Frutos secos fertilidad

Ayuda eficaz

Los frutos secos potencian la fertilidad masculina

Un experimento con hombres españoles prueba que 60 g diarios de frutos secos mejoran la cantidad y la calidad de los espermatozoides.

Claudina Navarro

Los frutos secos no deben de faltar en una alimentación equilibrada. Son unos alimentos fascinantes porque son nutricionalmente perfectos: están compuestos por una alta proporción de proteínas, ácidos grasos saludables, fibra, minerales, vitaminas y compuestos antioxidantes.

Todos debiéramos de consumirlos a diario, pero los hombres que desean ser padres tienen más motivos: un par de manos de frutos secos mejoran su potencial de fertilidad.

Investigadores de la European Society of Human Reproduction and Embryology han descubierto que los frutos secos aumentan la cantidad de espermatozoides, que además mejoran su vitalidad, movilidad y forma. En otras palabras, los espermatozoides de los hombres que comen frutos secos son flechas que se dirigen inapelablemente a su objetivo.

Los que comen frutos secos tienen un esperma de más calidad

Los participantes en el estudio fueron 119 hombres españoles de edades comprendidas entre los 18 y los 35 años, fértiles y sanos. Se separaron en dos grupos. Unos disfrutaron diariamente una mezcla de frutos secos de 60 g, aproximadamente dos puñados. La mezcla se componía de almendras, avellanas y nueces. Los ootros continuaron con su alimentación habitual y sirvieron como grupo de control.

Después de 14 semanas, los 119 hombres fueron sometidos a un espermograma. El resultado fue sorprendente: el grupo de los hombres que habían incorporado los frutos secos vio aumentada su fertilidad. Había mejorado tanto la cantidad, la vitalidad y la motilidad, como la morfología del esperma.

Además se había reducido la fragmentación del ADN de las células seminales, lo que indica que los espermatozoides estaban capacitados para una fecundación y un embarazo exitosos.

Los resultados del estudio son coherentes con investigaciones anteriores que demostraban que el esperma podía mejorarse con determinadas pautas alimenticias.

Aquellos hombres que consumen más omega-3 y antioxidantes (por ejemplo vitamina C, E, selenio, zinc y el ácido fólico) tienen mejor calidad del esperma que los hombres con déficit de esas sustancias.

Los hombres necesitan los frutos secos

Estudios realizados en diferentes países a lo largo de las últimas décadas muestras que en general la calidad del esperma está disminuyendo, lo que es una dificultad para las parejas que desean procrear. Los expertos relacionan este problema con la exposición a contaminantes disruptores endocrinos como los bisfenoles, los ftalatos o los pesticidas.

El estrés, la mala alimentación, el sedentarismo o el abuso de las tecnologías pueden ser otros factores que afectan a los espermatozoides.

Los frutos secos pueden ayudar a compensar el efecto perjudicial de los factores negativos.

Etiquetas:  Claudina Navarro

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?