Entrevista a Paloma Alma

"Una menstruación sana no debe doler"

Aida García

La autora de Cyclo. Tu menstruación sostenible y en positivo (Montena) nos descubre estrategias para conocer el ciclo menstrual y dejar de verlo como una carga.

La menstruación, el periodo, la regla, marea roja… son muchos los términos que se usan para definir al sangrado que vivimos las mujeres cada mes durante muchos años de nuestra vida y, sin embargo, poco se sabe de ella, según nos cuenta Paloma Alma, autora de Cyclo. Tu menstruación sostenible y en positivo (Montena).

Con este libro de educación menstrual, Paloma Alma desea ofrecer claves para vivir una menstruación en positivo, porque: ¿sabías que es posible tener la regla sin que te duela ni debas tomar medicamentos? ¿o que existen productos de higiene menstrual que cuidan de ti y del medio ambiente?

¿Por qué es importante aprender sobre la menstruación?

La menstruación, innata a la mujer y resulta que es ahora que está de moda. ¿Realmente existe tanta desinformación?

Más que “estar de moda”, en realidad, yo diría que por fin podemos decidir los temas sobre los que queremos hablar, y la menstruación y el ciclo menstrual es uno de ellos, algo que acompaña a la mujer durante casi la mitad de la vida y sobre lo que aún falta investigación científica, alternativas saludables y, por supuesto, educación menstrual.

La desinformación existe en el momento que una mujer que lleva 20 años menstruando aún desconoce que existen alternativas como la copa menstrual, o cuando una mujer usa la píldora anticonceptiva para “regular el ciclo” y no sabe que en realidad carece de ciclo menstrual. O en el preciso momento en el que una mujer cree que el dolor de regla es normal. Así que sí, existe aún muchísima desinformación.

Tal es su auge que cada vez es más fácil encontrar libros, artículos en revistas, canales de YouTube, cuentas de Instagram, proyectos… que no solo la normalizan sino que se podría decir que incluso la empoderan. Tú mismas acabas de publicar un libro en el que dedicas 188 páginas a hablar de la regla y seguro que muchas lectoras piensan: “¿Da para tanto este tema?”.

Me encanta, porque esa es una frase que me dicen muchísimo, y ahí es donde reitero el que falta mucha información porque sí, ¡da para eso y más! Hay muchísimos factores que afectan a nuestro ciclo menstrual y que si aprendemos a gestionarlos correctamente pueden ayudarnos a vivir mejor nuestra menstruación: la manera que tenemos de nombrarla, cómo nos alimentamos, las posturas que adoptamos en el día a día, el tipo de ejercicio que hacemos, cómo nos afectan las diferentes enfermedades ginecológicas…

Hay tantos temas que tratar, porque al fin y al cabo todo influye en nuestra menstruación. Es increíble cómo para gestionar nuestro dolor menstrual muchas veces solo nos recomiendan pasarnos a la píldora anticonceptiva (que suprime el ciclo) en vez de enseñarnos que hay comidas que contribuyen a la inflamación, que la fisioterapia de suelo pélvico puede ayudar enormemente con este dolor o que cambiar nuestro ritmo de vida y la perspectiva con la que la afrontamos puede reducirlo notablemente. Incluso cambios como usar la copa menstrual pueden ayudarnos.

Artículo relacionado

higiene menstrual

7 alternativas sanas a los tampones y compresas convencionales

¿Por qué crees que se han creado tantos tabúes alrededor de la menstruación?

Esta respuesta creo que es compleja. A mí me gusta destacar que es muy interesante tener a la mitad de la población (alrededor de 3700 millones de mujeres) pensando cada mes, durante aproximadamente 40 años de su vida, que son sucias, que tienen que ocultar una parte de sí mismas, que tienen que avergonzarse o que son menos capaces, aunque sea durante unos días. Creo que ahí reside el mayor de los tabúes.

Además, también es importante analizar el papel que han tenido los medios de comunicación en nuestra percepción sobre la menstruación. Hasta el auge de internet y de las RRSS, la publicidad era prácticamente la única fuente de educación menstrual que llegaba hasta nosotras. Anuncios en los que no se muestra sangre real, en los que se incide en hacer como que no pasa nada, en ocultar e invisibilizar el sangrado y en reiterar que hay que ocultar el olor (lo que al final quiere decir que olemos mal… Lo cual, por supuesto, no es real).

