Limpieza natural

Elimina las manchas de óxido con remedios caseros y naturales

Claudina Navarro

El óxido es difícil de eliminar de todo tipo de superficies. Los productos convencionales son agresivos y perjudiciales para el medioambiente, por eso te explicamos cómo usar sustancias que tienes en casa para eliminarlo.

Los objetos hechos de hierro y acero se oxidan con el tiempo, y cuando los usas, la sustancia amarillenta-rojiza que se desprende mancha con facilidad otras superficies, como textiles y azulejos. Los productos de limpieza habituales en el hogar no consiguen eliminarlas en muchos casos. No hace falta que recurras a productos comerciales demasiado agresivos, las soluciones están en casa. Además, cuanto más rápido se traten las áreas oxidadas y las manchas, más fácil será eliminarlas. Por eso, recurrir a los productos que ya tienes en casa es a menudo la mejor idea.

Ácido cítrico para acabar con las manchas de óxido

El ácido cítrico, que forma parte de la composición de las frutas cítricas, disuelve el óxido y es adecuado para eliminar manchas en textiles de colores claros, superficies de plástico, acero inoxidable, cerámica y baldosas. Encontrarás ácido cítrico en polvo en tiendas ecológicas y en droguerías bien surtidas.

  • Disuelve dos cucharaditas de ácido cítrico en polvo en 200 mililitros de agua fría.
  • Aplica la solución directamente en las áreas afectadas con paños o sumerge objetos más pequeños en la solución.
  • Después de una hora, el óxido se elimina fácilmente con un paño, un cepillo de dientes viejo o un cepillo para ollas.
  • Con las manchas más viejas y resistentes puede ser necesario repetir el proceso varias veces. Enjuaga los objetos tratados con agua limpia después de quitar el polvo.

Zumo de limón contra el óxido

Si el óxido ha manchado utensilios de cocina como cubiertos y platos, el zumo de limón te ayudará.

  • Rocía el zumo de limón en un estropajo y utiliza este para limpiar los cubiertos.
  • Puedes trabajar en las manchas de óxido con el interior de la cáscara de limón exprimida y pulir con una esponja.
  • Luego enjuaga los artículos ya limpios con agua.
  • El zumo de limón también sirve para eliminar manchas del lavavajillas y para eliminar malos olores.

Artículo relacionado

Productos de limpieza naturales hechos en casa

13 productos de limpieza naturales que puedes hacer en casa

Vinagre de limpieza y aceite

Puedes tratar las manchas de óxido en objetos con una mezcla de vinagre de limpieza concentrado al 8% y aceite a partes iguales. Los restos de aceite que has utilizado en la cocina, bien filtrados, son ideales para este propósito.

  • Coloca objetos pequeños directamente en la mezcla o aplica el líquido en las áreas oxidadas con un cepillo o un paño fino. Después de un tiempo de exposición de al menos 15 minutos, normalmente se puede eliminar el óxido.
  • La mezcla de vinagre y aceite también es adecuada para herramientas de jardín, sillas metálicas o bicicletas, que están frecuentemente expuestas al aire húmedo y que se vuelven propensas a oxidarse por el desgaste. Mientras que el ácido acéticodel vinagre elimina el óxido, el aceite previene la aparición del nuevo óxido.

También puedes utilizar solamente el vinagre de limpieza, que es capaz de disolver el óxido más rebelde.

  • Dependiendo de lo oxidados que estén los artículos, se recomienda un tiempo de remojo desde unas pocas horas a una noche. Después del baño de vinagre, los últimos restos de óxido se pueden eliminar con un paño o un cepillo. Luego enjuaga con agua limpia.
  • Si los objetos son demasiado grandes o voluminosas para meterlas en un recipiente con el vinagre, se pueden colocar paños empapados en vinagre sobre las áreas afectadas.

Bicarbonato y levadura en polvo contra las manchas de óxido

Recuerda que el ácido acético puro y el vinagre concentrado no se pueden no se pueden utilizar sobre granito, terrazo, etc. Si el ácido no es una opción para eliminar el óxido, el bicarbonato ayuda a eliminar el óxido suavemente en superficies sensibles que contienen cal, como los pisos de piedra natural. El bicarbonato también es adecuado para eliminar suavemente el óxido de los textiles.

Artículo relacionado

Limpieza con productos caseros

Limpieza con productos caseros

  • Mezcla dos partes de bicarbonato o levadura en polvo con una parte de agua. Si es necesario, agrega un poco más de agua o bicarbonato de sodio para lograr la consistencia espesa untable.
  • Elimina completamente la suciedad de las áreas oxidadas de antemano con un paño o cepillo.
  • Aplica el bicarbonato de sodio en el área oxidada y frota bien con un viejo cepillo de dientes. Deja que se seque y retira los residuos con un paño o un cepillo suave. Repite el proceso si es necesario.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?