Las plantas que cuidan como nadie a las mujeres

Muchas plantas brindan a la mujer de cualquier edad su gran poder reparador y reequilibrador frente a dolencias femeninas comunes. Estas son las más eficaces.

plantas para las mujeres

Buena parte de los problemas de salud que sufren las mujeres tienen que ver con sus ciclos hormonales.

No cabe duda de que las hormonas femeninas resultan indispensables para garantizar su bienestar y que de su equilibrio depende en gran medida su resistencia física, su equilibrio emocional y su vida sexual.

Las dos hormonas decisivas en la salud femenina son los estrógenos y la progesterona.

Los estrógenos se asocian a la fertilidad, la energía vital y la tersura de la piel.

  • En exceso pueden ocasionar alteraciones nerviosas, insomnio, retención de líquidos, un desequilibrio de azúcar en la sangre y dolencias más serias como la endometriosis y la aparición de quistes mamarios.
  • En cambio, su defecto puede generar sequedad de piel, irritabilidad acusada, ansiedad, sofocos y, a largo plazo, osteoporosis, como ocurre tras la menopausia.

La progesterona se asocia, por su parte, con el equilibrio emocional y el tono muscular.

Las plantas más eficaces para las dolencias femeninas

Las plantas medicinales se han empleado desde antiguo para aliviar o curar trastornos propios de la mujer, desde los vinculados a la menstruación (tensión premenstrual, menstruación dolorosas e irregulares), el embarazo o la menopausia hasta la candidiasis vaginal o la osteoporosis.

También pueden aportar equilibrio en problemas que sin ser exclusivamente femeninos les suelen afectar más a ellas: migrañas, insomnio, problemas de circulación sanguínea, astenia, ansiedad, jaquecas, infecciones de vejiga, estreñimiento…

Las plantas medicinales se presentan como una alternativa válida a los fármacos, en la mayor parte de los casos exenta de efectos secundarios. Para ello es preciso contar con el consejo experto de un herbolario de confianza, aunque también con el visto bueno del ginecólogo o médico de cabecera.

Algunas son bien conocidas, como la artemisa, la manzanilla, la salvia, la avena, el hinojo, la soja, la onagra o el sauce blanco, pero otras no tanto, como la cimífuga, la santolina, el sauzgatillo, el ñame silvestre, la galega, la bolsa de pastor o el mijo del sol.

Santolina, eficaz antifúngico frente a la candidiasis

También conocido comoabrótano hembra(Santolina chamaecyparissus, Nyman), crece en collados, matorrales, caminos y costas del Mediterráneo occidental. Con fines medicinales se usan los capítulos florales y ramilletes tiernos.

  • Propiedades: Reduce espasmos, gases e inflamación, cicatriza y es antiséptica, digestiva, diurética, estrogénica y antifúngica.
  • Cuándo conviene: En caso de inapetencia y anorexia nerviosa, síndrome premenstrual, amenorrea o dismenorrea. En uso externo, de candidiasis vaginal, dermatomicosis e irritación ocular.
  • Cómo se usa: En infusión (2-3 tazas diarias) o en gotas del aceite esencial (no en el embarazo); la infusión isotonizada (con un poco de sal) en colirios , baños oculares o colutorios; en baños de asiento e irrigaciones (candidiasis); el oleato en friegas.

Para aliviar y mejorar las cistitis: gayuba y buchú

Lagayuba(Arctostaphylos uva-ursi Spreng) forma densos matorrales en bosques de montaña y sobre roquedos. Sushojas, ricas en taninos, contienen una hidroquinona, la arbutina, de poder antimicrobiano.

  • Propiedades: Es diurética, astringente y uno de los más eficaces antisépticos urinarios.
  • Cuándo conviene: Eficaz para aliviar los síntomas de la infección de orina, sobre todo en una fase inicial: escozor, quemazón y dolor a orinar. Se indica también en infecciones de riñón y vejiga.
  • Cómo se usa: Lo más usual es en cápsulas o extracto líquido, pero también se puede tomar en decocción. Evita tomarla durante periodos prolongados o en el embarazo y la infancia. La orina puede oscurecerse unos días.

El buchú (Barosma betulina Pillans) es un arbusto de hasta dos metros de alto, muy espeso, con hojas que emanan un aroma intenso parecido a la menta. Originario de África meridional, los pueblos nativos lo toman como estimulante, digestivo y diurético. Se recolectan las hojas, muy ricas en aceite esencial.

