Alimento medicina

El brócoli protege los riñones

Claudina Navarro

El brócoli y otros alimentos de la familia de las crucíferas ejercen un efecto protector sobre el tejido de los riñones. Te explicamos por qué y cómo consumirlo.

El brócoli es una de las verduras más nutritivas y beneficiosas para la salud. Por ejemplo, es una de las hortalizas con una proporción mayor de vitaminas, hierro y calcio.

Posee, además, compuestos azufrados con propiedades antioxidantes, desintoxicantes y anticancerígenas. Ahora se ha descubierto que es un alimento especialmente indicado para cuidar los riñones.

El brócoli previene la degeneración de los riñones

Según un estudio publicado en el Journal of the American Society of Nephrology, el consumo de 3 a 5 raciones de brócoli por semana minimiza la inflamación crónica y reduce el riesgo de deterioro de los riñones, en especial de las personas que por razones genéticas –muy frecuentes– no producen la enzima desintoxicante glutatión-S-transferasa M1.

La investigación, liderada por el doctor Thu H. Le, de la Universidad de Rochester, demuestra que estas personas aprovechan más los compuestos beneficiosos del brócoli y otras crucíferas. Al no tener esta enzima aumenta la biodisponiblidad y la acción de determinados compuestos activos protectores preesentes en la hortaliza.

Por otra parte, un estudio clínico de gran tamaño ha mostrado una clara asociación entre un consumo elevado de brócoli y otras hortalizas de la familia de las crucíferas (coles, berros, mostaza, nabos...) y un riesgo menor de fallo renal. El efecto era mayor en en las personas que no expresan la mencionada enzima.

Artículo relacionado

brocoli

Descubren en el brócoli un freno al cáncer

Prepara el brócoli al vapor

Para aprovechar al máximo las propiedades del brócoli hay que prepararlo de manera que no se destruyan sus compuestos beneficiosos debido a la acción de la temperatura.

Investigadores de la Universidad de Illinois (Estados Unidos) han concluido que la temperatura de cocción del brócoli no debe superar los 76 º C.

Por tanto, no es adecuada la preparación en agua hirviendo, ni la elección de brócoli congelado porque este ha sido previamente escaldado y por tanto no contiene toda las enzimas y compuestos antioxidantes originales.

Métodos de cocción adecuados pueden ser la cocción al vapor durante 3 a 6 minutos o, mejor aún, la preparación en horno de vapor, que permite una mayor precisión.

Además, el efecto benéfico del brócoli se potencia al consumirlo junto con otros miembros de su familia crudos, como los rabanitos picantes, la rúcula, los berros, la mostaza picante o el wasabi.

Para obtener los máximos beneficios, los nutricionistas recomiendan consumir brócoli de 3 a 5 veces a la semana.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?