Durante un detox

¿Qué es una "crisis curativa"?

Dr. Pedro Ródenas

Cuando se empieza una dieta depurativa pueden aparecer dolores de cabeza u otros síntomas molestos. ¡Es momento de seguir adelante!

La crisis curativa es un concepto fundamental de la medicina naturista, ya que muchos tratamientos se suelen iniciar con una depuración, el momento en que se producen las crisis curativas, y por ello resulta muy frecuente encontrarse con estas situaciones.

¿Por qué se produce una crisis curativa?

Lo que se conoce como "crisis curativa" se produce al movilizarse las sustancias tóxicas depositadas en los tejidos grasos del organismo, que pasan a la sangre.

Ese paso a la sangre es el requisito previo para lograr el objetivo que se persigue, que es poder eliminar las sustancias tóxicas del organismo. Esto se hace de diferentes formas: sobre todo a través de los riñones (por la orina), pero también por la piel (a través del sudor o mediante erupciones), por el intestino (con la bilis y las heces) o por los pulmones (a través de la respiración), entre otras.

En los tratamientos depurativos se incrementa la ingesta de líquidos (agua, caldos, zumos, infusiones…) tanto para favorecer esa eliminación de sustancias tóxicas como para que su permanencia en la sangre sea mínima. Lo mismo sucede cuando se realiza un ayuno como terapia.

Artículo relacionado

Zumo para ayunar

11 pautas para que tu ayuno sea un éxito

Los síntomas de una crisis curativa

Los síntomas se producen mientras las sustancias tóxicas que se quieren eliminar están en circulación. Las principales molestias son:

  • Uno de los más conocidos es el dolor de cabeza pero también son habituales náuseas, vómitos, erupciones cutáneas, mareos
  • Otro síntoma añadido bastante común es el cansancio o la falta de energía, debido sobre todo al abandono de las sustancias estimulantes que se tomaban, lo que es preceptivo en un detox, un tratamiento de limpieza o depuración.
  • Mención especial merecen los estragos que causa abandonar la cafeína presente en el café, el té, la hierba mate o en algunas bebidas con cola, ya que forma parte de hábitos muy extendidos. Un síntoma muy frecuente de la abstinencia por falta de cafeína es, nuevamente, el dolor de cabeza o cefalea. Se trata de un dolor de cabeza que suele durar entre uno y tres días, según la dosis que se consuma y la tolerancia de la persona. Hay que tener paciencia, porque luego desaparece de forma definitiva, igual que la debilidad consecuencia de la falta de la sustancia estimulante.

Este es el motivo por el que muchas personas tienen cefalea el fin de semana cuando dejan o disminuyen su consumo diario de café.

  • En muchas ocasiones, al liberar al cuerpo de una parte notable de las sustancias tóxicas que bloqueaban los mecanismos de regulación del organismo, estos pueden ponerse de nuevo en marcha y desbloquear un estado crónico. Se puede generar así una patología aguda, nueva o antigua, suprimida en su momento con un tratamiento sintomático (como una dermatitis tratada con cortisona, por ejemplo). Esta patología tiene un carácter de limpieza y curativo, y se trata de otra forma de manifestación de lo que se llama crisis curativa.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?