Ingredientes curry

Antiinflamatorio

Los 6 ingredientes detrás de un buen curry

El curry es una mezcla de especias, la receta proviene de la medicina ayurvédica de la India. Conoce las propiedades saludables de sus ingredientes.

El curry es originario de la India pero se ha extendido a lugares tan diferentes como Gran Bretaña, Arabia o los países del Caribe.

En cada región se le dado un toque especial. Por ejemplo, en Sri Lanka se elabora muy picante añadiendo más cantidad de mostaza.

Además, cada persona puede elaborar una variante de la receta básica. Una posibilidad es cambiar la cantidad de algunos ingredientes del curry, para adaptarlo a los gustos personales. Otra opción es añadir otros elementos como cardamomo, jengibre, canela, nuez moscada, ajo, fenogreco o anís.

El curry es una mezcla de especias que realza el sabor y aroma de tus platos. Y es muy saludable por ser antioxidante, antiinflamatorio y antiséptico.

6 ingredientes del curry, indispensables en todas las versiones

Aunque podemos afirmar que existen tantas versiones de curry como personas, hay 6 ingredientes que son comunes a todas las variantes de esta mezcla de especias.

1. Cúrcuma, una medicina antiinflamatoria

Añade tres cucharadas para darle el color a tu mezcla y, sobre todo, para dotarla de un gran poder antiinflamatorio y depurativo, gracias a su efecto estimulante sobre el hígado.

Los estudios indican que basta una cantidad muy pequeña para beneficiarse de sus propiedades, pero el consumo debe ser habitual. Previene el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

2. Mostaza negra, buena amiga de tu corazón

De las mostazas negra (Brassica nigra), blanca (Brassica alba) y marrón (Brassica juncea), la primera es la que tiene el sabor más picante.

Todas son ricas en selenio antioxidante y en cardiosaludables ácidos grasos omega-3, magnesio y vitamina B1, que participa en la producción de energía.

Tuéstalas un poco: ayuda a liberar los aromas (lo mismo pasa con las semillas de cilantro y comino). Añade una cucharada de mostaza molida a tu mezcla.

3. La guindilla pica, pero calma las molestias

La guindilla es una bomba de sabor y de salud. Aporta vitamina E (una cucharada proporciona el 7% de la necesidad diaria), provitamina A, vitamina B6 y hierro.

La capsaicina, responsable del sabor picante, es antiinflamatoria y antiinfecciosa.

Existen guindillas de intensidad y cualidades diferentes. Elige la que te gusta porque le va a dar tu personalidad al curry. ¿Y si usas una guindilla que plantes tú mismo? Agrega una cucharadita.

4. Pimienta negra, la gran compañera de la cúrcuma

El cuerpo necesita muy poco manganeso, pero este mineral antioxidante es esencial para los huesos y la piel. La pimienta negra lo aporta y es imprescindible en cualquier mezcla que incluya cúrcuma, pues multiplica varias veces su absorción.

Añade a tu mezcla de curry media cucharadita de granos de pimienta recién molidos. Puedes utilizar un molinillo eléctrico de café para moler todos los ingredientes que lo necesiten.

5. Cilantro, digiere sin dificultad alguna

Las semillas de cilantro confieren al curry notas cítricas y de salvia.

Además son muy valorados sus efectos medicinales. En Europa se le atribuyen propiedades para controlar el azúcar y el colesterol en la sangre. En Asia se considera digestiva y útil ante la fiebre, la falta de apetito y las inflamaciones.

Agrega 2 cucharadas.

Posee dodecenal, un compuesto con propiedades antiinfecciosas.

6. Comino para evitar las flatulencias

Las semillas son pequeñas pero suman un gran aporte saludable al curry (pon una cucharada y media en tu mezcla).

Destaca su acción digestiva, pues estimulan la secreción de enzimas pancreáticas. Por eso se recomiendan como ingrediente en platos con legumbres que pueden causar gases.

Hazte una infusión: deja una cucharada de semillas en agua hirviendo durante 8-10 minutos. Se recomienda a las personas con falta de apetito.

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017