  • Propiedades: Los herbolarios lo consideran uno de los mejores remedios para la cistitis y las infecciones urinarias, sobre todo si además se bebe abundante agua o zumos de fruta y se sigue una dieta rica en fibra. Como diurético potente, se indica igualmente para reducir los edemas y evitar la retención de líquidos, y para bajar la tensión arterial y los excesos de urea y ácido úrico.
  • Cómo se toma: En extracto líquido (entre 20 y 50 gotas diarias en tres dosis, disueltas en zumo o agua), en tintura, cápsulas y las hojas secas en infusión, mezcladas con barbas de maíz, vara de oro y rabo de gato (Sideritis tragorigarum). Se toman dos o tres tazas al día.
  • Precauciones: Hay que evitar las dosis altas y consultar con un médico en caso de embarazo.

Contra el dolor menstrual: milenrama y artemisa

La milenrama(Achillea millefolium) es una planta con hojas divididas en múltiples segmentos (de ahí su nombre) y flores agrupadas en una inflorescencia densa. Es muy común en los prados frescos de montaña de la mitad norte de la Península Ibérica. Se recolectan las sumidades íloridas en plena floración.

  • Propiedades: Por su efecto antiespasmódico, resulta muy útil para calmar el dolor de las reglas abundantes. Alivia los espasmos y calambres musculares y el dolor lumbar. Está indicada también para eliminar las náuseas y mareos ligeros de muchas embarazadas. Usada por vía interna o tópica, estimula el riego sanguíneo y se indica como un apoyo en el tratamiento de las varices y las flebitis.
  • Cómo se toma: En infusión, combinada con artemisa, viburno e hinojo, se toman dos tazas al día, desde los nueve días previos al periodo menstrual. Se encuentra asimismo como jarabe (dos o tres cucharadas al día), en extracto líquido, planta pulverizada, tintura y cápsulas. La infusión se aplica en baños locales y friegas para tratar varices y hemorroides.
  • Precauciones: Deben evitarse las dosis muy cargadas, ya que pueden provocar vómitos, vértigos o cefaleas.

La artemisa (Artemisia vulgaris L.) florece en verano en herbazales, barrancos, márgenes de caminos y riberas y es fácil de confundir con otras especies. Se usan las sumidades floridas, que contienen aceite esencial, fitosteroles, flavonoides y cumarinas.

  • Propiedades: Es antiespasmódica, estrogénica, antiinflamatoria, aperitiva y tónica.
  • Cuándo conviene: Ayuda a rebajar el dolor menstrual y regular el flujo menstrual. Se indica en caso de amenorrea y dismenorrea para aliviar síntomas como dolor lumbar, náuseas, cólicos, fatiga o dolor de cabeza.
  • Cómo se usa: En infusión, generalmente con otras hierbas, en forma de jarabe (unas 30 gotas al día), extracto líquido y tintura.

Valeriana relajante frente al insomnio

La valeriana (Valeriana officinalis) ofrece una excelente alternativa a los fármacos empleados contra el insomnio, que afecta a más del 20% de la población española, y especialmente a mujeres de mediana edad y ancianas.

Muy tranquilizante, relaja los músculos y facilita un sueño prolongado y reparador. Se indica también en la irritabilidad, la ansiedad, la cefalea, las palpitaciones, la hipertensión, la indigestión y otros trastornos de origen nervioso asociados a la regla y la menopausia.

  • Propiedades: sedante, relajante muscular, antiespasmódica e hipotensora.
  • Cómo se toma: en infusión, con plantas como el regaliz que mejoren su sabor (2-3 vasos diarios, el último media hora antes de acostarse); en polvo, tintura (1-3 ml, a media tarde y una hora antes de acostarse) y cápsulas (3 al día, mañana y tarde).
  • Precauciones: puede interactuar con hipnóticos, sedantes y antihistamínicos. No tomar el aceite esencial por vía oral.

Salvia para la fatiga

Un síntoma frecuente en la menopausia, y que puede agravarse en la vejez, es la sensación de desgana y fatiga. Especialmente invalidante es la fibromialgia, que se da también en mujeres jóvenes.

La salvia (Salvia officinalis) ejerce un claro efecto tónico y antiasténico que puede contribuir a reducir el agotamiento. En la menopausia combate los desarreglos menstruales y sudores nocturnos. Por vía externa, se usa en la distrofia de la mucosa vulvar o vaginal, que afecta a mujeres de todas las edades y provoca picazón y malestar.

