Protección cardiovascular

2 ideas para aprovechar las granadas a tope

La granada es una de las frutas más deseadas del otoño. Que no te dé pereza, ¡cada grano te aporta antioxidantes que cuidan de tus arterias!

De color fucsia o rojo vivo, los granos de la granada resultan tan deliciosos como saludables. Se pueden comer tal cual, como fruta de mesa o entre horas, o añadir a las ensaladas. Les dan alegría y frescor y combinan muy bien con las hojasamargas, como la escarola o la endibia.

Sus antioxidantes –el ácido elágico, las antocianinas y los taninos– contribuyen a mantener las arterias sanas y a prevenir enfermedades degenerativas asociadas a la edad.

La granada también aporta buenas dosis de potasio y manganeso, así como abundantes vitaminas, especialmente C, B5, B6 y E.

Artículo relacionado

La granada: antioxidante y anticáncer

El poder de la granada

En zumo o en grano la granada es poderosa

1. Desgranándola

Para obtener los granos fácilmente y aprovechar la granada al máximo: se corta la fruta por la mitad, se sujeta cada mitad boca abajo sobre un recipiente y se golpea suavemente con el mango de un mortero para que los granos se desprendan y vayan cayendo.

2. En zumo

Basta con cortar la fruta en dos y exprimirla como una naranja, en un exprimidor.

Otra buena opción es usar un pasapurés. Se desaconseja la licuadora, pues los pedacitos de piel amargan.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?