Nutrientes para la piel

7 alimentos para cuidar tu piel por dentro y por fuera

Ana Isabel de Andrés

Una dieta equilibrada y un buen funcionamiento de los órganos depurativos ayudan a mantener la piel sana. Pero algunos alimentos son especialmente adecuados.

A través de la alimentación también se puede cuidar la piel porque determinados alimentos poseen nutrientes que mejoran su salud y su aspecto. Incluir en los menús los alimentos que más cuidan la piel es una estupenda opción de mejorar la dermis y la epidermis.

Estos son los alimentos que mejoran la piel

1 / 7
PEPINO

1 / 7

Pepino

El pepino, que se cosecha al aire libre a partir de junio, está formada por agua en gran cantidad, es baja en calorías y posee propiedades refrescantes y calmantes.

Resulta muy recomendable para neutralizar la acidez excesiva del organismo, que con el tiempo acidifica el tejido conjuntivo y perjudica al aspecto de la piel.

Para preparar un tónico ligeramente astringente y refrescante para pieles con tendencia grasa, se puede licuar un pepino y mezclarlo con un poco de leche vegetal. Se aplica sobre la piel limpia del rostro con pequeños toques para que se absorba bien.

Foto: Anna García
POMELO

2 / 7

Pomelo

Este cítrico es conocido por su efecto depurativo del organismo.

Su pulpa, que puede ser rosada, blanca o verde, de sabor ácido y amargo, aporta fibra, ácido cítrico y flavonoides, pero sobre todo vitamina C. Esta vitamina antioxidante ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y participa en la síntesis de colágeno, con lo que contribuye a mejorar su elasticidad.

Una mascarilla limpiadora de pomelo es ideal para cutis grasos. Se mezclan bien cuatro cucharadas de yogur vegetal con dos de zumo de pomelo, se aplica sobre la piel y se deja actuar unos 20 minutos antes de aclarar.

Foto: Anna García
SESAMO

3 / 7

Sésamo

Las semillas de sésamo provienen de una planta oleaginosa muy utilizada en países como la India. Su aceite es rico en antioxidantes como la sesamina y la sesamolina, responsables de la mayoría de sus propiedades.

También posee abundantes ácidos grasos esenciales, en particular ácido linoleico, que ayudan a cuidar la piel desde dentro. Reduce la oxidación celular y tiene un gran poder regenerativo e hidratante.

El aceite de sésamo mezclado con esencia de incienso o de ylang-ylang se considera un gran regenerador cutáneo. Es ideal para aplicar con un masaje por el rostro y el cuello.

Foto: Anna García
AVENA

4 / 7

Avena

Este cereal sin gluten, rico en vitamina B1 y en minerales, no solo resulta muy nutritivo sino que actúa como diurético y como desintoxicante al contribuir a regular el tránsito intestinal.

La avena posee propiedades emolientes, limpiadoras, suavizantes y calmantes. Externamente se aplica en casos de pieles muy sensibles que necesitan regenerarse y presentan signos de sequedad e irritación.

La decocción de copos de avena se puede mezclar con una infusión de manzanilla y añadir al agua del baño para tratar pieles sensibles e irritadas, incluso en bebés con dermatitis.

Foto: Anna García
ALOE-VERA

5 / 7

Aloe vera

El aloe vera, originario del norte de África, alberga en el interior de sus hojas carnosas un gel muy apreciado por su poder regenerador. Se emplea en heridas y quemaduras, ya que acelera la cicatrización y la curación de lesiones producidas por el sol.

El zumo de aloe se puede tomar bebido para depurar: de 10 a 30 ml diluidos en agua o zumo, antes de las comidas.

También puede aplicarse sobre la piel para regenerarla. Para ello se bate el jugo junto con dos cucharadas de aceite de oliva, una cucharadita de zumo de limón, otra de miel y una pizca de cúrcuma.

Foto: Anna García
AGUACATE

6 / 7

Aguacate

El aguacate es una fruta tropical rica en grasas monoinsaturadas, principalmente ácido oleico. Este contribuye, junto con otros ácidos grasos, a mantener la piel hidratada. Además es rico en las vitaminas antioxidantes C y E, que previenen la degeneración celular de la piel.

De la pulpa se extrae un aceite que se emplea para proteger la piel, favorecer la cicatrización y tratar la piel seca y escamada.

Con la pulpa madura se prepara una mascarilla nutritiva para piel mixta. Se bate con una yema de huevo, se aplica media hora en la cara y el cuello, y se limpia con agua tibia.

ZANAHORIA

7 / 7

Zanahoria

Debido a su riqueza en betacaroteno, la zanahoria ayuda a prevenir los procesos oxidativos de la piel asociados al envejecimiento. Se considera asimismo antiséptica.

Es un sano y eficaz potenciador del bronceado, ya que protege la piel del sol activando la melatonina. Beber zumo de zanahoria, tomate y naranja cada mañana es una ayuda excelente para broncearse.

También se puede aplicar zanahoria rallada sobre las pieles secas para suavizarla.

Foto: Anna García

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?