  • Propiedades: tónica, energética, antiinflamatoria, estrogénica, antisudoral, antiséptica y cicatrizante.
  • Cómo se toma: en infusión simple o mixta (tres tazas al día), tintura (40 gotas diarias en tres tomas) y extracto líquido; la infusión para baños de asiento o irrigaciones vaginales; y el aceite esencial, diluido en aceite para masaje o en gotas para un baño tonificante.
  • Precauciones: debe evitarse en tratamientos con estrógenos y en el embarazo y la lactancia. El aceite esencial es preferible no ingerirlo; en dosis altas resulta convulsionante y neurotóxico.

Hinojo como regulador

El hinojo (Foeniculum vulgare) se emplea sobre todo para estimular la motilidad gástrica y evitar los gases y la hinchazón abdominal. Junto con otras plantas laxantes, es excelente frente al estreñimiento.

Por otro lado, es un gran aliado de la mujer joven por cuanto ayuda a regular el flujo menstrual y alivia los espasmos musculares. En la menopausia puede mejorar la retención de líquidos, los gases, los sofocos y los sudores nocturnos. Con otras plantas diuréticas y antibacterianas, se indica en las infecciones urinarias.

  • Propiedades: estrogénico, galactógeno, carminativo, digestivo, antiespasmódico, antiséptico y emenagogo.
  • Cómo se toma: en infusión simple o mixta (dos tazas al día), en extracto líquido o hidroglicólico (30 gotas en tres tomas diarias), en tintura, en polvo, en cápsulas y el aceite esencial.
  • Precauciones: debe evitarse en tratamientos con estrógenos. No debe tomarse por vía oral en el embarazo ni en la lactancia, ni administrarse a menores de 12 años.

Plantas para la menopausia: mijo del sol y cimífuga

El mijo del sol(Lithospermum officinale), emparentado con la borraja, se destina sobre todo a aumentar la diuresis y a prevenir y eliminar los cálculos renales. Es magnífico para aliviar la inflamación de vejiga. Además, puede estimular la producción de la hormona luteinizante LH y se ha indicado para favorecer la fertilidad femenina.

Pero se considera sobre todo útil en trastornos de la menopausia, como sofocos, sudores nocturnos, dolor lumbar y cefaleas. Por su efecto antitiroideo a nivel de la hipófisis, se utiliza también como apoyo frente al hipertiroidismo.

  • Propiedades: diurético, antilitiásico, antiinflamatorio, antitiroideo y antisudoral.
  • Cómo se toma: en infusión simple o mixta, hasta dos vasos diarios, en tintura (de 50 a 80 gotas diarias, con agua o zumo), en extracto líquido y en cápsulas para trastornos de la menopausia.
  • Precauciones: por sus alcaloides pirrolizidínicos, está vetado en el embarazo, la lactancia y en problemas hepáticos y de hipotiroidismo. Puede interactuar con fármacos diuréticos, anticoagulantes y hepáticos. Su uso debe ser discontinuo, nunca prolongado.

Otra planta fundamental en este periodo es la cimífuga(Cimicifuga racemosa Nutt), una planta esbelta, de hojas trifoliadas y flores menudas de color crema, reunidas en inflorescencias. Crece en márgenes de bosques y setos, y es originaria de Norteamérica. Se recolectan el rizoma y la raíz, en otoño.

  • Propiedades: Los preparados con cimífuga constituyen una alternativa natural a los tratamientos con estrógenos para mujeres en edad perimenopáusica y posmenopáusica. Contiene una isoflavona, la formononetina, que actúa de forma similar a los receptores de estrógeno y reduce la concentración de la hormona luteína. Se ha mostrado eficaz para aliviar algunos de los trastornos neurovegetativos asociados al climaterio, como los procesos depresivos, la irritabilidad, la migraña, los vértigos y las palpitaciones nerviosas. Se ha indicado también como apoyo para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual y la tensión menstrual en reglas dolorosas.
  • Cómo se toma: En decocción del rizoma (entre 40 y 200 mg diarios en tres dosis), en extracto hidroalcohólico (de 20 a 40 gotas diarias, disueltas en zumo de frutas), en tintura y en tabletas. Tratamientos inferiores a los seis meses.
  • Precauciones: Antes de tomar cimífuga, se debe consultar con el ginecólogo. No hay que tomarla durante el embarazo y la lactancia. Se han detectado efectos adversos en mujeres que han padecido problemas hepáticos en el pasado, por lo que hay que consultar con el médico.

