Pequeños placeres

6 postres deliciosos para presentar en vasitos

Chef Prabhu

Estos postres pueden ser tanto para disfrute propio como para deleitar a nuestros invitados. También son un buen recurso para enriquecer y acompañar el táper que te llevas al trabajo.

De dónde viene la moda de tomar postres en vasitos? ¿Quién fue la primera persona que decidió meter un postre en un vaso? Pues resulta que no fue precisamente un pastelero quien los inventó, o al menos, quien creó esta tendencia.

El mérito es de un farmacéutico británico llamado James Horlink, especialista en el desarrollo de suplementos alimenticios para la salud de los recién nacidos. En 1873, el londinense se mudó a Estados Unidos para abrir, junto con su hermano, una fábrica de dichos suplementos a base de cereales, y lo que empezaron siendo papillas acabaron siendo batidos, helados y, finalmente, los famosos postres en vasos.

Artículo relacionado

5 CHOCOLENAS

6 tentempiés saludables para cualquier momento

Postres en vasito: una moda práctica

Los postres en vasito son la última moda. Miles de pastelerías y restaurantes del mundo los están sirviendo, aunque en realidad no es algo nuevo.

Es una manera perfecta de introducir postres que normalmente no podrías hacer en forma de pastel, ya sea por las texturas muy líquidas o porque las capas no aguantarían su propio peso. Además son muy fáciles de conservar y de transportar, y ya no digamos de comer.

Por lo general, los vasitos de postre se suelen componer de al menos tres capas diferentes, entre las cuales destacan las que vamos a ver a continuación.

  • Deliciosas bases. Pueden ser bizcochos, con harinas comunes, integrales, sin gluten o de frutos secos, que marcan la diferencia. Las galletas en sus diferentes formas (crumbles, biscuits sablés o cookies…) son una base ideal. También se podrían hacer hojaldres, profiteroles, pan tostado…
  • Sofisticadas cremas o salsas. Son fundamentales, ya que una cremosidad y cantidad adecuada harán que la experiencia final en boca sea agradable y equilibrada. A veces la crema es la protagonista, otras acompañará a galletas o bizcochos un poco secos. Eso sí, siempre pensando en que todos los ingredientes tengan sentido tanto en textura como en gusto.
  • Un toque de frutas. Es ideal que tengan alguna fruta, natural o cocinada, como parte principal del plato o como complemento. Aportan un toque fresco y son un endulzante natural fantástico para sustituir o rebajar el azúcar en la receta.

Cualquier postre clásico se puede transformar para que quepa en estos vasitos, como el tiramisú, el cheesecake, el carrot cake... e incluso la famosa tarta sacher. Son conocidos también como verrines, que en Francia significa tarro, o trifles, unos postres formados por muchas capas y que actualmente también se sirven en vaso.

Te animamos con estas 6 recetas originales. 

1 / 6
vasito-bizcocho-chocolate

1 / 6

Vasitos de bizcocho de chocolate, cacahuetes y plátano asado

Ingredientes para 6 vasitos

Para el bizcocho:

  • 50 g de manteca de coco
  • 75 g cobertura chocolate negro
  • 80 ml de aceite de oliva suave
  • 100 ml de leche de soja
  • 100 g de azúcar integral
  • 160 g de harina de arroz
  • 1 g de bicarbonato
  • 1 g de levadura
  • 2 g de sal
  • 5 g de lino en polvo

Además:

  • 100 g de cacahuetes salados
  • 50 g de azúcar integral
  • 3 plátanos maduros

Preparación (45 minutos)

Para el bizcocho:

  1. Funde la manteca de coco con la cobertura de chocolate y mezcla con unas varillas hasta que la mezcla esté disuelta y homogénea.
  2. Incorpora el aceite, la leche de soja y añade el resto de ingredientes secos tamizados hasta que queden bien integrados.
  3. Hornea unos 20 minutos en molde a 180 ºC.

Para los cacahuetes:

  1. En una sartén, pon el azúcar integral hasta que se funda (sin removerlo) y luego añade los cacahuetes.
  2. Remueve hasta que los cacahuetes queden cubiertos del caramelo y estíralos sobre papel de horno para que sequen bien.

Para los plátanos:

  1. Hornea los plátanos sin pelar a 180 ºC hasta que veas que la piel adquiere un tono negruzco.

Para la presentación:

  1. Corta el bizcocho de manera irregular.
  2. Dispón en el vasito trocitos de bizcocho de chocolate intercalados con trozos de plátano asado, cortado en rodajas, y los cacahuetes salados.

