Hogar natural

Cómo hacer fragancias navideñas en casa sin productos químicos

Los aromas navideños te ayudan a crear el ambiente adecuado para los días más entrañables del año. Te explicamos cómo puedes crearlos tú misma a partir de ingredientes naturales.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Canela, verde abeto y un toque de naranja y clavo... estos aromas consiguen inmediatamente en un estado de ánimo navideño. Pero para disfrutarlos muchas personas recurren a las velas perfumadas con fragancias sintéticas. Es más fácil, económico y sano crearlas una misma con solo unos pocos ingredientes naturales que llenarán nuestras casas con el aroma de la Navidad.

Aromas navideños: naranja y clavo

La combinación de naranja y clavo es uno de los aromas navideños más típicos. Es posible producir fácilmente este aroma a partir de los dos componentes básicos.

Toma una naranja entera e insértale un puñado de clavos de olor en la piel. Asegúrate de que los hayas distribuido de una manera uniforme. Una vez acabado el proceso, pon la naranja en un platito y colócala en lugar que que tu prefieras.

También es apropiada como decoración en la mesa junto con otros elementos navideños o incluso debajo del árbol de Navidad.

Una fragancia navideña sin aceites esenciales

Quizá prefieres un olor más suave que el que producen los aceites esenciales. En ese caso puedes preparar la siguiente receta aromática:

  • Corta una pieza de fruta de tu elección en rodajas y colócalas en un recipiente hermético y resistente al calor. Las frutas cítricas son especialmente adecuadas para esta preparación, por tanto, es una buena idea recurrir a las naranjas, los limones o las mandarinas.
  • Agrega las especias navideñas de tu elección (por ejemplo, una rama de canela o unas vainas de vainilla, clavo de olor, anís estrellado o cardamomo).
  • Llena la mezcla con agua hirviendo, tapa el frasco con su tapa y deja que se enfríe.
  • Una vez fría, puedes filtrar el líquido y dejarlo en un recipiente abierto en el el lugar que hayas elegido. La fragancia se vuelve aún más intensa si antes de filtrarla, la dejas reposar en la nevera durante unos días o una semana.
  • La esencia huele más fuerte cuando se calienta. Por lo tanto, puedes colocarla encima de la calefacción, por ejemplo.
  • También puedes poner la esencia en un difusor de aromas.

Cuando compres los ingredientes necesarios para elaborar tu fragancia navideña, presta atención a la calidad ecológica si es posible. Es así como puedes evitar los pesticidas químicos sintéticos que son dañinos tanto para tu salud como para el medio ambiente.

En el caso de las especias importadas (por ejemplo, vainilla y canela), también tiene sentido utilizar productos de comercio justo.

Mezcla aceites esenciales para crear una fragancia navideña

También puedes utilizar aceites esenciales para difundir aromas navideños en las habitaciones de tu hogar. Existen, por ejemplo, aerosoles para ambientar y difusores de aceites esenciales en frío por ultrasonidos.

Si no dispones de un difusor puedes colocar tu mezcla de aceite sobre la calefacción. El calor hace que los compuestos aromáticos se volatilicen.

Las fragancias típicamente navideñas que puedes comprar como aceites esenciales incluyen:

  • Canela
  • Vainilla
  • Clavo de olor
  • Naranja
  • Abeto
  • Mandarina
  • Nuez moscada

Puedes mezclar los aceites esenciales en diferentes proporciones a tu gusto. Como norma general, una o dos cucharaditas de aceite son más que suficientes para crear un olor intenso.

Aromas navideños a base de frutas

Una forma sencilla y práctica de elaborar fragancias navideñas es desecar frutas. Para hacerlo de manera correcta:

  • Corta la fruta de tu elección en rodajas finas. Son especialmente adecuadas las naranjas, los limones y las manzanas.
  • Una vez cortada en rodajas, atraviésalas con un hilo y cuélgalo en un lugar seco y aireado, si es posible.
  • Deja que la fruta se seque durante unas dos semanas. Durante este tiempo de secado desprenderá un olor intenso.
  • Pasados ​​los 14 días, puedes utilizar los frutos secos como decoración navideña o incluso como merienda saludable.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?