Para las varices: viburno, bolsa de pastor y grosellero negro

La corteza de las ramas jóvenes del viburno(Viburnum prunifolium) es rica en ácido salicílico, cumarinas y flavonoides. Por la conjunción de sus diferentes acciones terapéuticas, científicamente probadas, resulta muy útil para la mujer. Calma el dolor espasmódico del síndrome menstrual y las menstruaciones dolorosas, con dolor pélvico, cefaleas, calambres en las piernas y espasmos musculares.

Regla sin dolor

LECTURA RECOMENDADA

Regla sin dolor

También alivia el dolor en las articulaciones y las neuralgias, incluida la lumbalgia. Actúa, además, como tónico venoso y se aplica con eficacia sobre problemas venosos que afectan a muchas mujeres, sea tras el embarazo, a causa del sobrepeso o por las condiciones de su práctica laboral, como son varices y flebitis.

  • Propiedades: analgésico, antiinflamatorio, antiespasmódico, emenagogo, antidismenorreico, antirreumático, venotónico, febrífugo.
  • Cómo se toma: en decocción, generalmente con otras plantas, 2-3 tazas diarias en ayunas; en tintura (50-80 gotas al día, con agua o zumo), en extracto líquido (40 gotas diarias, con zumo o infusión dulce) y la decocción tibia en baños de asiento, friegas o compresas.
  • Precauciones: debe evitarse en caso de alergia a los salicilatos, hemorragias activas o uso de medicamentos hemostáticos o anticoagulantes.

La bolsa de pastor (Capsella bursa-pastoris L medicus) es una planta modesta con pequeñas flores blancas en racimo y frutos aplanados triangulares que recuerdan a los zurrones de pastor (de ahí el nombre). Crece en herbazales, descampados y prados secos, y florece durante casi todo el año si el tiempo lo permite. Se cosechan las sumidades floridas.

  • Propiedades: Está indicada para menstruaciones de flujo abundante, que dejan a la mujer debilitada, anémica o hipotensa. También en caso de metrorragias, para reequilibrar el periodo menstrual, y de hemorragia uterina. Como planta diurética previene los edemas y la retención de líquidos y reduce la inflamación en la vejiga urinaria. Y como astringente se aplica en remedios externos sobre venas varicosas y hemorroides.
  • Cómo se toma: En infusión, combinada con manzanilla, salicaria e hinojo, se toman dos o tres tazas al día. También se encuentra en extracto líquido y tintura, y su infusión se emplea para baños locales y friegas sobre varices, combinada con castaño de indias y hamamelis.
  • Precauciones: No se debe tomar en ningún caso durante el embarazo y la lactancia por la presencia de alcaloides. Tampoco en caso de hipertensión arterial. Se recomiendan tratamientos breves y discontinuos.

Elgrosellero negro (Ribes nigrum L.) se encuentra en matorrales y claros de bosque en zonas de montaña. En Pirineos y el Cantábrico hay especies afines. Sus frutos, hojas y brotes tiernos se usan con fines medicinales. Contiene aceite esencial, flavonoides, antocianinas, pectina y vitamina C.

  • Propiedades: Mejora la resistencia capilar, es hemostático, astringente, antiinflamatorio, hipotensor y antioxidante.
  • Cuándo conviene: Es ideal para controlar la tensión sanguínea, combatir afecciones urinarias y, en uso externo, mejorar la circulación sanguínea. Muy útil en flebitis, varices y hemorroides.
  • Cómo se usa: Se toma en infusión de las hojas (2 tazas al día), pero también lo encontrarás en tintura, gotas de extracto líquido, zumo y jarabe de los frutos.

Plantas antianémicas: alfalfa y cola de caballo

La alfalfa(Medicago sativa) luce unos bellos racimos de flores violáceas o amarillas que tiñen de esos colores los campos desde finales de primavera. Rica en isoflavonas, vitamina K y sales minerales, sobre todo hierro, destaca ante todo por sus virtudes antianémicas y antihemorrágicas.

