Cocina japonesa vegetal

Buddha bowl asiático con yakisoba y tempeh teriyaki

Esta receta de buddha bowl, con preparaciones de la cocina japonesa en versión 100% vegetal, se acompaña de un caldo de miso y un aderezo de semillas y algas.

Alf Mota

Ecochef y profesor de cocina sana

​Este buddha bowl vegano de inspiración oriental incluye preparaciones con salsas típicas de la cocina japonesa como el teriyaki y la yakisoba, o el furikake, un condimento de semillas y algas tostadas. Sigue, como todos los buddha bowls, la proporción ideal de nutrientes que se propone en el famoso plato de Harvard, y puede comerse como plato único sin necesidad de acompañarlo de nada más.

Aunque los nombres de las elaboraciones te puedan hacer pensar que es complicado, es un plato fácil de preparar y requiere poco más de hora y media de preparación.

Receta elaboración a elaboración

Tiempo de preparación: 1 h 45 min
Raciones: 4-6

Este buddha bowl está compuesto por:

Las elaboraciones son sencillas y en conjunto preparar el plato lleva menos de dos horas de tiempo. El furikake, un condimento, puedes tenerlo preparado antes, aunque es realmente rápido de hacer.

Artículo relacionado

Recetas veganas de buddha bowl

5 recetas de buddha bowl para una comida completa

Veamos ahora cada elaboración paso a paso.

Tempeh con salsa teriyaki y jengibre

Tempeh teriyaki - elaboración para buddha bowl

Esta elaboración, que aporta proteínas vegetales de calidad al plato, deberá ocupar solo una cuarta parte del buddha bowl.

Ingredientes:

  • 200 g de tempeh de garbanzos marinado en tamari y cortado en dados gruesos
  • 100 ml de salsa teriyaki
  • 5 g de jengibre en polvo
  • aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

  1. En un bote de cristal con tapa colocar ¼ de la salsa teriyaki con el jengibre en polvo, cerrar y remover bien.
  2. Agregar los dados de tempeh, volver a tapar y agitar suavemente para que se mezclen bien. Dejar reposar 20 minutos antes de seguir con la receta.
  3. Calentar una sartén con un poco de aceite. Marcar los dados de tempeh marinado en primer lugar. Añadir la salsa teriyaki restante y saltear dando 3 vueltas más.
  4. Apagar y retirar del fuego.

Yakisoba vegetal con fideos de arroz negro

Yakisoba vegetal - elaboración para buddha bowl

Es una de las preparaciones más abundantes del plato. Sírvela ocupando la mitad del bowl con las semillas del sésamo por encima.

Ingredientes:

  • 250 g de fideos de arroz negro
  • 2 zanahorias peladas y cortadas en juliana
  • 1 pimiento rojo cortado en juliana
  • 1 pimiento verde cortado en juliana
  • ½ cebolla morada cortada en juliana
  • ½ puerro cortado en juliana
  • semillas de sésamo tostadas

Para la salsa yakisova vegana:

  • 50 ml de tamari
  • 30 g de concentrado de tomate
  • 50 ml de sirope concentrado de manzana
  • 25 ml de vinagre de manzana
  • pimienta negra molida al gusto
  • 5 g de ajo en polvo
  • 5 g de jengibre en polvo

Elaboración:

  1. Cocinar las verduras que hemos cortado en juliana al vapor durante unos 5 minutos.
  2. Cocer los fideos de arroz siguiendo las instrucciones del paquete. Una vez cocidos y escurridos, reservarlos en un bol cubiertos con agua fría.
  3. Para hacer la salsa solo hay que mezclar todos los ingredientes en un bol hasta que estén bien integrados.
  4. Echar los fideos bien escurridos, las verduras y la salsa en un wok. Remover y cocinar durante 2 minutos a fuego medio-alto.
  5. Espolvorea por encima las semillas de sésamo.

Escaldado de Pak Choi agridulce

Pak choi agridulce - elaboración para buddha bowl

Esta elaboración, que aporta la principal ración de verdura, debe ocupar la otra mitad del bowl. Ponle un poco de furikake por encima.

Ingredientes:

  • 2 pak choi cortadas por la mitad, transversalmente
  • 30 ml de vinagre de arroz
  • 20 ml de sirope de arroz
  • 20 ml de tamari
  • 25 ml de aceite de oliva virgen extra
  • semillas de sésamo negro ligeramente tostadas
  • sal marina

Elaboración:

  1. Poner una olla con abundante agua y una pizca de sal a hervir. Añadir la pak choi y escaldar durante 3 minutos.
  2. Retirar las pak choi y pasarlas de forma inmediata por agua fría con hielo para cortar la cocción. Retirarlas del agua fría y reservar en un plato.
  3. Emulsionar el vinagre de arroz con el sirope, el tamari y el aceite.
  4. Condimentar las pak choi con la vinagreta y servir con un poco de furikake por encima.

Furikake con copos de chile

Furikake - elaboración para buddha bowl

Esta mezcla de algas y semillas tostadas, con el toque picante del chile, la puedes guardar en un tarro de cristal una vez hecha, hasta diez días. Se hace en un momento.

Ingredientes:

  • 3 hojas de alga nori tostadas
  • 2 cucharadas de alga dulce tostada
  • 3 cucharadas de sésamo dorado
  • 3 cucharadas de sésamo negro
  • 1 cucharada de tamari
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo tostado (opcional)
  • 1 cucharadas de escamas de sal
  • 1 cucharadas de copos de chili japonés
  • 2 cucharadas de sésamo garrapiñado con espirulina

Elaboración:

  1. Tostar las algas en una sartén sin aceite y trocear con las manos o con unas tijeras.
  2. Lavar y escurrir las semillas de sésamo dorado y negro. Tostarlas ligeramente en una sartén sin aceite.
  3. Con las semillas todavía calientes, mezclar en un bol el tamari y el aceite de sésamo tostado.
  4. Dejar enfriar las semillas antes de mezclarlas con todos los demás ingredientes.

Caldo de miso blanco con jengibre

Caldo de miso blanco - elaboración para buddha bowl

Este caldo se sirve para acompañar el buddha bowl. Te hidrata, aporta minerales y probióticos y resulta de lo más reconfortante.

Ingredientes:

  • 400 ml de caldo kombu o dashi
  • 30 g de pasta de miso blanco
  • 2 setas shiitakes
  • aceite de sésamo tostado
  • cebollino fresco

Elaboración:

  1. Cortar la punta del tallo de las shiitakes y descártalo. Lavar y secar las setas con cuidado. Laminarlas bien finas.
  2. Colocar las setas en una olla con el dashi y cocinar tapado a medio fuego durante 8 minutos.
  3. Diluir en un bol el miso con un poco de caldo caliente. Añadir la pasta de miso a la olla y remover. Retirar el caldo del fuego y reservarlo tapado.
  4. Servirlo en un pequeño bowl para acompañar las demás elaboraciones. En el último momento, aliñar con un poco de aceite de sésamo tostado y cebollino fresco picado.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?