hazte estas 3 preguntas antes de comprar utensilios de cocina

Cada vez más elegimos una dieta saludable. Pero antes de lanzarnos a comprar mil y un aparatos, tenemos que plantearnos ciertas cuestiones.

María del Mar Jiménez Redal

La cocina sana se basa en el consumo de alimentos con vida. Se trata de productos frescos, de cultivo ecológico o natural y no manipulados. De esta manera conservan su sabor y todos los nutrientes.

También deberemos tener en cuenta los métodos de cocción. Un método muy agresivo y que use temperaturas elevadas, restará vida a los alimentos.

El material de los utensilios en los que vamos a cocinar o conservar deberán ser aquellos que no liberen sustancias tóxicas que pasen a los alimentos.

Cómo elegir el mejor utensilio de cocina

Para practicar una cocina sana no es obligatorio renovar todos los utensilios. Algunos de ellos serán adecuados y los podemos seguir usando.

En cambio, hay otros aparatos menos habituales, que incorporamos en la cocina saludable y que nos lo harán todo más fácil. Estamos hablando de germinadoras, vaporeras, espirilizadores o deshidratadoras.

La pregunta previa y decisiva es si nos comprometemos a usarlos con cierta frecuencia o acabarán en el olvido del fondo de armario. Valóralo en cada caso: germinador, panificadora, molinillo, deshidratadora, espiralizador, máquina de "leche" vegetal.

1. ¿Sirve este aparato para cocinar o consumir alimentos sanos?

Siempre escoge materiales sin tóxicos, libres de bisfenoles y de PFOA, certificados sin metales pesados y sin nanopartículas.

Un equipamiento básico en la cocina sana estará compuesto por:

  • Extractor de zumos o batidora de alta potencia para poder elaborar buenos smoothies y batidos de textura fina
  • Una o dos sartenes de distintos tamaños
  • Cazo pequeño
  • Cazuela grande para preparar caldos y guisos vegetales
  • Vaporera

2. ¿Este método de cocción mantiene los nutrientes?

Como norma general, deberemos optar por métodos de cocción poco agresivos y con un uso moderado del calor.

Están las elaboraciones en frío, que no se limitan a la preparación de ensaladas. También podemos espirilizar, germinar, fermentar, moler, macerar o preparar licuados, batidos y "leches" vegetales de frutos secos.

Para elaborar bebidas vegetales de cereales y legumbres es necesario aplicar calor de forma moderada.

En la deshidratación se extrae el agua de los alimentos con calor suave. Es otra forma de cocina sana porque, con temperaturas de 42-45 ºC, las enzimas y los nutrientes mantienen sus propiedades.

Dentro de la cocina saludable también se incluye la cocina al vapor y los guisos tradicionales a fuego lento en cazuela (no en olla exprés), ya que no se superan los 100ºC.

3. ¿El material es sano para mí y respetuoso con el planeta?

Los materiales seguros para cocinar son: vidrio, titanio, cerámica (sin descascarillar) y hierro certificados sin metales pesados, barro (libre de plomo), madera, bambú y acero inoxidable de calidad.

Los desaconsejados son: aluminio (por la toxicidad de las sales de aluminio), cobre y teflón con ácido perfluorooctanoico (PFOA), un compuesto que se comporta como un disruptor endocrino y se ha relacionado con tumores hormonodependientes.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?