 

 

vasito-panacotta-coco

2 / 6

Panna cotta de coco, compota de frambuesas y crumble de nueces pecanas

Ingredientes para 6 vasitos

Para la panna cotta de coco:

  • 500 g de leche de coco
  • 25 g de xilitol
  • 18 g de maicena
  • 0,75 g de agar-agar

Para la compota de frambuesas:

  • 100 g de frambuesas
  • 10 g de azúcar integral

Para el crumble de nueces pecanas:

  • 60 g de harina de arroz
  • 60 g de nueces pecanas
  • 60 g margarina bio no hidrogenada
  • 60 g de azúcar de coco
  • Una pizca de sal

Preparación (45 min + 3 h de reposo)

Para la panna cotta de coco:

  1. Disuelve bien en la leche de coco, con unas varillas y en frío, el xilitol, la maicena y el agar-agar.
  2. En un cazo, sin dejar de remover, calienta todo hasta que hierva.
  3. Luego dosifica rápidamente en vasitos y deja que gelifique en la nevera.

Para la compota de frambuesas:

  1. Mientras, en una sartén cocina las frambuesas con un poco de azúcar hasta que estas adquieran una textura de mermelada. Reserva.

Para el crumble:

  1. Procesa las nueces pecanas hasta obtener un polvo, y luego mézclalo con el azúcar de coco y la harina de arroz con una pizca de sal.
  2. Elabora una masa con todos los ingredientes y la margarina; ha de quedar como una especie de "tierra", que has de extender en un papel de horno.
  3. Luego ponlo en el horno a 170 ºC durante 5-7 minutos o hasta que veas que está dorado.
  4. Al sacarlo del horno, lo rompes bien para que acabe de tener esa forma de "tierra" que buscamos darle.

Para el montaje:

  1. Sirve sobre los vasitos de panna cotta que has enmoldado previamente, una cucharada generosa de compota de frambuesas.
  2. Al momento de servir, espolvorea el crumble.
vasito-carrot-cake

3 / 6

Vasitos de carrot cake, toffee de arroz integral y zanahorias en almíbar de regaliz

Ingredientes para 6 vasitos

Para el carrot cake:

  • 90 g de harina de maíz
  • 20 g de almidón de maíz
  • 9 g de levadura
  • 10 g de lino en polvo
  • 60 g de azúcar integral
  • 100 g de zumo de zanahoria
  • 40 g de zanahoria rallada
  • 100 g de leche de soja
  • 20 g de aceite de oliva
  • 3 g de canela
  • 1 g de nuez moscada
  • Una pizca de sal

Para el toffee:

  • 100 g de leche vegetal
  • 25 g de arroz integral cocido
  • 20 g de dátiles
  • 1 g de vainilla en polvo

Para las zanahorias en almíbar:

  • 100 g de agua mineral
  • 50 g de azúcar integral
  • 50 g de zanahorias baby
  • Una ramita de regaliz

Preparación (1 hora)

Para el carrot cake:

  1. Licua las zanahorias hasta obtener el zumo necesario por un lado y la pulpa por otro.
  2. Mezcla el resultado obtenido con la leche de soja y el aceite de oliva, y después añade todos los sólidos tamizados. Las especias pueden variar según el gusto.
  3. Hornea a 175 ºC en un molde durante unos 15 minutos.

Para el toffe:

  1. Elabora en un cazo el toffee a partir de una bebida vegetal fría con los dátiles y el arroz, hasta que hierva.
  2. Luego tritura con un túrmix o procesador de alimentos y deja que se enfríe.

Para las zanahorias en almíbar:

  1. Prepara un almíbar con el agua y el azúcar. Hierve hasta que el azúcar esté completamente disuelto.
  2. Déjalo durante un minuto junto con el regaliz a fuego lento.
  3. Pela las zanahorias baby e incorpóralas al almíbar. Deja que se cocinen las zanahorias durante unos 30 segundos.

Para el montaje:

  1. Corta el bizcocho del carrot cakeen dados de unos 2 cm de lado.
  2. En la base de un vasito plano coloca una cucharada generosa de toffeey sirve unos 3 dados de carrot cake junto con 3 medias zanahorias baby y deja que se enfríe.
vasito-crema-limon

4 / 6

Crema de limón, bizcocho de té earl grey y gelatina de cardamomo

Ingredientes para 6 vasitos

Para la crema de limón:

  • 150 ml de zumo de limón
  • 150 ml de agua
  • 60 g de sirope de arroz
  • Ralladura de limón
  • 15 g de kuzu
  • 1 g cúrcuma

Para el bizcocho Earl Grey:

  • 115 g de harina
  • 45 g de aceite suave
  • 3 bolsitas de té earl grey
  • 50 g de panela
  • 130 g de leche de soja
  • 1 g de bicarbonato
  • 2 g de levadura

Para la gelatina de cardamomo:

  • 100 g de agua
  • 20 g de xilitol
  • 7 g de semillas de cardamomo
  • ½ piel de naranja
  • 1 g de agar

Preparación (1h + 1h de reposo)

Para la crema:

  1. Diluye el kuzu en 50 ml de zumo y 50 ml de agua y pon en un cazo los 200 ml restantes con el sirope, la cúrcuma y la ralladura.
  2. Llévalos a ebullición, baja el fuego y añade la mezcla de kuzu removiendo con varillas.
  3. Una vez espese, retira la crema y enfríala protegida con film en contacto con la superficie.