Es un buen remedio para combatir la anemia que padecen muchas mujeres jóvenes y adolescentes, o la que se produce tras el embarazo o una convalecencia, por un déficit en la absorción de vitaminas y minerales. Por las isoflavonas, la alfalfa presenta una notable acción estrogénica, muy útil para aliviar diversos trastornos del climaterio, como sofocos, sudores nocturnos y dolores lumbares. Es un buen apoyo dietético para frenar el proceso de la osteoporosis.

  • Propiedades: antihemorrágica, antianémica, estrogénica, remineralizante, vitamínica y cicatrizante.
  • Cómo se toma: en forma de germinados, en infusión (tres tazas al día), en tintura (50 gotas al día, disueltas en zumo), en extracto líquido y en cápsulas (de 1 a 3 al día, según la dolencia).
  • Precauciones: no debe utilizarse si se sigue una medicación con estrógenos, anticoagulantes o hemostáticos, a fin de no interferir en el tratamiento. En estudios de laboratorio se ha observado que puede provocar la reactivación del lupus eritematoso sistémico.

La cola de caballo (Equisetum arvense L.)se encuentra en prados húmedos, riberas y bosques caducifolios en toda Europa. Sus tallos estériles son ricos en minerales.

  • Propiedades: Es antianémica, defatigante, remineralizante, diurética, antiséptica, astringente, antihemorrágica, hemostática, antidiarreica y cicatrizante.
  • Cuándo conviene: Se indica en casos de debilidad, astenia, anemia por falta de hierro, cistitis, edemas, retención de líquidos e hipertensión arterial. Por vía externa, en la vulvovaginitis.
  • Cómo se usa: Se toma en decocción, con otras hierbas, hasta 3 vasos diarios en tratamientos discontinuos. Se encuentra también en polvo, extracto líquido, cápsulas y comprimidos. Evítala en el embarazo y la lactancia.

Sauzgatillo, un aliado en la menstruación y la lactancia

El sauzgatillo (Vitex agnus-castus), un arbusto de espectaculares inflorescencias cónicas con pequeñas flores violáceas, crece junto a rieras y ramblas de la cuenca mediterránea. Con fines medicinales se recogen sus sumidades floridas y frutos.

Contiene casticina, un flavonoide que modera los niveles sanguíneos de prolactina, una hormona liberada por la glándula pituitaria que estimula el desarrollo mamario. Se indica en la mastalgia o dolor cíclico en los pechos que padecen muchas mujeres durante el periodo menstrual o en los días previos.

Es un excelente remedio de herbolario para calmar los espasmos musculares y dolores de espalda que acompañan a la regla, y ayuda a corregir los desajustes menstruales en amenorreas o hipermenorreas. También favorece la producción de leche en la lactancia y se indica frenta a varios síntomas de la perimenopausia: irritación nerviosa, palpitaciones, jaqueca, insomnio, vértigos y mareos.

  • Propiedades: antiestrogénico, galactógeno, antiespasmódico, sedante.
  • Cómo se toma: en infusión simple o mixta –de dos a cuatro tazas diarias–, en extracto líquido –2 g al día, con agua o zumo–, o bien en cápsulas hipoestrogénicas o antimigrañosas.
  • Precauciones: debe consultarse con el médico si existen problemas en el funcionamiento hormonal o se sigue tratamientos con hormonas femeninas. Se han descrito efectos secundarios ocasionales, como pruritos, náuseas o sensación de fatiga. Puede presentar interacción con antihipertensivos, agonistas o antagonistas de la dopamina y con terapias con estrógenos.

Onagra, un gran regulador hormonal

Originaria de Norteamérica, otro gran aliado del equilibrio hormonal es la onagra(Oenothera biennis L.), que crece como adventicia en Europa, en riberas, herbazales y dunas marítimas. Además, sus semillas y el aceite que se hace con ellas son ricos en ácidos grasos poliinsaturados omega-6.

  • Propiedades: Es reguladora hormonal, estrogénica, antiinflamatoria, sedante, defatigante, antirreumática y analgésica.
  • Cuándo conviene: Alivia el síndrome premenstrual y los síntomas de la menopausia, los dolores artríticos y de espalda, la cefalea y la alergia. El aceite, por vía tópica, mejora el envejecimiento cutáneo, estrías y eccemas.
  • Cómo se usa: Lo habitual es tomar perlas o cápsulas blandas, aunque hay extracto líquido y cápsulas duras. También se aplica el aceite en masaje o friegas.

