Adiós al dolor de cabeza

10 alimentos para combatir las migrañas

No están claras las causas de la migraña, pero puede prevenirse. Y lo mejor, además de unos hábitos de vida saludables, es consumir alimentos que ayuden a eliminar la histamina y refuercen el sistema nervioso.

Martina Ferrer

Levadura nutricional rica en vitaminas B

1 / 10

Levadura nutricional rica en vitaminas B

Es rica en minerales y sobre todo vitaminas del grupo B, imprescindibles para el buen funcionamiento del metabolismo y del sistema nervioso.

Añade 1 cucharada al día a tus sopas, ensaladas, platos de pasta...

Semillas de girasol con coenzima Q10

2 / 10

Semillas de girasol con coenzima Q10

Estas semillas son fuente de aminoácidos y coenzima Q10, un potente antioxidante y un elemento esencial para producir energía a nivel celular.

La Q10, en combinación con el magnesio, puede reducir las migrañas.

Toma de 1 a 2 cucharadas al día. Puedes consumirlas al natural o, mejor aún, remojándolas previamente en agua para activarlas y que sus nutrientes estén aún más disponibles.

Repollo 3 en 1

3 / 10

Repollo 3 en 1

Las coles como el repollo son ricas en calcio, vitamina K y coenzima Q10, un cóctel perfecto para que mejoren los dolores de cabeza.

Consúmela al menos 3 veces por semana.

Jengibre de poder antiinflamatorio. Jengibre para la circulación

4 / 10

Jengibre para la circulación

Esta especia se conoce sobre todo por su acción antiinflamatoria. Según la medicina tradicional china, su sabor picante activa la circulación, lo que puede mejorar el dolor de cabeza migrañoso.

Toma 1 trozo de raíz fresca o 1 cucharadita en polvo.

Avena rica en vitaminas B

5 / 10

Avena rica en vitaminas B

Si consumimos este cereal y otros, siempre integrales, nos garantizaremos un aporte de algunas vitaminas B, como la B6.

En general, estas vitaminas son necesarias como cofactores de múltiples reacciones en el organismo y para el sistema nervioso.

Inclúyela en tus menús 2 o 3 veces por semana.

Espárragos depurativos

6 / 10

Espárragos depurativos

Además de ser depurativos y ayudar a la correcta función hepática, contienen una buena dosis de vitaminas B2 y B6.

Consúmelos 2 o 3 veces por semana.

Semillas de sésamo ricas en magnesio y Q10

7 / 10

Semillas de sésamo ricas en magnesio y Q10

Al igual que las semillas de girasol, te aportan abundante coenzima Q10, magnesio y proteínas.

Toma 1 cucharada por la mañana y otra por la noche, moliendo las semillas previamente. También puedes consumirlas en forma de crema o tahini, siempre integral y sin tostar.

Lentejas para nutrir el sistema nervioso

8 / 10

Lentejas para nutrir el sistema nervioso

Nos dan fibra y nutrientes como la vitamina B2, necesaria para el sistema nervioso.

Consúmelas 2 o 3 veces por semana.

Hojas verdes, una combinación perfecta

9 / 10

Hojas verdes, una combinación perfecta

Todas las verduras de hoja verde contienen grandes cantidades de magnesio, un mineral indispensable en el organismo, y además, vitaminas K y B9. Otro cóctel perfecto.

Come 1 puñado al día, en crudo o con una cocción muy ligera.

Setas shiitake inmunoestimulantes

10 / 10

Setas shiitake inmunoestimulantes

Las setas no solo tonifican el sistema inmunitario. En general también son ricas en vitaminas B2 y B6, que como hemos dicho son importantes para la regulación de funciones en nuestro organismo y sistema nervioso.

Añádelos a tus platos 4 o 5 veces por semana.

Dieta contra la migraña y el dolor de cabeza

La migraña es un trastorno con manifestaciones episódicas de dolor de cabeza asociado a hipersensibilidad sensorial, con síntomas como fotofobia, fonofobia, náuseas y vómitos. Con frecuencia, el dolor se manifiesta también con auras. No conocemos las causas reales, pero en los últimos años se ha avanzado mucho en la descripción de la biología de la migraña.

El papel de la histamina: esta amina, que solo se elimina por metilación hepática, parece ser un factor asociado a la migraña, pero no es el único. De hecho, la histamina puede causar recurrencia del dolor, exagerar el dolor unilateral, desencadenarlo y también alargarlo.

Ahora bien, existen diferentes tipos de migraña, y no siempre están asociados a la mala gestión de la histamina.

Para mejorar esta situación es importante, en general, tomar una serie de medidas:

  • controlar el estrés
  • dormir suficientes horas
  • respetar los ciclos circadianos
  • favorecer la función hepática y digestiva
  • tomar el sol
  • garantizar el aporte de nutrientes que intervienen en la formación y eliminación de la histamina

En cuanto a nutrientes concretos, son importantes las vitaminas D y B12. Ambas participan en muchas funciones y su déficit puede tener relación con las migrañas.

Tomar un suplemento de estas vitaminas puede ayudarte a mitigar las migrañas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?