Plantas medicinales

5 plantas para tratar las dermatitis de forma natural

Algunas plantas tienen propiedades que ayudan a sanar los molestos y a veces dolorosos eccemas, a cuidar tu piel y mejorar su aspecto.

Jordi Cebrián

fenogreco. Fenogreco contra la dermatits seborreica

1 / 6

Fenogreco contra la dermatits seborreica

La alholva o fenogreco (Trigonella foenum-graecum) es un perfecto aliado contra la dermatitis seborreica por su poder demulcente y emoliente. Se hierve una cucharada sopera de las semillas, se deja que el agua se enfríe y se empapan con ella unas compresas o una mascarilla para aplicarla sobre la piel afectada.

avena. Avena, remedio básico

2 / 6

Avena, remedio básico

La avena es muy eficaz contra la dermatitis atópica. Con el agua de hervir avena o salvado de avena, empapa una compresa y aplícala unos minutos sobre el área afectada cada día durante un par de semanas.

levadura-de-cerveza. Levadura de cerveza, por vía interna

3 / 6

Levadura de cerveza, por vía interna

La levadura de cerveza en polvo ayuda en la dermatitis seborreica. Hay que consumirla a diario, mezclada con la bebida de la mañana.

raíz-de-bardana. Raíz de bardana contra la dermatitis de contacto

4 / 6

Raíz de bardana contra la dermatitis de contacto

La raíz de bardana (Arctium minus) es diurética, desintoxicante y antibacteriana y se usa contra eccemas o dermatitis por reacción. Se toma en decocción, hasta tres tazas diarias, y en extracto líquido o tintura, 50 gotas en agua o zumo de manzana.

fern. Helecho antiinflamatorio

5 / 6

Helecho antiinflamatorio

El rizoma de calaguala (Polypodium leucotomos), un helecho originario de Centroamérica, es inmunomodulador y antiinflamatorio. Se aplica sobre eccemas atópicos y distintas infecciones en la piel provocadas por virus.

aoe-vera. El aloe vera regenera la piel

6 / 6

El aloe vera regenera la piel

De la hoja de esta planta maravillosa se extrae un gel que se aplica directamente sobre la zona afectada. Realiza después un suave masaje para favorecer la penetración de los principios activos.

Cómo curar las dermatitis (eccemas) con medios naturales

La dermatitis o eccema, un término genérico que significa "inflamación de la piel", engloba diferentes patologías leves que, en general, se dividen en dos grandes tipos:

  • La dermatitis atópica se origina por un proceso reactivo o alérgico a cierta sustancia o partícula y que se manifiesta con enrojecimiento, hinchazón y ampollas. Es frecuente en la delicada piel del bebé.
  • La dermatitis seborreica es una inflamación en zonas grasas del cuerpo y hace que se formen escamas blancas o amarillentas y granos. Suele afectar a la piel de la cara, los labios, la nariz y las orejas o al cuero cabelludo.

Las personas con alergias o asma son propensas, pero otros factores agravan la dermatitis: el estrés, la ansiedad, tener bajas las defensas tras una enfermedad, la piel seca, nadar o bañarse con frecuencia, el uso de tintes o perfumes, los resfriados o el contacto con sustancias contaminantes o con el polen de las plantas y el polvo.

Tratamiento alternativo o complementario

Los médicos suelen recetar productos específicos y fármacos antihistamínicos e hidrocortisona. Pero puedes sustituirlos o complementarlos con productos naturales, como la bardana, el fenogreco, el aloe vera, la levadura de cerveza, la avena o una especie determinada de helecho.

Requieren, eso sí, perseverancia. Su efecto depurativo y astringente es una gran ayuda.

Dermatitis seborreica bajo control

El pepino es eficaz especialmente ante la dermatitis seborreica. Se tritura el pepino con la batidora y se extiende la pulpa sobre la cara, como una crema, para permanecer con ella unos 45 minutos.

Hay quien le añade vinagre de manzana y aceite de oliva. Luego te lavas la cara con infusión fría de llantén y hamamelis.

Cómo se hace una mascarilla de arcilla verde

Otra opción son las compresas o mascarillas de arcilla verde por su gran poder depurativo y su efecto regulador del sebo cutáneo.

Puedes encontrar productos preparados y listos para ser utilizados en los herbolarios, o bien puedes elaborar tú mismo la pasta de arcilla en casa.

Extiéndela como una mascarilla sobre la cara y el cuello, déjala unos minutos para que absorba el exceso de grasa, y retírala con agua tibia y una esponja vegetal o toalla.

Aplícatela dos veces al día hasta que la dermatitis mejore. Luego, como mantenimiento, puedes aplicártela una vez por semana, para mantener la seborrea controlada.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?