Hay que pensar en quién estaba a cargo de la toma de decisiones a la hora de elegir el enfoque de estos anuncios, y por desgracia, hasta hace solo unos años, eran hombres. Por suerte, la democratización que trae consigo la era de internet ha hecho posible que todas podamos subir contenido y que hablemos desde otro lugar de la menstruación.

Alrededor de los recursos que tenemos para esos días: compresas, tampones, copas menstruales… también existen muchos tabúes. Es fácil recordarnos en el colegio, el instituto… escondiendo la compresa o el tampón de camino al baño. Muchas lo seguimos haciendo ahora. ¿Cuáles son las claves para lograr que las chicas crezcan viviendo con naturalidad su menstruación?

Educación menstrual desde arriba. Cuando empecé en 2016 con mi proyecto CYCLO daba charlas sobre menstruación a amigas de mi edad. Cuando llamaba a los colegios y ayuntamientos para ofrecer mis charlas gratis, no sabían dónde encajarlas y siempre me decían que no, por lo que decidí centrarme en educar a través de las redes a otras personas como yo. Hoy en día son las propias profesoras, que ya se han educado y han entendido que hay otras maneras de vivir la menstruación, las que nos solicitan los talleres de educación menstrual.

Igual las madres. Primero las tuvimos que educar a ellas para que pasasen el testigo a sus propias hijas, sobrinas, alumnas… Creo que es imprescindible educarnos entre nosotras, empoderarnos y aprender para poder “filtrar” esta educación hacia todas las capas de la sociedad. Alucinarías al ver a los niños en clase preguntando con total naturalidad cómo se usa una copa y aprendiendo, junto a sus compañeras, a conocer el ciclo.

De todo lo que se dice sobre la regla, lo que sí está comprobado es que en esos días estamos más sensibles, nos cambia el humor… Entonces, ¿por qué evitar relacionarnos esos días “para no estallar en llanto delante de alguien”, como dices en tu libro? ¿Eso no forma parte de normalizarla?

Bueno comprobado…, eso depende de cada persona y de cómo vivimos cada una nuestra menstruación. Yo incido siempre en que cada ciclo es único, y tal y como digo en mi libro, hay que conocernos para ponérnoslo fácil. Si sabes que hay un día que necesitas para ti, que necesitas parar y bajar la exigencia, si puedes permitírtelo, ¿por que no evitar situaciones que sabes que no te van a beneficiar o te van a hacer sentir incómoda?

"No todo el mundo vive igual su ciclo o su menstruación y las circunstancias personales son únicas y cambiantes. Lo importante es conocernos para decidir nosotras si queremos o no mostrar nuestra parte más vulnerable."

También se da por sentado que la regla duele…

Esto es uno de los tabúes que, precisamente, más duelen. Una menstruación sana, sin patologías, no debe doler. Es normal que incomode, que se sienta, ¡nuestro cuerpo está haciendo un gran esfuerzo por sacar todo aquello que ya no necesita!, pero si este proceso causa malestar hasta el punto de incapacitar, hay que buscar la causa.

Muchas veces, cuando normalizamos ese dolor, pasamos por alto patologías que pueden manejarse de otra manera. La endometriosis, por ejemplo, es una enfermedad que afecta a entre el 10 y el 20 % de las mujeres. Supone dolor y malestar no solo cuando menstrúan, sino a lo largo de todo el ciclo. Y en muchas ocasiones, por desgracia, puede mermar mucho la calidad de vida.

Por eso es importante incidir en la investigación científica y en buscar respuestas. Si tu ginecólogo no te da la respuesta adecuada, cambia. Busca una segunda, tercera y cuarta opinión si hace falta. Pero si notas que algo no anda bien, no dudes en ir al fondo de la cuestión.

Ahora que ya nos has aclarado todos estos puntos, ¿nos darías una definición de menstruación? Porque tú vas más allá y hablas de menstruación sostenible.

Para mi la menstruación sostenible es una manera de vivir nuestra menstruación más saludable, respetuosa con el medio ambiente y con nuestro bolsillo. Es una forma de vivir el ciclo desde el conocimiento y el respeto con un único fin: vivir nuestra menstruación en positivo.

Artículo relacionado

regla sin dolor

Vive bien tu menstruación









¿Quiere esto decir que se puede vivir una menstruación “placentera”?

