Tratarla según la causa

Amenorrea: cómo recuperar la regla de forma natural

Rosa Guerrero (naturópata)

La falta de menstruación puede deberse a diferentes causas. En cada caso el tratamiento natural de la amenorrea irá destinado a corregir el desequilibrio subyacente.

Amenorrea es el término médico que define la ausencia de la menstruación, ya sea de forma transitoria, intermitente o permanente. Esta situación en la que no se tiene la regla es el resultado de una disfunción en las propias gónadas, las glándulas sexuales, o bien un desequilibrio del eje hipotálamo-hipofisario-gonadal, que regula el buen funcionamiento del aparato genital interno.

Causas de la amenorrea y síntomas asociados

Entre las causas de la amenorrea, o interrupción de la menstruación, suele haber situaciones de estrés físico o emocional severo, como por ejemplo:

  • Dietas muy restrictivas.
  • Trastornos de la alimentación, como una anorexia, una bulimia o ambas.
  • Un entrenamiento físico muy intenso.
  • Periodos largos de trabajo muy intenso.
  • Traumas emocionales duros.

Las situaciones de estrés provocan una bajada de la disponibilidad energética en el organismo. Además del cese del sangrado mensual, suelen aparecen otros síntomas derivados del desequilibrio hormonal como son la sequedad vaginal, pérdida de libido, caída del cabello, osteoporosis, altibajos emocionales, etc.

Según las causas, podemos establecer distintos tipos de amenorrea que influirán a la hora de elegir el tratamiento más adecuado:

  • Amenorrea hipotalámica: Afecta sobre todo a mujeres muy autoexigentes y responsables, tras un periodo de fuerte estrés emocional.
  • Amenorrea por prolactina aumentada: Los síntomas característicos son la nostalgia, el llanto fácil, la falta de libido, el deseo de aislarse, no tener ganas de salir, la falta de motivación para empezar y terminar tareas. Niveles elevados puede provocar la secreción de leche sin estar embarazada. Aunque el estrés y ciertos fármacos (anticonceptivos, ansiolíticos, antihipertensivos, inhibidores de la bomba de protones, etc) propician el incremento de esta hormona, es importante pedir un análisis de sangre para descartar que haya un adenoma hipofisario (prolactina por encima de 100 mg/L).
  • Amenorrea por afectación tiroidea: La amenorrea también puede derivarse de la hipofunción de la glándula tiroides.
  • Amenorrea en el síndrome del ovario poliquístico (SOP): Se trata de un desequilibrio hormonal que hace que se formen pequeños quistes en los ovarios, lo que produce sangrados irregulares y anovulatorios. El exceso de vello corporal, el acné o el hirsutismo son signos habituales, así como un exceso de testosterona libre en sangre. Las causas de este desequilibrio pueden ser varias: una mala detoxificación de los andrógenos, un aumento de la resistencia a la insulina (hiperglicemia) o una disminución de la sensibilidad del folículo a la hormona FSH.

Artículo relacionado

Síndrome ovario poliquístico

Ovarios poliquísticos: el mal silencioso de muchas mujeres

Cómo recuperar la regla según el tipo de amenorrea

En función de la causa de la amenorrea, podemos hacer diferentes cosas para recuperar el equilibrio y el sangrado menstrual regular.

Estos tratamientos para recuperar la menstruación no deben seguirse sin el asesoramiento adecuado y no sustituyen al consejo médico. Antes de seguirlos, consulta con tu médico o con un especialista en medicina natural.

En caso de amenorrea hipotalámica:

La solución a una amenorrea de este tipo pasa por flexibilizar el comportamiento y realizar una gestión de dicho estrés:

  • Hacer una lista de factores estresores y empezar quitando el que sea más fácil.
  • Ajustar la ingesta calórica a la actividad diaria.
  • Realizar ejercicio moderado durante el día.
  • Evitar la luz azul antes de ir a dormir (televor, tabletas, móvil...).
  • Cenar pronto y respetar las horas de descanso.