Para el bizcocho:

  1. Hierve la leche e infusiona las bolsitas de té (remójalas antes en agua).
  2. Mezcla la infusión una vez fría con el aceite e incorpora el resto de ingredientes varillando.
  3. Hornea 25 min en un molde plano y amplio a 180o C.

Para la gelatina:

  1. En un cazo, mezcla en frío el agua, el agar, el xilitol, las semillas y la piel de naranja.
  2. Varilla bien y lleva a ebullición.
  3. Cuando hierva, cuélala, dosifícala en un molde y deja que gelifique.

Para la presentación:

En cada vasito pon una capa de bizcocho, otra de crema y unos daditos de la gelatina, repite y acaba con la crema de limón y la gelatina.

crema-mango

5 / 6

Crema de mango, sablé de naranja y crujiente de chocolate

Ingredientes para 6 vasitos

Para la crema pastelera:

  • 2 mangos maduros
  • 3 plátanos maduros

Para el sablé de naranja:

  • 110 g de harina de arroz
  • 100 g de almendra en polvo
  • 2 g de bicarbonato
  • 80 g de panela
  • 70 g de margarina bio no hidrogenada
  • Una pizca de sal
  • Ralladura de piel de naranja

Para el crujiente:

  • 100 g de chocolate blanco vegano

Preparación

Para la crema pastelera:

  1. Pela y tritura bien los mangos y plátanos hasta obtener un puré.
  2. Deja que se enfríe en la nevera, en un táper o en una manga pastelera.

Para el sablé de naranja:

  1. Mezcla los ingredientes salvo la ralladura, hornea la galleta en una bandeja con papel, 6 minutos a 170 ºC.
  2. Una vez salga del horno, trocéala y ralla la piel de una naranja.

Para el crujiente:

  1. Funde el chocolate en un bol.
  2. Estira en un papel de horno una capa de chocolate lo más fina posible y deja que cristalice en la nevera.
  3. Luego corta las chocolatinas con la mano y conserva en un táper a temperatura ambiente.

Presentación:

  1. Coloca en cada vasito la crema de mango.
  2. En el momento de servir, pon unos trocitos de sabléde naranja, unas chocolatinas de chocolate blanco y un poco de ralladura de naranja.
tiramisu-guisantes

6 / 6

Tiramisú de guisantes, matcha y chocolate blanco

Ingredientes para 4 vasitos

Para el bizcocho:

  • 100 g de harina
  • 20 g de margarina bio
  • 15 g de té matcha
  • 75 g de xilitol
  • 25 g de aceite de girasol
  • 70 ml de leche de soja
  • 70 g de licuado de guisantes
  • 1 g de bicarbonato
  • 2 g de levadura

Para el baño de té matcha:

  • 100 ml de bebida vegetal
  • 10 ml de té matcha

Para la mousse de chocolate:

  • 100 g de nata vegana para montar
  • 25 g de chocolate blanco

Preparación (45 minutos)

  1. Para el bizcocho, mezcla lo seco en un bol. Añade la leche de soja y el licuado de guisantes y mezcla bien. Agrega la margarina fundida y por último el aceite. Mezcla bien con varillas y deja reposar 5 minutos. Colócalo en un marco de pastelería o un molde cuadrado.
  2. Cuece en horno a 180˚C durante 20 minutos sin abrir la puerta y deja enfriar sobre una rejilla. Luego, desmolda, retira los cantos y abre por la mitad. Con ayuda de un pincel, moja con el baño de té matcha.
  3. Para el baño de té matcha, lleva a ebullición y deja enfriar.
  4. Para la mousse de chocolate blanco, funde el chocolate al baño maría. Monta un poco la nata y ve añadiendo el chocolate fundido.
  5. Termina de montar y reserva en manga para rellenar el bizcocho.
  6. Corta al gusto, espolvorea matcha por encima y sirve con germinados de guisantes.

Artículo relacionado

Bizcochitos de té matcha

5 delicias irresistibles de la repostería vegana

Cómo conseguir la capa crujiente del vasito

Por lo general, los vasitos de postre se suelen componer de distintas capas (una base, una crema o salsa y alguna fruta...) y no puede faltar una que presente una textura crujiente.

Para conseguir esa textura, podemos recurrir a:

  • Galletas. Simplemente debes machacarlas para conseguir una base crujiente y deliciosa.
  • Frutos secos. Es la opción más saludable. Avellanas tostadas, nueces y pistachos rompen un poco con la delicadeza de las cremas y bizcochos.
  • Láminas de chocolate. Aportan esa estructura crujiente y complementan con casi cualquier dulce.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?