Lúpulo para el dolor de cabeza

El lúpulo (Humulus lupulus L.) es una planta enredadera, emparentada con el cáñamo, de hojas grandes, con las flores femeninas que penden en conos llamados estróbilos. Crece en bosques de ribera y setos húmedos, pero se cultiva también en emparrados. La lupulina que contienen los estróbilos se emplea para aromatizar la cerveza. Los conos o estróbilos (inflorescencias femeninas) y su polvillo o lupulino presentan propiedades medicinales.

  • Propiedades: De notable actividad estrogénica y efecto espasmolítico, sedante, antimigrañoso, diurético y analgésico. Como planta tranquilizante, los herbolarios la recomiendan principalmente para favorecer el sueño. Calma, además, algunos de los síntomas asociados al periodo perimenopáusico, como la irritabilidad nerviosa, los ataques leves de ansiedad, las taquicardias y el dolor de cabeza persistente. Asociado a otras plantas de efectos afines, como el sauce blanco y la matricaria, se indica para aliviar las migrañas, sobre todo si tienen un componente nervioso.
  • Cómo se usa: En infusión (3 tazas al día, en función de la intensidad y persistencia de la crisis) combinada con hierbas menos amargas (melisa, verbena, matricaria y menta). Se halla también en polvo, el lupulino fresco (2 g al día) o el extracto seco (100- 300 mg por toma), gotas o cápsulas.
  • Precauciones: No se debe tomar lúpulo durante el embarazo y la lactancia. En tal caso, para migrañas, son preferibles la albahaca o la melisa en infusión. Evitar también en caso de hiperestrogenia.

Manzanilla romana para cabar con las náuseas

La manzanilla romana (Chamaemelum nobile) es similar a la manzanilla (Matricaria chamomilla) pero sus flores son más blancas y un poco más grandes, y su infusión tiene un sabor más amargo y, por tanto, resulta incluso más digestiva.

  • Propiedades: Alivia algunos de los problemas del embarazo, como la falta de apetito, los espasmos gastrointestinales, la pesadez estomacal, los gases, las náuseas matinales y los vómitos. Está indicada también para mitigar el dolor de la regla en mujeres con dismenorreas.
  • Cómo se toma: En infusión simple o con anís verde, se toma una taza antes o después de las comidas principales. También en extracto líquido y tintura (hasta 50 gotas diarias en tres o cuatro dosis, disueltas en zumo de frutas o agua).
  • Precauciones: En nigún caso se debe tomar el aceite esencial por vía oral.

Garcinia contra el sobrepeso y el colesterol

La Garcinia cambogia L. crece en bosques secos de la India, pero la encontrarás tanto en herbolarios como en farmacias. Se usan la pulpa del fruto y la corteza de este.

  • Propiedades: Inhibe la enzima ATP citrato-liasa, lo que disminuye la transformación de carbohidratos en grasas de reserva y triglicéridos. Además sacia y reduce el apetito. Es antibacteriana, digestiva y vasoprotectora.
  • Cuándo conviene: Es un buen apoyo frente al sobrepeso, el colesterol alto y los triglicéridos. También mejora la digestión y es un buen complemento dietético para la mujer deportista.
  • Cómo se usa: Se toman 2 cápsulas de 300-450 mg, antes de las comidas, o el zumo o la pulpa fresca (3 cucharadas diarias).

Infusiones para el malestar de las mujeres

En fitoterapia la combinación de plantas afines permite obtener infusiones especialmente adecuadas para recuperar el bienestar.

Tisana relajante:

Para nervios, ansiedad leve, tensión muscular y jaqueca.

  • Plantas: Lúpulo, melisa, amapola, tilo, corteza de sauce blanco y flores de azahar. 20 g por planta.
  • Cómo se prepara: Mezcla todo y separa una cucharada sopera de la mezcla por taza. Hierve 3 minutos, deja reposar, tapado, y cuela. Endulza con estevia o sirope de arce.
  • Dosis: 3 tazas al día, en ayunas.

Tisana ginecológica:

Para la menstruación dolorosa o irregular.

  • Plantas que necesitas: Artemisa, hierbaluisa, salvia, milenrama, santolina. 15 g de cada planta.
  • Cómo se prepara: Mezcla las plantas y separa una cucharada sopera rasa de la mezcla por taza de agua. Hierve 1-2 minutos, deja reposar 10 y cuela. Endulza con sirope.
  • Dosis: 2 tazas al día, desde los 9 días previos al periodo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?