Sin plásticos

10 trucos para utilizar menos plásticos

Montse Cano

El uso desenfrenado del plástico supone una grave amenaza para el planeta y para la salud. ¡Empieza a reducir su consumo desde hoy mismo!

¿Estás intentando deshacerte del plástico en tu día a día? ¿Crees que es muy complicado dar el paso definitivo? El planeta no puede esperar: vertimos cada año a la naturaleza 100 millones de toneladas de plástico, según WWF España. ¿Parece imposible, verdad?

España está en cabeza en malos hábitos: arrojamos 126 toneladas de plásticos al día; el segundo país que más plásticos vierte al Mediterráneo, tan solo por detrás de Turquía. 

Nuestros nuevos modelos de vida, cada vez más acelerados, son los principales culpables. Pero podemos hacer mucho para cambiarlos. Numerosas campañas se están llevando a cabo. Desde CuerpoMente nos sumamos a la Semana Sin Plásticos que ha puesto en marcha Zero Waste España para forzar a las empresas a reducir la producción de plásticos.

¡Del 3 al 9 de junio di no a los plásticos!

Artículo relacionado

Mariposa

48 medidas para salvar la vida en el planeta Tierra

Cómo utilizar menos plástico

Súmate al reto y consigue implantarlo de forma definitiva en tu día a día. 

1 / 10

1 / 10

1. No uses bolsas de plástico para pesar la fruta

Si ya usas bolsas reutilizables cuando vas a comprar, da ahora un paso más y emplea bolsas de muselina o tela fina para evitar las bolsas para pesar fruta o verdura. Evita las de nailon o poliéster; son derivados del petróleo.

2 / 10

2. Compra detergente a granel

Descarta los envases de plástico cuando compres detergente para lavadora y lavavajillas. El cartón se recicla mejor y se transforma en más productos. Otra alternativa: busca tiendas donde vendan detergentes y productos de limpieza a granel.

 

3 / 10

3. Elige siempre botellas de vidrio

Al comprar bebidas, tenlo presente. Con el vino, descarta las que no lleven tapón de corcho natural.

4 / 10

4. Empieza a prescindir de los alimentos envasados

Empieza a prescindir de alimentos envasados. Lleva tu propio táper al mercado: al principio te mirarán extrañados, pero si explicas tus motivos ecológicos enseguida te darán la razón.

Busca también comercios de venta a granel. Cada vez hay más y podrás comprar arroz, pasta, legumbres, frutos secos y cereales usando tus propios envases o bolsas de tela.

5 / 10

5. No compres botellas de agua

El agua embotellada produce 1,5 millones de toneladas de residuos plásticos por año. Sustitúyela por agua filtrada y lleva siempre contigo una botella reutilizable o una cantimplora de acero inoxidable. No reúses las botellas de plástico; sus componentes tóxicos pueden pasar al agua.

6 / 10

6. Lleva tu propia taza a la cafetería

Y tenla en tu mesa de trabajo en lugar de coger una de poliestireno cada mañana del bar. Un empleado de oficina usa de media unos 500 vasos desechables al año. Lógicamente, di también adiós a platos, vasos y cubiertos de plástico desechables. El Parlamento Europeo ha aprobado prohibirlos a partir de 2021

7 / 10

7. Olvida los productos congelados

Generan muchos residuos plásticos. Incluso los envases de cartón pueden estar recubiertos de una fina capa de plástico.

8 / 10

8. Examina tu cosmética como si fueras Sherlock Holmes

Incluso tu pasta de dientes puede contener microesferas plásticas, que ensucian ríos y mares. También tu exfoliante. Descarta el polipropileno o el polietileno en la lista de ingredientes.

9 / 10

9. Cambia tu forro polar por un jersey de fibras naturales

El hallazgo es reciente: los forros polares y otras prendas sintéticas, al lavarse, desprenden microfibras que contaminan el mar. En la costa, el 85% de residuos humanos son de este tipo. Si te es indispensable, que al menos sea de calidad; desprenderá menos microfibras.

10 / 10

10. Si es posible, usa pañales y compresas sin plástico

Además de celulosa, los pañales contienen derivados del petróleo como polipropileno, polietileno, elásticos, adhesivos y plásticos varios. Solo en Estados Unidos su uso suma unos 37.000 kilos de residuos plásticos al año. Pero no te asustes: además de los de tela, existen pañales con bioplástico PLA biodegradable.

En cuanto a las compresas, cada mujer gasta hasta 16.800 productos desechables menstruales a lo largo de su vida. Una opción sencilla es buscar tampones sin aplicador de plástico y compresas sin bandas plásticas en su interior. Pero la copa menstrual es la mejor alternativa.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?