Si te cuesta coger el sueño o se producen despertares nocturnos suele ser por un exceso de adrenalina y/o falta de melatonina; en este caso es eficaz tomar alguno de estos suplementos:

  • Ashwagandha (Withania somnífera): un comprimido de 500 mg de esta planta de propiedades adaptógenas, dos veces al día.
  • Magnesio: de este mineral esencial para la relajación del sistema nervioso se pueden tomar entre 400 y 600 mg diarios.
  • L-triptófano: un aminoácido relacionado con la relajación, unos 500-1.000 mg diarios.
  • Melatonina: se la conoce como la hormona del sueño. La dosis sería de 0,5-1 gramos a las 20 h y 0,5-1 gramos a las 22 h.

Artículo relacionado

Cómo tener más melatonina

¡Apaga la luz y enciende tu melatonina!

Si lo que ocurre es que te despiertas de madrugada, es porque generas un exceso de cortisol prematuro. En este caso, es importante bajar la inflamación sistémica con una dieta rica en productos frescos y naturales. En cuanto a ayudarse de suplementos, es más útil tomar:

  • L-teanina: un antioxidante presente en el té que favorece la relajación. Dosis: entre 50 y 200 mg diarios.
  • GABA o ácido gamma-aminobutírico: este neurotransmisor inhibe el sistema nervioso central y reduce la excitabilidad. Unos niveles bajos de GABA se relacionan con insomnio y trastornos del ánimo, como la ansiedad, la tristeza y depresión. Dosis: entre 500 y 750 mg diarios.
  • Magnesio: entre 400 y 600 mg diarios.

En ambos casos se puede completar el tratamiento con fitoestrógenos, como los de la planta cimífuga racemosa (Actaea racemosa): se toman 150-300 mg del extracto seco al día durante 15 días al mes.

Artículo relacionado

Mujer con dolor

6 medidas naturales para las menstruaciones dolorosas tras la píldora

En caso de prolactina alta:

Para bajar la prolactina, siempre que la causa no sea un adenoma, es útil tomar:

  • Sauzgatillo (Vitex agnus-castus): entre 500 y 1.000 mg diarios.
  • Vitaminas B9 (400-600 mcg) y B12: entre 100 y 300 mcg, metiladas.
  • Colina : entre 400 y 1.200 mg.
  • Zinc: 20 mg al día.
  • SAM-e (S adenosil metionina): 800-1.200 mg al día.

También es interesante valorar la ingesta de Mucuna pruriens (400-1.600 mg/día), una planta que actúa como precursora de la dopamina, hormona que ejerce un papel inhibidor de la prolactina.

En caso de afectación tiroidea:

En este caso hay que averiguar la causa de ese hipotiroidismo y tratarlo adecuadamente. Las intoxicaciones por metales pesados, así como ciertos virus y bacterias, pueden estar implicados en esta alteración.

La medicina ayurvédica recomienda el guggul (Commiphora mukul), una oleorresina procedente del árbol de la mirra, para estimular la función de esta glándula. Su ingesta ayuda a aumentar la absorción del yodo y mejora la actividad de las enzimas tiroideas, además de sensibilizar los receptores hormonales para que reaccionen eficazmente frente a los estímulos.

Artículo relacionado

Cómo prevenir los problemas de tiroides

8 hábitos para proteger tu tiroides de forma natural

En caso de síndrome de ovarios poliquísticos:

Se pueden tomar diversos suplementos con diversos fines:

  • Para mejorar la eliminación hepática de los andrógenos se puede tomar NAC (n-acetilcisteína) (600 mg al día), molibdeno (400 mcg al día) y vitamina B2 o riboflavina (entre 100 y 400 mg al día).
  • La canela (1-3 gramos al día) y el picolinato de cromo (600 mcg al día), eliminar los lácteos y hacer ejercicio físico mejoran la hiperglicemia.
  • Tomar myoinositol (4 g/día) aumenta la sensibilidad folicular.

Además se puede tomar a diario una infusión antiandrogénica a base de regaliz seco y canela en rama. Esta infusión activa la liberación de la hormona hipotalámica GnRH, que a su vez favorece la síntesis de las hormonas estimulantes de la ovulación FSH y LH.

Infusión antiandrogénica de regaliz y canela:

  1. Se ponen a hervir en 250 ml de agua, durante cinco minutos, una cucharada de postre de regaliz seco junto con 5 cm de canela en rama.
  2. Se apaga el fuego y se añade un puñado de hojas de menta.
  3. Se deja reposar 10 minutos.
  4. Antes de tomarla, se le puede añadir canela en polvo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?