Totalmente. La definición de placer es muy personal, por supuesto, pero se puede disfrutar de menstruar. Cuando encuentras la manera que a ti te funciona, los productos que te hacen sentir bien y el acompañamiento adecuado, menstruar deja de ser una carga o algo negativo. De hecho, muchas de nuestras alumnas están deseando que les baje la menstruación para poder poner en práctica todo lo que van aprendiendo mes a mes en nuestro club menstrual en nuestras redes. Si eso no es menstruar con placer…

Defensora de la copa menstrual, ¿qué les dirías a quienes aún no nos hemos atrevido a probarla?

Que no te preocupes, cuando estés preparada, darás el paso. Cada una nos acercamos a la copa cuando realmente estamos preparadas. Te ofrezco ayuda, asesoramiento y educación menstrual a través de mis redes sociales, de mi canal de YouTube de CYCLO Menstruación Sostenible y de mi Escuela CYCLO, donde respondo a todas las preguntas sobre la copa que te has podido hacer alguna vez.

En YouTube tenemos vídeos para todas, resolvemos dudas más frecuentes, te ayudamos a elegirla, a dar los primeros pasos, a limpiarla… Te voy a compartir la frase que más se repite entre nuestras seguidoras, alumnas y clientas: ojalá la hubiera conocido antes. Prometido.

En tu libro hablas de adaptar tu vida (tu trabajo, la agenda social…) durante los días que tienes la regla. Hablas incluso de que hay países donde está permitido cogerse la baja laboral. ¿No es una utopía en nuestra sociedad?

No solo durante los días que tienes la regla, sino durante todo el ciclo. Yo hablo de integrar nuestro ciclo menstrual en nuestra vida, no vivirlo como algo ajeno o separado. E incido mucho en ponérnoslo fácil: no esperemos a que la sociedad esté preparada, hazlo poco a poco en tu esfera personal, hasta que lo personal vaya poco a poco convirtiéndose en social. Yo creo que esta es una carrera de fondo y que cada vez estamos logrando más cambios que benefician a la manera que tenemos de vivir nuestros ciclos.

Hablando de la sociedad, me han venido a la mente los hombres. ¿Consideras que sería conveniente que ellos también recibieran educación menstrual?

¡Por supuestísimo! No conveniente, casi obligatorio. Como comentaba antes, en los colegios los niños viven con total naturalidad las clases de educación menstrual. A mí me encanta porque todos mis amigos y compañeros de trabajo (mi gestor, los chicos de la web, el abogado, ¡hasta el de Correos!) se interesan genuinamente por el tema y realmente se preocupan por conocer. Tengo muchos amigos que me escriben preguntándome qué le pueden comprar a su novia o qué le pueden recomendar a sus compañeras de trabajo cuando les duele, por ejemplo. Eso para mí, es trabajo bien hecho.

"Los hombres son la mitad de nuestra sociedad, son nuestros hermanos, padres, parejas, compañeros de trabajo…, cuanto más saben ellos más conseguimos todas."

No puedo acabar esta entrevista sin que hables de algo que me ha llamado mucho la atención en tu libro: ¡explicas que la regla se puede llegar a controlar como el pis!

Sí, eso es lo denominado como “sangrado libre”. Es una de las muchas opciones que tenemos para gestionar nuestra menstruación. No es una opción para todas (para mí, no, por ejemplo), pero es una alternativa más y creo que es importante darla a conocer para que cada una tomemos nuestras propias decisiones.

Y ahora sí, como punto y final, ¿les podrías decir a nuestras lectoras qué es CYCLO menstruación sostenible y qué se van a encontrar al visitar vuestra web?

CYCLO es el lugar donde aprender sobre menstruación, para reconciliarte con tu ciclo menstrual y poder vivir tu menstruación en positivo. Y esto lo hacemos a través de los productos que usamos y de la educación menstrual que impartimos.

En nuestra tienda online tienes disponible toda una línea de productos de higiene menstrual libre de tóxicos, ecológicos y socialmente responsables, además de hechos en España. Nuestros productos más top son las copas menstruales, las compresas de tela de algodón ecológico reutilizabas y las infusiones para el dolor menstrual. Tenemos un montón de alternativas para que cada una elija la que mejor le venga.

Además ofrecemos asesoramiento personalizado en todo momento a través de nuestro chat, del email y de nuestras RRSS. Os animo a todas a que nos visitéis y os adentréis en esta enorme aventura de reconciliaros con el ciclo menstrual.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?