Verdades y mentiras

¿Qué hay de cierto en los cortes de digestión?

Dr. Pedro Ródenas

Seguro que has escuchado muchas veces que no puedes bañarte después de comer y también que eso es un mito. Descubre si has de esperar para bañarte y qué precauciones debes tomar.

Seguro que escuchaste muchas veces cuando eras pequeña o pequeño eso de que, después de comer, debías esperar un tiempo antes de bañarte en agua fría para hacer la digestión. Pero, ¿cuánto de verdad había en esa advertencia? ¿Hay que esperar a bañarse o a ducharse después de comer? ¿Cómo se produce el corte de digestión? ¿Qué síntomas tiene? ¿Qué hay que hacer? ¿Qué se aconseja a la hora de bañarse después de comer?

Por qué se produce un corte de digestión

Digerir supone un esfuerzo para el organismo. Durante la digestión la sangre acude al aparato digestivo para aportar el oxígeno necesario. Cuanto más abundante es la comida, menos sangre recibe el resto del organismo, lo que explica la somnolencia tras las comidas copiosas.

Si se recibe alguna impresión emocional durante la digestión (como un enfado, un disgusto o un susto…) o se realiza alguna actividad física que desvíe la sangre a otras zonas del cuerpo (a los músculos, por ejemplo, al hacer ejercicio), el proceso digestivo puede interrumpirse y se puede producir un "corte" de digestión.

Este corte de digestión tiene síntomas como pesadez de estómago e incluso vómitos. En poco tiempo ese se soluciona y se restablece el funcionamiento digestivo sin que se ponga en peligro la vida de la persona.

Artículo relacionado

estrés problemas digestivos

Estrés y digestión: un cóctel explosivo

Bañarse después de comer: cuándo es peligroso y el riesgo de hidrocución

Cuando alguien fallece al sumergirse en el agua tras comer no es literalmente por un corte de digestión,sino por un fenómeno que se denomina "hidrocución". Pero ¿qué es la hidrocución y cuándo se produce?

La hidrocución se define como la muerte por inmersión en un líquido antes de que este pase a los pulmones, es decir, no existe ahogamiento. La muerte se debe a un shock termodiferencial, el contraste brusco de temperatura al entrar el agua fría en contacto con la piel y las vías respiratorias, que intensifica el reflejo de inmersión.

El shock termodiferencial inhibe la circulación y la respiración (por activación aguda del sistema nervioso simpático) y acaba con una parada cardiorrespiratoria. Es un mecanismo parecido a la electrocución, de ahí su nombre.

Cuando alguien está haciendo la digestión hay menos irrigación cerebral,lo que favorece que se produzca la hidrocución.

Mientras se hace la digestión, aumenta el riesgo de muerte por hidrocución al entrar de golpe en el agua fría.

Aunque el fallecimiento no es por ahogo ni por corte de digestión, sino por la parada cardiaca y respiratoria, el hecho de estar haciendo la digestión al entrar de golpe en el agua fría facilita el déficit de sangre en el cerebro y el bloqueo de corazón y pulmones.

Precauciones a la hora de bañarse después de comer

La hidrocución es un fenómeno por frecuente, pero conviene conocerlo y, por tanto, tomar las precauciones necesarias.

Para prevenir la muerte por hidrocución al bañarse, lo más importante es:

  • Evitar entrar bruscamente en el agua fría, sobre todo si se tiene calor.
  • Procurar no estar haciendo una digestión pesada.

Cuanto menor sea el contraste de temperatura, menor es el reflejo de inmersión, y cuanta menos sangre se acumule en el aparato digestivo (o en los músculos por exceso de ejercicio), mayor es el riego sanguíneo cerebral, con lo que las posibilidades de muerte súbita son menores.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?