Limpieza sostenible

Cómo limpiar el water y la bañera con productos naturales

Los limpiadores convencionales de inodoros y bañeras contienen ácidos agresivos y químicos perjudiciales. Es mejor que los limpies con productos caseros, te saldrá más barato y no estarás en contacto con sustancias perjudiciales para ti y para el planeta.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Muchos limpiadores de inodoros contienen a menudo ácidos agresivos como el clorhídrico o el ácido fórmico. Si se usan incorrectamente, sobre todo en el caso de los limpiadores de inodoro, pueden causar irritación o quemaduras en la piel. Es mejor idea que elabores tú misma tus propios productos.

No tienes porque comprar productos de limpieza especiales (costosos y agresivos), simplemente puedes limpiar con sustancias que tienes en casa.

Para eliminar las incrustaciones de orina, cal y otras decoloraciones del inodoro, los limpiadores específicos contienen ácidos fuertes que se etiquetan como corrosivos o irritante.

Los ingredientes activos principales en la mayoría de los productos que se pueden encontrar en el mercado son los ácidos clorhídrico, sulfámico o fórmico; los tres son poco recomendables.

Si se usa incorrectamente, estas sustancias pueden causar irritación en vías respiratorias, quemaduras en la piel y daños en los ojos.

También se pueden encontrar en los productos convencionales desinfectantes que no son necesarios en estos productos de limpieza. Estos desinfectante también pueden irritar la piel y desencadenar alergias.

Soluciones caseras para limpiar el inodoro

Un inodoro sucio no solo es desagradable, sino que además es poco higiénico, por lo que debe limpiarse con regularidad.

También puedes limpiar el baño con remedios caseros. El polvo de ácido cítrico y el bicarbonato de sodio son remedios totalmente efectivos contra los depósitos de suciedad, cal y restos de orina.

Ambos ingredientes son biodegradables. Puedes poner dos cucharaditas de cada uno directamente en la taza del inodoro y dejar que actúe.

Si desea utilizar un agente de limpieza líquido, puedes preparar un limpiador de inodoro con la siguiente fórmula:

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de maicena
  • 2 cucharadas de ácido cítrico
  • 10 ml de jabón líquido (si no tienes jabón líquido puedes disolver jabón sólido en agua)
  • 600 ml de agua

Elaboración:

  1. Hierve 100 mililitros de agua y déjala enfriar.
  2. Pon a hervir brevemente la maicena con el resto del agua en una cacerola para que se forme una mezcla espesa y lechosa.
  3. Incorpora removiendo el ácido cítrico en el agua hervida y enfriada y luego agrega el jabón.
  4. Mezcla los dos líquidos y guarda en una botella limpia para almacenar. El gel de limpieza para inodoros está listo y se conservará varias semanas.

Artículo relacionado

Productos de limpieza naturales hechos en casa

13 productos de limpieza naturales que puedes hacer en casa

Cómo limpiar la bañera

¿Alguna vez te has preguntado de qué material está hecha tu bañera? La mayoría de los baños disponen actualmente de bañeras de material acrílico o de acero con un revestimiento de esmalte.

Ambos materiales son muy fáciles de cuidar, pero sensibles a los arañazos, por lo que las esponjas duras y los abrasivos son bastante inadecuados para limpiarlos.

Si no te conformas con limpiar la bañera con un paño, siempre puedes recurrir a un cepillo específico para bañeras.

Limpieza ecológica de la bañera con "jabón verde"

Para limpiar la bañera de forma eficaz y ecológica, lo más adecuado es el jabón verde biodegradable. Este jabón es el típico artesano, elaborado exclusivamente con glicerina y aceite vegetal. Este producto es perfectamente capaz de eliminar las manchas que quedan después de un baño o una ducha.

  1. Aplica el jabón verde. Disuelve aproximadamente una cucharada del jabón sólido en un litro de agua tibia. Aplica la solución de jabón a la superficie de la bañera con una esponja o un paño.
  2. Deja que la solución de jabón actúe durante unos minutos. Si la bañera está muy sucia puedes trabajar en las áreas más incrustadas con la esponja o el paño.
  3. Enjuaga con agua limpia. Echa agua limpia con la perilla de ducha en la bañera hasta que desaparezcan todos los residuos de jabón. Si lo deseas, puedes pulir luego la superficie con un paño seco.

Si el agua de tu zona de residencia es muy dura, cuando empleas el jabón verde pueden quedar residuos de cal. Para evitarlo puedes pasar un paño empapado en vinagre de limpieza.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?