Viajes sostenibles

Kit básico para viajar de forma zero waste

Para viajar de forma sostenible lo mejor es anticiparse a situaciones en las que nos será difícil evitar los plásticos y utensilios de un solo uso. Toma nota e incluye estos básicos en tu equipaje.

Ally Vispo
Ally Vispo

Experta en sostenibilidad, zero waste y moda ética

A las personas que estamos comprometidas con el medioambiente, nos encanta organizar nuestra casa para que nuestra rutina diaria suponga los mínimos residuos posibles. Bolsas de tela para la compra, botes de cristal para comprar directamente a granel, servilletas de tela hechas a partir de camisas viejas, filtro para el agua, enchufes inteligentes, bombillas que ahorran energía… nuestro entorno está preparado para darnos la seguridad de que, cada día, lo estamos haciendo todo de la forma más sostenible posible.

Pero, ¿qué pasa cuando salimos de nuestra zona de comfort y no podemos controlar nuestro entorno? Por ejemplo, ¿cuando viajamos? ¿Cómo asegurarnos de viajar de forma sostenible y evitar toda esa contaminación y residuos que nos hacen sentir como si hubiéramos retrocedido diez pasos en nuestros avances diarios?

Para empezar, podemos hacernos con un kit de viaje Zero Waste que podemos llevar con nosotras. Nos permitirá salvar muchas situaciones en las que, si no fuéramos preparadas, nos resultará difícil mantener nuestro compromiso.

Qué incluir en tu kit de viaje "zero waste"

Tu kit Zero Waste tiene que ser lo más ligero posible, ya que tampoco queremos entorpecer el viaje y añadir demasiado bulto a las maletas y bolsos que llevemos. Estas son algunas sugerencias de lo que puedes llevar en tus viajes sostenibles.

  • Una taza reutilizable. Las hay de muchos tipos, pero ya que vamos a viajar es preferible que uno de los materiales de la taza no sea el cristal, no solo porque es bastante pesado, sino también porque es posible que durante el viaje la golpeemos y se rompa en mil pedazos (algo que no solo es poco deseable sino también peligroso). La mejor opción para los viajes son las tazas de silicona colapsables, ya que no pesan y apenas ocupan espacio. Las de fibra de trigo o bambú también son recomendables, pero ocuparán mucho más espacio que las anteriores.
  • Un set de tenedor, cuchillo y cuchara de bambú (o cualquier material natural o reciclado). Estos cubiertos reutilizables sustituirán a cualquier utensilio de plástico de un solo uso que nos puedan ofrecer en cualquier restaurante o puesto de comida para llevar (y recordemos que, aunque sean de materiales sostenibles, los utensilios de un solo uso necesitan muchísimos recursos para crearse).
  • Una servilleta de tela. Utilizar las servilletas de papel de un solo uso que nos proporcionan en establecimientos no es una opción si queremos que viajar de forma sostenible, por lo que hemos comentado más arriba de los recursos utilizados para cualquier producto de un solo uso. El papel es uno de los mayores contribuyentes a la deforestación.
  • Snacks en una bolsa reutilizable o en un táper pequeño. Esto nos evitará la tentación (o necesidad) de comprar cualquier tentempié envuelto en plástico durante nuestro trayecto, y además nos ayudará a picar de una forma saludable en lugar de recurrir a ultraprocesados.

Artículo relacionado

Cadiz

5 viajes slow para redescubrir España

  • Una botella de agua reutilizable. Debemos mantenernos hidratadas durante todo el trayecto, especialmente si viajamos en avión, y las botellas de plástico son uno de los mayores contaminantes que existen. En muchos casos se requieren hasta tres litros de agua para producir una botella de un litro de agua, y además, el plástico con el que se fabrican puede tardar décadas (si no siglos) en descomponerse.

    En caso de viajar en avión, debemos vaciar la botella reutilizable antes de pasar por el control de seguridad, pero podemos llenarla después de pasarlo. En casi todos los aeropuertos se pueden encontrar fuentes donde podemos rellenar nuestra botella. Evita pedir que te la rellenen en el avión. Los tanques de agua de los aviones casi nunca se lavan (el consejo más útil que he escuchado de una azafata de vuelo directamente).
  • Una bolsa de tela para guardar el kit y que también podemos usar para cualquier compra que realicemos durante el trayecto. Cualquier bolsa que tengamos a mano en casa puede servir. Recordemos que el Zero Waste no consiste en comprar más productos sostenibles o productos zero waste, sino en hacer uso de lo que ya tenemos en casa, así que si ya tenemos una bolsa de plástico resistente por casa, es hora de darle uso.

Artículo relacionado

Comer vegano de vacaciones

Cómo comer vegano (y sano) mientras estás de viaje

Cómo viajas también influye en tu huella ecológica

Después de montar nuestro propio kit Zero Waste para el viaje, también tenemos que pensar en la forma en la que viajamos. De todos los medios de transporte que existen, el avión es sin duda el más contaminante. Así que si tenemos la posibilidad de elegir, debemos optar por hacerlo en tren en lugar de en avión. Los trenes son un 70 % más eficientes que los aviones.

Sin embargo, si no tenemos más remedio que viajar en avión, debemos intentar optar por vuelos directos, intentar viajar durante el día y tratar de llevar poco equipaje.

Además de todas estas medidas que podemos tomar, también podemos compensar el impacto medioambiental que nuestro viaje pueda conllevar realizando una donación a iniciativas como Carbonfund.org, que te permiten compensar la huella medioambiental equivalente a nuestro viaje con un pequeño aporte a proyectos de reducción de carbono de nuestra elección.

Artículo relacionado

objetos para viajar

Calcula la huella ecológica de tus viajes y redúcela

Con todas estas medidas podremos asegurarnos de que viajamos de la forma más sostenible posible, cuidando del medioambiente sin renunciar a esos momentos de ocio tan necesarios durante estos tiempos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?